36° etapa. Monasterio Brancoveanu 3/05/17

Imagen del Monasterio Brancoveanu

Hoy hemos decidido tomarnos día de descanso.

 

Quedarnos en el monasterio, disfrutarlo, andar en bici, hacer tareas de limpieza y orden en la casita, descansar.


 

Si quieres ver más fotos, están colgadas en facebook, en la página disfruta del viaje, en la sección fotos, organizadas por álbunes de cada sitio: Monasterio Brancoveanu


Edificio en el Interior del Monasterio. Escalinata a la iglesia.

Una de las capillas del interior del Monasterio


Se entra al monasterio por una puerta labrada de madera, y a través de ella se accede a unos jardines muy cuidados con muchas flores y diversos detalles, como una fuente de madera, una mesa hecha con una laja enorme de piedra.

 

Hay otra puerta, que entra en el monasterio propiamente dicho, donde están la iglesia principal, dedicada a la Virgen, y las habitaciones de los monjes, y en el centro del patio otros templos pequeños.


Como se puede ver en la imagenes superiores, utilizan muchísima madera, muy bien tallada y con detalles muy bonitos.

 

Nos ha recordado a maderas del País Vasco. Aunqué, por qué será que la mente siempre hace comparaciones con cosas ya conocidas.

Detalle de uno de los frescos en el Monasterio

Este Monasterio es muy importante tanto en la historia de Rumanía como en el arte.

 

Fue construido en honor al príncipe Brancovan de Valaquia que a principios de 1700 luchó contra la ocupación de Rumanía por el imperio otomano. Fue torturado y decapitado junto con sus cuatro hijos en Estambul. Fueron nombrados santos y mártires en 1992, por considerar que su muerte fue por no renunciar a la fe cristiana.


Fue un gran patrón de la cultura, ya que durante su reinado muchos textos rumanos, griegos, elavos, árabes, turcos y georgianos fueron impresos en Bucarest.

 

En esta época nació un estilo arquitectónico y pictórico conocido como Brancovaniano, como síntesis de las arquitecturas renacentistas y bizántinas. Muy importante en Rumanía.


Algunos de los frescos del Monasterio

Al lado del Monasterio hay una iglesia pequeña construida por completo en madera, con vigas que se van cruzando entre ellas. El techo y tejado también son de madera.

 

Muy curiosa y muy bonita.

Iglesia de madera

Detalle de cruz de madera en el interior de la iglesia de madera



Foto con Maria y Alexandra

Y lo más interesante del Monasterio fue conocer a Maria.

 

Es una señora rumana, ya jubilada, encantadora, con muchísima marcha y que habla español. Una mujer muy culta y muy interesante. Ha viajado por medio mundo. Estuvo en España y conoce San Sebastian, Bilbao, Vitoria.



En la foto aparece con su amiga de instituto, Alexandra, con la que estaba de viaje por los monasterios.

 

Además de estar hablando con ella de Rumanía y muchos otros temas, nos invitó a pasar un día con ella, en otro Monasterio próximo a su ciudad. Le estamos muy agradecidos porque para nosotros ha sido una experiencia única.


Salimos a dar un paseo tranquilo por la zona, con las bicis.

 

Pero vimos el cartel a la cueva del Padre Arsenio Boca y nos fuimos para allí.


El Padre Arsenio Boca es considerado como padre espiritual y teólogo de la iglesia ortodoxa rumana. En 1940 estuvo en este Monasterio, y bajo su dirección empieza a retomar importancia entre la feligresía. Durante la época comunista fue detenido y encarcelado durante varias ocasiones, prohibiéndole ejercer como sacerdote.

Imagen del camino con los montes nevados al fondo.

Sin embargo, no conseguimos llegar hasta la cueva.

 

El camino se convirtió en 12 kms de subida muy potentes. También muy bonitos, al lado de un río.

 

Llegamos a un punto dónde había que dejar las bicis y continuar caminando casi una hora más. Así que decidimos dejarlo.



Tabla de "embutidos rumanos"

Hemos comido en el bar.

 

Hemos pedido una tabla de embutidos rumanos, probado las sopas, la de Josemi de callos (ciorba de burta), especial, y la mía de alubias sin carne (ciorba de Fasole), buenísima, hemos comido solomillo al gril con patatas y queso frito con patatas.

 


De postre, donuts, que es una especie de buñuelo con nata y arándanos. Todo acompañado por un vino cosechero de Rumanía, (nos hemos llevado dos litros por 36levs) que estaba excelente.

 

Hemos probado licor típico de aquí hecho de ciruelas que se parece mucho al patxarán.

 

Por todo hemos pagado 163levs, que son unos 40€.


A la tarde nos hemos dedicado a descansar y hacer trabajos en la autocaravana, rellenar de agua, limpiarla por dentro, y sobre todo por fuera que ya necesitaba, cambiar las aguas, etc.

Día tranquilo, de descanso, con mucho deporte. Nos ha venido muy bien.

Coordenadas:

Monasterio Brancoveano N45º41'30.9"/E024º47'46.1"
No hemos conducido hoy

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0