4ª etapa. Berguedá, provincia de Barcelona. 30 de marzo hasta el 2 de abril

Después de cargar pilas con Pili en Barcelona nos hemos ido a visitar a unos amigos que tienen una casa en Sant Jordi de Cercs, cerca de Berga, la región minera de Barcelona.

 

La casa es preciosa y nos han cuidado y nos han hecho sentir que somos unos grades privilegiados por conocer personas tan interesantes.


Nos hubiera gustado también visitar a muchos otros buenos amigos y amigas que tenemos en esta tierra, pero nos impediría seguir nuestro viaje

 

Aprovechamos desde aquí para daros las gracias a cada uno de vosotros, amigos y amigas, que nos queréis, que estáis con nosotros y que nos acompañáis con vuestra intención y vuestros pensamientos.


Salimos de Barcelona hacia las 15h y tuvimos mucha suerte porque encontramos una circulación fluida, no padecimos ni los atascos de la salida de la ciudad ni los de los esquiadores que se dirigen a las pistas de esquí de la Molina en Gerona, que están cerca de Berga que es donde nos dirigíamos.

 

Paramos en Berga y aparcamos en un parking que hay cerca del Hotel Ciudad de Berga. Dimos un paseo por la ciudad y estuvimos un rato en el Hotel trabajando con el ordenador conectados a la wifi. Si quieres ver fotos de Berga estén la página de facebook disfruta del viaje

 

Nos enteramos que Berga es la capital de la región de Berguedá, zona minera de Barcelona. Desde que cerraron las minas ha tenido una época de retroceso y de emigración ya que no hay trabajo. Ahora parece que empieza a recuperarse un poco.

 

Salimos hacia las 7 hacia Sant Jordi de Cercs que es donde nuestros amigos tienen una casa, para pasar el fin de semana con ellos. Tienen una casa preciosa, con muchísimos detalles y sobre todo el calor y amor que ponen. Nos han hecho sentirnos muy especiales y privilegiados.

A la mañana siguiente dimos un paseo por los campos y bosques que rodean a la casa y nos acercamos a visitar el museo de las minas.

 

Si te interesa conocer más sobre las minas, vete a la sección de CURIOSIDADES.



Imagen del Pedraforca

Después de ver el museo nos acercamos hasta Gósol, un pueblo al noroeste de la comarca de Berguedá en la Sierra del Cadí,  dentro del Parque natural del Cadí-Moixeró. En este pueblo estuvo alojado Picasso la primavera y verano de 1906.

 

Es uno de los pueblos más cercanos al Pedraforca, una de las montañas más emblematicas de Cataluña, ya que tiene una forma particular con dos picos de unos 2500 m, como si fuera una horquilla. En 1982 fue declarada por el parlamento Catalán reserva natural de interés nacional.


Imagen de la entrada al restaurante

Comimos en un restaurante que conocían nuestros amigos, el forn, y que está recomendado en varias guías turísticas.

 

Nos sorprendió con una carta atrevida, comidas muy elaboradas, una excelente presentación y un servicio esmerado.

 

La única pega que le podemos sacar es que en todos los platos utilizan bien carne, pescado o queso.

 

Tomamos un vino de Les Cousins L'inconscient 2015 de la D.O. del Priorat que estaba excelente, de un color granate cubierto, con intensos aromas a higos frescos, chocolate y regaliz rojo  apareciendo aromas de fresas y endrinas. Es de variedad cariñena, garnacha, cabernet souvignon, merlot y syrah, aunque para los no entendidos muy suave y entraba muy bien con la comida que pedimos. Y los postres también exquisitos. No os defraudará.


Después de dar un pequeño paseo por el pueblo volvimos a casa y nos dedicamos a descansar, a compartir y a disfrutar de la compañía de estos amigos.

 


El domingo a la mañana, después de desayunar cuando nos estábamos despidiendo apareció un globo surcando los aires por encima de la casa. Fue una nota muy bonita, ya que nuestros amigos habían pensado hacer una fiesta en la que incorporaban un globo. Después de esta buena señal, nos hemos puesto en marcha hacia la costa azul.


Escribir comentario

Comentarios: 0