Ya llevamos 15 días de viaje. 11 de abril de 2017

"En el viaje de tu vida no sirve contratar a una agencia.

 

La improvisación y la espontaneidad son los verdaderos motores del renacimiento y cambio"

Andrés Pascual. El viaje de tu vida.

 

 


Ya llevamos 15 días de viaje, y como reflexión nos sirve la frase que hemos escrito arriba. Teníamos una idea pero la vida nos va llevando por diferentes caminos.Y son muy distintos a lo que habíamos planteado.

 

Y hemos experimentado que hay dos opciones, o agarrarte a lo que quieres y empeñarte y sufrir o adaptarte y dejarte llevar y disfrutar.

 

En estos días hemos aprendido que la primera opción, que es la que tomamos normalmente, nos lleva al bloqueo, a sufrir y además parece que provoca que las cosas sigan empeorando. Cuando nos hemos rendido, y hemos decidido dejarnos llevar y ante todo disfrutar, entonces todo ha cambiado y ha empezado a ir bien.


Salimos de viaje, en la autocaravana, con idea de recorrer Europa en 6 meses. La primera idea, después de estar con unos amigos en Barcelona, era visitar la Toscana y para ello pasamos por la Costa Azul.

 

Aquí empezaron los primeros problemas, zona muy turística, carreteras pequeñas, montañosas, pocos sitios adaptados para la autocaravana, un vehículo tan grande. Nosotros parecía que ocupábamos el triple de lo que somos porque nos estorbábamos en todos los sitios. ¿Te imaginas? Metíamos el codo en la nariz del otro, nos chocabamos de culo, de cara...

 

Y en ninguna agencia de viajes ni en ningún blog te cuentan que las cosas no salgan como te las esperas. ¿Y por qué a nosotros?

 

Cartitas de las relaciones humanas del Centro médico Zuhaizpe

Conseguimos cogerle el ritmo, a movernos, a lo que queríamos y cómo queríamos estar y así conseguimos, mas o menos, disfrutar, la primera semana.

 

Nos ayudó parar, darnos cuenta de lo que pasaba, hablar, compartir y soltar toda la tensión que habíamos acumulado.



Pero empezó la segunda y entramos en La Toscana, y la vida nos volvió a poner a prueba. Se estropeó el frigorífico. Llevábamos 3kg de pimientos congelados, así que empezamos a comer pimientos de todas las formas habidas y por haber, solos, con huevo, con jamón, con pimientos... nos salían hasta por las orejas. Y tuvimos suerte porque no llevábamos carne o pescado o alguna otra cosa más perecedera.

 

Pero eso no era lo peor. No funcionaba el frigorífico.

 

Y claro, nervios, tensión, qué hacer, ¿volver a casa? ¿seguir sin frigorífico? Fuimos a un concesionario de la autocaravana que por suerte estaba cerca de Pistoia que era la ciudad que íbamos a visitar. El cuadro electrónico está roto, nos dijeron, hay que cambiarlo, y nos mandaron a otro concesionario cercano. Ahí la misma respuesta. Nos querían mandar a Florencia, pero allí tampoco tenían y lo fabrican en Alemania, y las perspectivas de que llegaran eran muy remotas ya que Italia estaba paralizada por la Semana Santa y unas cuantas fiestas más. Y nuestros nervios y tensión en aumento. Hablamos con el concesionario en Andoain, con Itxasmendi. Nos escucharon, no les cuadraba nada. En la revisión todo estaba bien. Nos dijeron que lo iban a consultar. Nos ayudaron a tranquilizarnos, y desde aquí queremos agradecerselo, y en especial a Binguen, ya que ésto fue vital.

 

Podíamos comprar una nevera portatil, ir a Alemania o seguir sin frigorífico. ¿Qué hacer?

 

Cartitas de las relaciones humanas del Centro médico Zuhaizpe

Al final decidimos que pasábamos de todo. Que un frigorífico no iba a estropear nuestro viaje y que nos íbamos a las Termas de Saturnia, donde podíamos relajarnos y disfrutar.

 

Que el viaje es nuestro, y nuestra oportunidad y que vale más que un frigorífico.

 

Así que así lo hicimos.

 


Y curiósamente, FUNCIONO. Y parece magia, porque el frigorífico también comenzó a ir bién. Hicimos lo que se nos ocurrió. Dejarlo vacío, conectarlo a la electricidad, quitar el automático y pasarlo manual. No sabemos qué fue, el caso es que ahora funciona correctamente.

 

¿Qué pasó? Nuestra teoría es que el universo nos devuelve lo que enviamos. Que es lo que dice la teoría cuántica (la compartimos, evidentemente). Cuando tenemos tensión, nos devuelve mas oportunidades para tensionarnos, cuando tenemos miedo, mas para seguir teniéndolo. Cuando nos relajamos, también nos devuelve oportunidades para disfrutar.

 

¿cómo hacer el cambio? Esta es la gran pregunta. ¿Cómo salirnos de la rueda destructiva en la que nos metemos?

 

Para nosotros en este momento ha sido CONFIAR, y conectarnos con el DISFRUTE y la MADUREZ.

Sabemos que no es fácil, pero nuestra experiencia es que funciona.

 

Y a ti, ¿que te funciona?


Escribir comentario

Comentarios: 0