42º, 43º etapa. Costa del mar negro: Constanza, Mamaia, Vadu, Istra, Jurilocva, Tulcea. 8 y 9/05/17

Estos días nos hemos estado moviendo por la costa del Mar Negro.

 

Dormimos en Mamaia, al lado de Constanza y hemos estado en Vadu, un lugar salvaje reserva de la biosfera, hemos entrado en Istria, y para dormir hemos ido a Jurilovca.

 

Después hemos subido hasta Tulcea, que es la puerta al Delta del Danubio. Hemos reservado una excursión en barco para ver el Delta del Danubio, y nos acercaremos a Sulina, que es la ciudad más al este de Europa, y de nuestro viaje.


 

Si quieres ver más fotos, están colgadas en facebook, en la página de facebook disfruta del viaje, en la sección fotos, organizadas por álbunes de cada sitio, Mar Negro.


Mar Negro en la playa de Mamaia, donde hemos dormido esta noche

Esta mañana nos hemos levantado y nos hemos atrevido a darnos un baño en el mar. Nuestro primer baño en el MAR NEGRO.

 

Nos han dicho que el agua está a 15ºC, y la temperatura ambiente era de 17ºC. La pereza era grande, pero las ganas han podido y hemos probado el agua. Es menos salina que el cantábrico, y por supuesto, que el Mediterráneo.

 

Nos hemos preguntado por qué se llama mar negro, pero no lo sabemos muy bien. parece ser que los griegos le llamaban mar inhóspito por la dureza de sus costas y sobre todo porque estaba habitado por tribus salvajes.

 

Es un mar interior, que está unido al Mediterráneo a través del estrecho del Bósforo con el mar Mármara, el de Dardanelos con el mar Egeo y a través del estrecho de Kerch al mar de Azov,  con quienes intercambia sus aguas, aunque cuando el nivel es bajo, se queda como un lago.


Después del baño y de desayunar nos hemos ido hacia el Norte, y lo primero que nos ha llamado la atención es una gran refinería que hay en la costa.

 

Además había muchísimos coches en las afueras, lo que indica que da trabajo a mucha gente.

 

Una imagen curiosa ha sido ver la torre de la refinería encendida, y el molino de viento al lado. Muestra de los contrastes que estamos viendo en Rumanía.

 

 

Torre de refinería y molino de viento. Los contrastes de Rumanía

Refinería de petroleo en la playa de la costa



Nos hemos dirigido a Vadú. Es una zona salvaje, reserva de la biosfera, en el Delta del Danubio. Sin embargo, nos hemos quedado un poco tristes porque lo primero que se ve es una fábrica abandonada y en ruinas.

 

Hemos estado dando un paseo con las bicis y ha sido impresionante, todo un lujo para observar aves.

 

La pena es que nosotros no entendemos mucho y no conocemos los nombres de todas las aves que hemos visto. También hemos sido una buena presa para los mosquitos, que se han puesto las botas con nosostros.

 

Y ha sido curioso también porque hemos ido por caminos, que parecía que no iban a ninguna parte, y cuando ya nos íbamos ha ido un autobús con turistas y ha vuelto una ambulancia y dos camiones del ejército.  ¿de dónde?

Pájaros volando encima de las lagunas interiores cercanos a Vadu.

Algunas aves zancudas en el laguna


Lago enmarcado con campos de cereal y de colza

Otra imagen muy bonita era la mezcla de colores.

 

El verde del cereal, el amarillo fosforito de la colza en flor, de los que hay muchísimos campos cultivados, y el azúl de las lagunas por las que hemos ido pasando.

 



Casas que estaban arreglando en Istria. Utilizan el tejado de paja de forma tradicional 

También nos hemos acercado a Istria, que estaba a mitad de camino y lo anunciaban como un centro arqueologico.

 

Sin embargo, ha sido un fraude.  Había un museo al que no hemos entrado y restaurantes cerrados, y encima el camino un bache continuo.



Para terminar el día hemos ido a Jurilocva, también en el Delta del Danubio.

 

Un pueblo muy bonito y muy cuidado. Está en el interior de un lago, y hay un bote para llegar a la playa, que da al mar. Así que la única opción de bañarnos en el mar negro, ha sido donde lo hemos hecho.

 

Nos ha tocado mal tiempo, así que hemos decidido no ir, pero en compensación nos hemos quedado a cenar en un hotel El Bella Marina, que es un crucero que está atracado en la playa.

 

Ha sido de risa. 

 

Ibamos a la playa, y el pueblo está al lado del agua pero hay que coger un bote para ir. Hemos cenado en un barco que no navega, hemos pedido vino tinto y nos han sacado blanco. El comedor, entero para nosotros. Solo nos ha faltado el capitán. Pero, todo un lujo. La cena, a base de pescado, muy bueno.

Lago y puerto en Jurilovca.

Hotel-crucero en Jurilovca



Hemos ido a Tulcea, que es la ciudad puerta al Delta del Danubio.  Es una ciudad de 95.000 habitantes y muy comercial.

Museo marítimo y acuario en Tulcea

Tiene un museo del Delta del Danubio que hemos visitado para hacernos una idea del Danubio. Explica de forma muy completa toda la vida alrededor del delta, desde la estructura del mismo, sus brazos, los animales y sus habitats, las costumbres y formas de vida, etc.


También hay varios monumentos para visitar, como la catedral ortodoxa y algunas otras iglesias más, una sinagoga, una mezquita, un museo de arte, y alguna otra cosa. Plazas muy grandes, con parques para los niños, muchos jardines, un lago interior, con una fuente en el medio muy bonita. Varias calles del centro están adoquinadas.

 

Y lo importante es el puerto y las excursiones al Danubio. Vienen cruceros enormes que salen de Viena, con gente normalmente del centro de Europa. Aquí cambian a barcos más pequeños para visitar el Delta, y posteriormente vuelven en avión.

 

El Danubio es navegable. Vimos barcos muy grandes, que vienen cargados con mineral, normalmente aluminio, y se van con vino de Rumanía, entre otras cosas.

 

La gente es muy amable y nos han intentado ayudar en todo momento. Dese la chica de la oficina de turismo, varias personas en la calle dándonos explicaciones de cómo llegar, la chica del mercado, etc.

Catetral ortodoxa

Mezquita de Constanta 



En el barco, nos acercaremos a Sulina.

 

Es un pueblo de unos 3.000 habitantes, en la desembocadura del Danubio en el mar muerto, y al que solamente se puede ir con barco.

 

Va a ser el punto más al este de nuestro viaje. Un hito importante.


Coordenadas:

Constanța (pernocta): N44º18'08.5"/E028º37'34.7"
Estamos aparcados en Mamaia, la lengua de tierra que va hacia el norte, en un espacio entre casas justo al lado del mar negro. 

 

 Vadu: N44°26'51.5"/ E028°44'21.5". Parking al final del pueblo, al inicio del camino.

 

Jurilovca (pernocta): N44°45'16.8"/E028°52'36.1". Aparcados en el parking que hay un el pueblo para coger el barco que lleva a la playa. Un lugar muy tranquilo, al menos en estos momentos del año.

 

Tulcea: (pernocta) N45°11'09.7"/E028°41'13.1". Aparcados a la salida del pueblo, en una entrada al lado de un lavadero de coches. A 1,3 km del puerto.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0