29° etapa. Prokuplje, Nis (Serbia), Sofia (Bulgaria). 26/4/17

Nos hemos levantado en Prokuplje y hemos visitado el pueblo. Hemos conocido Nis, y de ahí hemos dejado Serbia, y nos hemos trasladado a Sofía, la capital de Bulgaria.


 

Si quieres ver más fotos, están colgadas en facebook, en la página disfruta del viaje, en la sección fotos, organizadas por álbunes de cada sitio.


Hoy, ha sido un día muy curioso, nos han invitado a tomar algo y era aguardiente, después a un café turco, nos ha vuelto a parar la policia, las tarjetas nos han dejado tirados y a la noche cuando hemos buscado un camping era una tienda de accesorios para ellos.

Imagen de la calle peatonal en Prokuplje

Nos hemos despertado a las 7 de la mañana en Prokujle, y entraba un sol como de las 10 en casa.

 

Queríamos comprar algo en el mercado y desayunar fuera. Así que nos hemos preparado y hemos salido con las bicis.

 


Es un pueblo bastante grande, aunque parece que principalmente es la calle de la carretera y algunas calles paralelas.

 

Tiene muchísimo comercio en ambos lados, y muchas tiendas como de segunda mano. Al final de la calle, se llega a una zona peatonal y al final hay una iglesia ortodoxa bastante bonita.

 

Al salir de la iglesia nos hemos encontrado con los tres curas y hemos conversado un poco con ellos en lenguaje de signos y buena intención porque no sabían inglés y nos han invitado a tomar algo.

 

Ha salido uno de ellos con un huevo de pascua rojo para cada uno (era un huevo duro) y una botella de plástico con un líquido transparente. Ha servido en tres vasitos, y cuando él se ha echado poco y se ha santiguado antes de beberlo me he imaginado que no era agua.

¿Os imaginais? Desayuno de hoy: huevo duro y aguardiente, en concreto rakia. Mas vale que cuando no miraba se lo ha tomado la tierra.

Perros disfrutando de la vida

Hemos vuelto por la calle peatonal y unos perros nos han enseñado cómo se vive la vida.

 

Así que nos hemos camuflado con los lugareños y hemos disfrutado del sol sentados en una de las múltiples terrazas.

 

 


Queríamos comer algo, además del café, pero no era posible, no daban, solo eran bebidas, café con cafeína y carajillos de todas las maneras, y refrescos. Ha sido un esfuerzo entendernos con la camarera, y al final hemos bailado de alegría.

Puesto de verduras en Prokuplje

El mercado era pequeño, practicamente sólo eran puestos de frutas, verduras y hortalizas, alguno de huevos y algún otro de ropa y utensilios.

 

Y tampoco había mucha variedad, se notaba que eran productos locales: manzanas y fresas de frutas, y de hortalizas: berzas, pepinos, pimientos blancos, calabacín, patatas, rabanitos, lechugas, zanahorias y poco más.


Después en ido a Nis que es la tercera ciudad más grande de Serbia.

 

Nuestra intención en Serbia era atravesarla más que hacer turismo, y por eso del Monasterio de Studenica elegimos esta ciudad en nuestro recorrido hacia Sofia en Bulgaria. Pero debemos reconocer que nos ha sorprendido y nos ha gustado mucho. Nos quedamos con las ganas de venir más tranquilamente y recorrerla más despacio.


En Nis hemos aparcado en la entrada de la ciudad, al lado del tren, en una zona industrial, hemos cogido las bicis y nos hemos acercado al centro y a la oficina de información y turismo.

Allí hemos estado hablando con Aleksandra Zdravkovic, la persona responsable de la oficina. Una chica encantadora, guapísima y altísima.

 

Habla español, así que además de las indicaciones turísticas y el mapa para visitar la ciudad, hemos estado hablando de la vida en Serbia, y sobre todo en Nis.



Serbia está dividida en dos zonas, el norte con Belgrado, mucho más rico, y el sur muy pobre. Nis está en el medio.

 

"La gente es fuerte, el café fuerte, todo el mundo bebe rakia" nos ha dicho, y también hemos comentado que es muy amable y alegre.

 

La vida es fácil para un joven, hay una zona de marcha, donde beben cervezas, cantan, por la noche juerga, también botellón. La universidad es gratuita para los buenos estudiantes.

 

Pero cuando hay que empezar a ganarse la vida, ahí ya la cosa se complica. No hay trabajo y se quedan en casa de los padres. Un sueldo medio pueden ser 400€, que ya nos lo habían dicho, un alquiler de un apartamento de 2 habitaciones 190€, comprarlo 10.000€.

Así hemos pasado un rato muy agradable. Ha sido todo un regalo estar hablando con ella. Desde aquí le mandamos muchos saludos, y nuestro agradecimiento.


Hemos recorrido Nis.

 

Hemos paseado por el fuerte, que es como la ciudadela de Pamplona pero más grande en el interior, con grandes jardines para pasear. Es el camino a varios institutos, así que había muchísima gente joven.

 

Entrada al fortress de Nis, encima del puente que da entrada al mismo.

Jardines en el interior del Fortress. Aquí también había una mezquita y varias exposiciones arqueológicas


Campo de concentración nazi en Nis. Pabellón de los presos

Nosotros hemos visitado el campo de concentración nazi.

