25° etapa. Mostar, Sarajevo. 22/4/17

Hoy hemos estado por la mañana en Mostar.

 

Nos hemos ido con las bicis a un mercado que se celebra sábados y domingos en un pueblo a 7kms de Mostar, Vrapcici.

 

Después del mercado hemos paseado un poco más por Mostar, hemos visitado a una persona que nos dió referencia Josep, el chico catalán con el que vamos encontrándonos en toda esta zona.

 

Hacia las 13h salimos hacia Sarajevo con intención de comer por el camino, que va paralelo al río y es super bonito, pero llegamos de una tirada. Disfrutamos de la vista de la nieve al lado de la carretera.


 

Si quieres ver más fotos, están colgadas en facebook, en la página disfruta del viaje, en la sección fotos, organizadas por álbunes de cada sitio.


El mercado está en un descampado enorme, al lado de ninguna parte. Para ir, fuimos por la carretera, en medio de la circulación, un poco complicado, ya que no había carril bici. Y parando cada tres por cuatro para preguntar si íbamos bien.

 

De risa, porque no hay mucha gente que sepa inglés, así que tenía el nombre apuntado en una libreta e iba enseñándola para que me indicaran, en bosnio. Pero sí hay mucha gente con muy buena intención, así que logramos entender y ¡¡¡llegamos!!!.

Puesto del mercado cercano a Mostar

Carteles de uno de los puestos del mercado


El mercado puede ser muy parecido a mercados que hemos visto en el sur de España. Enorme.

 

Puestos de todo tipo, desde productos de la huerta que lo llevan los propios agricultores, mucha planta de diferentes productos agrícolas, herramientas, a productos más elaborados como productos lácteos y embutidos, también mucha ropa, de todo tipo.

 

Y claro, los mensajes en Bosnio, por lo que no entendíamos nada, pero imaginábamos todo.

 

La gente muy amable, con muy buena intención cuando preguntábamos algo, o dándonos a probar. Pero tuvimos una mala experiencia. Un hombre se enfadó mucho porque le hice una foto sin pedir permiso, y casi me quita la cámara. No había forma de que me entendiera que ya había borrado la foto. Al final no pasó nada más. Así que he aprendido. Más respeto.

Imagen de una carnicería con embutidos curados y la mayoría ahumados. Por supuesto, sin cerdo, que es país musulman.

Hay queso que está fermentado en pellizas de oveja. Son de diferentes tipos, unos más fuertes que otros. No les dan la forma de queso, sino que quedan como un requesón fermentado.



Hay muchos puestos callejeros, como pequeñas taskas, que preparan una especie de salchicas con pan de pita. Las salchichas se pueden comer con cebolla cruda, que huele muy fuerte, pero sorprende porque es dulce.

Por supuesto, las probamos. Muy ricas. Y todo por 5 KM o sea, 2,5€.

Y lo curioso es que lo Gratis, es Gratis en todas partes, también en Bosnio.



Después del mercado volvimos a Mostar y fuimos a visitar a Ibro Karic, un amigo de Josep, nuestro nuevo amigo catalán. Fue muy curioso, porque paramos para preguntar por su dirección justo enfrente de su casa. ¿Casualidad?

 

Fue muy rico hablar con él en una mezcla de idiomas, y con ganas de comunicarnos.Nuestras impresiones las compartimos en el artículo de curiosidades.

 

Nos invitó a un café bosnio, que no es turco, y me enseñó a preparlo. Se añade una cucharilla de café en una pequeña jarra metálica. Se cuece agua y cuando está hirviendo se llena hasta la mitad el recipiente con el café. Se pone éste al fuego, hasta que sube toda la mezcla y se deja reposar un minuto en el que se le añade el resto de agua hervida, la cantidad para 3 tacitas de café y un poco más para repetir.


