21° etapa. Parque Nacional Krka, Trogit, Split 18/4/17

Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en la sección de fotos, organizadas por álbunes.

Hoy hemos estado en el parque nacional de Krka.

Hemos dormido en el parking que da acceso al parque, así que nos hemos levantado y hemos entrado directamente. Un privilegio.

 

Después de pasear por el parque hemos estado descansando un rato, hemos comido y hemos intentado ir a la isla de Visovac, pero después de conducir un buen rato y de liarnos un poco por la carretera, hemos llegado tarde al barco. Así que hemos vuelto a la costa y hemos visitado Trogit.

 

Para dormir hemos aparcado en un parking en una zona comercial de Split, muy tranquilo.



Vista de las cascadas

El parque nacional de Krka está situado a 11kms de Sibenik, en el cauce del río Krka y se ha formado debido al terreno cárstico, es decir de calizas que se van disolviendo por el agua.

 

Es un espacio de una gran belleza. Es un recorrido a pie de unos 2kms, entremedio de diferentes cascadas, gracias a un sistema de pasarelas que han construido para facilitar la visita.

 

 

 


Paseo por el parque

Hemos disfrutado mucho del paseo. Hemos estado casi solos, con pocos turistas, ya que era temprano.

 

El espacio es muy rico en fauna por lo que hemos podido observar peces, que creemos que eran salmones, hemos escuchado el canto de los pájaros junto con las ranas y el sonido del agua, hemos observado diferentes tipos de árboles y plantas. Y nos ha sorprendido cómo a las higueras les encanta el agua, cómo se retorcían algunas de ellas, para poder bañarse y sumergirse en ella.  


También nos hemos encontrado con un chopo viejo, con un tronco mas gordo que el abrazo de 3 personas.

 

Las cascadas van cambiando conforme se va avanzado en el recorrido hasta llegar al final donde la vista es espectacular. Nos hemos emocionado con tanta belleza.

Imagen del molino del parque

Y también hemos comprobado cómo el hombre es capaz aprovechar toda esta fuerza de la naturaleza.

 

Construyeron una central hidroeléctrica, la segunda en el mundo de éste estilo, que fue capaz de dar electricidad para todo el alumbrado de Sibenik en 1885. .

El agua la aprovechaban también para mover el molino que molía el cereal. Y hemos visto una piedra funcionando. Es la primera vez que yo las veo funcionar.

 

 


A Josemi le ha recordado el tiempo en el caserío, ha sentido nostalgia y le han venido a la cabeza muchas historias que su padre y abuelo le contaban de cuando tenían el molino en el caserío Larrañaga. El sí conoció funcionando el molino en el caserio Toalle. Y ha dejado de estar en Croacia y se ha trasladado a Urrestilla, su pueblo natal, en las montañas del País Vasco, durante un largo rato.


Paseo al lado del mar y atalaya de la fortaleza al fondo en Trogit.

Trogit, es otra ciudad de la costa dálmata, en una isla cercana a la tierra, de la que se une por dos puentes, uno peatonal y el otro para los coches. Fue declarada por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad.

 

Está rodeada también por una fortaleza, porque como estamos viendo en toda esta zona, se han tenido que defender contra muchos ataques. Es una zona estratégica y por tanto muy codiciada desde siempre.


Es una ciudad muy bonita, pequeña, para recorrerla andando. Sus calles son muy estrechas, solo caben dos personas andando juntas, y en algunos sitios ni eso. En cada esquina hay un detalle, un escudo, unas estrellas en el dintel de una puerta, una terraza con sus mesas esperando a los turistas.

Imagen de la fachada de la catedral, con la imagen de san juan delante y el campanario veneciano con el reloj.

Las calles son tan estrechas que paseando por ella pierdes la noción del espacio y te pierdes fácilmente, aunque es un gusto dejarse perder.

 

De repente aparece la plaza principal, con la catedral de San Lorenzo, su hermosa portada gótica, y la torre del reloj de 47m de alto, otra iglesia que tiene el altar en el pórtico, un campanario veneciano con un reloj enorme, una imagen de San Juan, la fachada de un palacio enfrente.

 

Y todo en una pequeña plaza del interior de la ciudad.


La visitamos lloviendo, así que aunque había algunos turistas la recorrimos casi solos, y nos sentimos objetos codiciadísimos por los múltiples bares y restaurantes de la ciudad.

 

La ciudad es blanca, construida en piedra blanca, pero en muchos sitios se nota que está reconstruida. Posiblemente, gracias a arreglarla, pueden hacer marketing para el turismo, y así se crea la espiral, aparece turismo y a su vez permite que se pueda seguir reconstruyendo y creando riqueza. Pero, a nuestro entender las ciudades se convierten en "objetos" para el turismo y pierden la vida original.


Foto desde la carretera de las islas frente a la costa dálmata en Croacia

Después de visitar Trogit nos hemos acercado a Split por la costa.

 

Es muy bonita, diferente a la española, en vez de ver en el horizonte en el mar se ven islas, muchas islas, y no hay playas, el mar acaba contra la tierra de piedras, de vegetación.



Hemos sido muy afortunados con el tiempo. Fue excelente por la mañana para que pudiéramos visitar el parque natural, ha llovido por la tarde pero tranquilamente, asi que hemos paseado por Trogit con el paraguas. Y a la noche esta haciendo un vendaval con aire y lluvia. Hemos colocado la autocaravana detras de unos cipreses en un parquing en una zona comercial cerca de Split, y aun y todo nos está dando unos remeneos impresionantes.

 

El parking es gratuito y es muy tranquilo, así que vamos a pernoctar aquí.

 

Estamos muy tranquilos en Croacia, al igual que en todos los sitios donde ya hemos estado. La gente es sencilla, amable, risueña, nos mira a los ojos y nos hace sentir tranquilos y confiados.

 

Coordenadas: 

Parking en Trogit: N43º31'04.5"/E016º14'35.5"

Parking para pernoctar en Split: N43º32'26.2"/E016º27'04.3"

Hemos conducido 123 kms en total.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0