 

No es el único que hubo en Serbia pero sí el único que es museo.

 

Era campo de paso, ya que la gente estaba como mucho 2 semanas y o los mataban o los deportaban.


Las condiciones aquí eran terribles, estaban cientos de personas en una habitación, durmiendo en el suelo y sin nada más. Todo es gris y cuando se entra hace un frío tremendo.

 

Se calcula que pasaron unos 30.000 y ejecutaron 10.000, los últimos un mes antes de terminar la guerra.

 

Fue muy importante porque el 12 de febrero de 1942 hubo una fuga, la primera en todos los campos de concentración nazis y tuvo éxito, se escaparon 105 y hubo sólo 42 muertos, lo que fue un gran logro.

 

Ahora, cada 12 de febrero, hacen un homenaje y todavía acuden algunas de esas personas que siguen con vida.

 

Nosotros también nos sumamos a ese homenaje. Para que nunca más, nadie, tenga que escaparse de ningún campo de concentración, porque ya no existan.

Música en directo durante la cena

Imagen ecuestre en una plaza de Nis

Imagen de otra estatua ecuestre en Nis


Hemos recorrido Nis con las bicis. Hay dos plazas grandes con 2 estatuas ecuestres de personajes relacionadas con la ciudad.

 

Hemos visto dos iglesias ortodoxas, una de ellas la catedral. 

Iglesia ortodoxa en Nis

Interior de la iglesia, nos llamó la atención sobre todo la lámpara


Imagen de una pared de Cele Kula

Y hemos visitado un monumento muy curioso. Se llama Cele Kula.

 

Es un edificio en el que en el interior hay una torre con un montón de carabelas.

 

 


 

Cuando el imperio turco atacó Nis hubo un regimiento encargado de defenderlo que cuando vió que estaba en una situación sin esperanza reventaron su propio arsenal, muriendo todos pero también muchos de los turcos.

 

El general turco, hizo el monumento como símbolo de la victoria turca. Ahora es un monumento símbolo del valor y la bravura serbia.

 

Impresionante. Siempre hay una forma de ver las cosas.

 

Una de las calles principales de Nis llena de terrazas y gente en ellas. Es peatonal

En uno de los jardines, las personas mayores juegan al ajedrez, dominó y cartas


Nos ha parecido una ciudad muy viva, llena de gente paseando, en las terrazas, jugando en los parques. Como en muchas otras ciudades Serbias, gente muy amable que se desvive porque le entendamos, aunque no sepa inglés.  Una ciudad muy europea, en la que nos sentimos tranquilos y a gusto.


Después de Nis queríamos quedarnos en un balneario cercano, en Niska Banja.

 

No hemos podido encontrarlo. Las coordenadas que nos dieron era un espacio en la carretera. En fín, aventuras

 

Hemos seguido hasta Sofia, en Bulgaria.


Hemos pasado la frontera sin problemas, han mirado los pasaportes, comprobado la carta verde y nos han dejado pasar.

 

Bulgaria pertenece a la Unión Europea, pero sigue teniendo moneda propia, el lev. Y al cambio es 1€ = 1.85 lev.

 

Funciona otra vez el roaming de vodafone. Esta es una de las causas de haber dejado Serbia, por mucho que nos cueste reconocer somos adictos a la tecnología.

 


Es necesaria una viñeta para circular por las carreteras. Pero pensamos que era únicamente para circular por autopistas, como en Eslobenia, y no la hemos comprado. Nos ha parado la policía y ahí nos hemos enterado.

 

Les hemos dado pena y nos han permitido seguir hasta la siguiente gasolinera. Así que hemos parado, hemos echado gasoil y la hemos comprado, eran 15 lev por 7 días. Al ir a pagar, no teníamos moneda de Bulgaria, y las tarjetas nos han dejado tirados, dos visas y una mastercard, más vale que el gasolinero con buena voluntad nos hizo el cambio a euros y pagamos con moneda.

Hemos buscado un camping en Sofia por internet. Han aparecido dos, en uno no podíamos encontrar la dirección y el teléfono estaba confundido y el segundo nos ha llevado hasta una tienda de productos y accesorios para camping. Mas aventuras. No sabíamos si llorar o reir.

 

Gracias a todo esto hemos pasado por el centro de Sofia de noche, es una ciudad muy bonita, con edificios majestuosos iluminados, bulliciosa, con mucha gente y tráfico. Toda una suerte verla de noche.

Al final se nos ha ocurrido nuestro recurso: el campo de futbol. Y ha funcionado. Estamos aparcados en el parking del estadio. Estamos tranquilos, se oye algo la circulación pero nos dejará dormir.


Coordenadas:

 

Nis: N43º19'10.8"/E021º52'52.1". Cerca de las vías del tren, en una zona industrial. AL principio nos ha parecido un poco raro, pero ha estado muy bien. Y fácil de llegar al centro, a 2kms.

Sofia: N42º41'16.1"/E023º20'12.4". En el parking al lado del campo de futbol.

Hemos conducido 214kms. Hemos echado gasoil, 80€. Y hemos comprado una viñeta para conducir por las carreteras Búlgaras, 10€ para 7 días

 


Escribir comentario

Comentarios: 0