Salimos para Sarajevo. Nos habán hablado que la carretera es muy bonita, y es cierto. Va por un valle estrecho, al lado de un río, el Neretva, que es el río que pasa por Mostar, la carretera y las vías del tren. En algunas zonas el paisaje está totalmente encajonado entre las montañas. Se ve todo el rato la nieve al fondo, hasta que llega un momento en que la tuvimos al lado, en la carretera.

 

La carretera es bastante mala, y en algunos tramos, sobretodo en un tunel, el firme está en muy mal estado. Hay que tener cuidado porque las curvas tienen muy poco penalte, y si entras un poco fuerte te da sustos. Al llegar a sarajevo hay autopista, pero no entramos en ella. Pasamos en pocos kilómetros de 200 m sobre el nivel de mar a más de 700.

 

Conforme nos vamos acercando a Sarajevo el tiempo cambia. En Mostar hay clima mediterráneo, y en Sarajevo, el clima ya es continental, por tanto hace más frío y nieva mucho más. También más calor en verano.

 

Nos sorprendió mucho ver metas, con heno, como en el País Vasco, en algunas de las casas del camino. Las puedes ver en una de las fotos.

Imagen del río encajonado en las montañas, al lado de la carretera de Mostar a Sarajevo

Imagen de una mezquita, con el fondo de las montañas nevadas. Los minaretes son las imágenes típicas en Bosnia, a diferencia de otros países que son las torres de las iglesias.


La nieve ya en la carretera a Sarajevo

Imagen de metas en un pueblo camino a Sarajevo


Sarajevo es la capital de Bosnia y Herzegovina, está muy extendida en varias colinas que la rodean. Nos ha recibido con nieve en todos los tejados y queda todavía en los jardines. Ha cambiado el tiempo y han subido las temperaturaas, pero ha hecho 7ºC bajo cero. En Mostar también hemos pasado mucho frío salvo hoy que también subieron las temperaturas y hacía calor a mediodía.

 

Decidimos encontrar un camping para aparcar y pernoctar y nos volvimos locos.

 

No queríamos conectar internet porque Bosnia no entra en la cobertura de roaming gratis que tenemos con Vodafone e intentamos con un camping que marcaba en el GPS, y al final, lo encontramos después de dar varias vueltas, pero no por el GPS, ni con las referencias que encontramos en park4nights en internet, ni por las indicaciones de la carretera, sino preguntando a varias personas. Pongo las corrdenadas al final.

 

Dejamos la autocaravana y fuimos caminando hasta el tranvia, que nos llevaba al centro, el número 3. Bajamos sin saber muy bien dónde y preguntamos por la dirección de un restaurante que nos había recomendado Mejo Kodro, el Park Princeva. Y nos recomendaron coger un taxi y fue la mejor opción. Pagamos 5€ a la ida, y a la vuelta, que nos trajo hasta el camping 11€.

 

 

Entrada al restaurante park Princeva

Música en directo durante la cena



 

Fuimos al restaurante que está en la parte alta de la ciudad, y tiene unas vistas espectaculares de toda la ciudad. La vimos de noche, así que eran todas las luces de la ciudad.

 

Cenamos muy bien, ensalada y pescado, que estaban buenísimos, vino de la zona de Mostar, y dos postres típicos, no me acuerdo de los nombres, uno manzana cocida y rellenada con una especie de mezcla con frutos secos, y el otro un típico pastel árabe, parecido a los pasteles marroquís que hemos tomado en alguna feria.

 

El servicio muy amable, nos explicó en inglés. y mientras cenábamos música típica en directo. Fue muy romántico. La cena, al cambio, nos salió muy bien, 55€.

 


Coordenadas:

Sarajevo N43º49'41"/E18º17'48". Camping Ouza. Es un camping que está integrado en un complejo turístico con hotel, apartamentos y habitaciones. Tiene servicio de spa y termas. Nos cobran 44 marcos convertibles de bosnia, lo que son 22,5€. Tenemos todos los servicios y acceso a internet, pero lo tenemos que hacer desde el restaurante porque no llega a la autocaravana.

 

En total hemos conducido 138kms.

 


Escribir comentario

Comentarios: 0