49º etapa. Maramures: Sapanta (cementerio alegre). 16/05/17

Lápidas del cementerio

Estamos en Sapanta, el lugar del cementerio alegre.

 

Un concepto diferente de la vida y sobretodo de la muerte.

 

Estamos muy agradecidos de haber venido y visitado este lugar.


 

Si quieres ver más fotos, están colgadas en facebook, en la página de facebook disfruta del viaje, en la sección fotos, organizadas por álbunes de cada sitio, cementerio alegre


Nos habían hablado del cementerio alegre pero realmente no nos hacíamos idea de lo que representaba.

 

Es un cementerio, pero es un lugar donde no prevalece la muerte y la pena por la despedida. Es un lugar donde lo que tiene importancia es la vida, y todo lo que la persona que está reposando allí ha aportado a la vida.

 

Es un cementerio donde reina la alegría y las ganas de vivir, las ganas de disfrutar la vida, de aprovechar el paso por este mundo, de aportar. Es un lugar donde coge pleno sentido la frase de "cosas que hacer antes de morir, VIVIR"

 

El cementerio está ubicado en el centro del pueblo, al lado de la iglesia parroquial, que por cierto, también la estan construyendo nueva.

 

La iglesia, como se puede ver en la foto, también tiene un gran campanario, al igual que las iglesias de madera que hay en este pueblo.

 

El tejado lo han construido con azulejo de colores, y temina en un cristal verde, antes de la cruz que hace que tenga una luminosidad especial.

 

En las paredes exteriores han colocado dibujos de los trajes típicos de la región.

 

Muy a juego con el cementerio.


Tiene 800 lápidas de madera, que son una obra de arte, un verdadero museo al aire libre. Las cruces están realizadas en madera de roble y pintadas en azul. Cada cruz tiene un dibujo, una especie de caricatura de la persona, junto con un epitafio escrito en versos cortos, en el dialecto de Maramures.

 

Los epitafios prentenden, en pocas líneas, decir el nombre de la persona y contar lo que fue esencial en la vida del que se encuentra bajo la cruz. Y cuenta, a veces con ironía, y siempre con profundo respeto, los dramas y tragedias de las personas que vivieron, a veces jóvenes perseguidos por la justicia, o muertos en la guerra, niños que murieron, personas que amaron e intentaron construir su vida.

 

La característica no es la alegría, sino lo que la vida es, por encima de la muerte


El cementerio es un ensayo de mirar a la muerte de una manera diferente a la habitual. Aquí la muerte no es una tragedia, sino un paso, o el punto de encuentro entre la amplitud de la vida y el momento del abandono de la misma.

 

Aunque el cementerio es un lugar de los muertos, como cualquier otro cementerio, aquí no es la muerte lo importante, sino la fuerza de la vida.

 

Este cementerio es visitado por miles de personas de todo el mundo. Y formó parte del Simposio de los Monumentos Fúnebres que se celebré en USA en 1998 y fue clasificado como el primero de Europa y el segundo del Mundo, después del Valle de los Reyes, en Egipto.


Foto de Ion Stan Patras, autor del cementerio

El autor del cementerio es Ion Stan Patras.

 

Fue un artista atrevido y original, que se atrevió a plasmar la vida de las personas del pueblo de una forma diferente, creando esta obra de arte tan original.

 

Por supuesto, su tumba también está en el cementerio, con su propia lápida.

 

Cerca, está su casa memorial que se puede visitar. Aquí sigue trabajando su discípulo y sucesor Pop Dumitru


Obra de Ion Stan Patras, Comité ejecutivo del Partido Comunista

Foto con Pop Dumitru, el actual creador y sucesor del trabajo del cementerio

Foto con la hija de Pop Dumitru, bastante más guapa



Camping Casa Ana, en Sapanza (Maramures, Rumanía)

Estamos estos días alojado en un camping que encontramos en la página parking4night.

 

Es un camping pequeño y muy coqueto, todo en madera. Está al lado de un río, por lo que nos acompaña su sonido, junto con el canto de los pájaros.


La autocaravana descansando en el camping. Toda la colada en el secador, tendida al sol

El camping lo lleva Ana, y su marido.

 

Es muy familiar, y lo hacen super agradable y acogedor.

 

Nos estamos sintiendo como en casa. Y se lo agradecemos muchísimo


Se autoabastecen de casi todos los productos así que hemos comido alimentos superfrescos, huevos de sus propias gallinas, con una yema fuerte y con un sabor estupendo. Casi tan ricos como los que  nos regaló Sebastiá y Teresa. Unas truchas recién pescadas en el río, en una de ella Josemi contribuyó a pescarlas. Y encima les estamos enseñando cómo cocinar la trucha: con jamón. Y qué decir de los postres, pasteles totalmente caseros, y ..... DELICIOSOS, ummmmmm

 

Hemos usado la lavadora como si fuera la nuestra, y nos ha permitido darle una vuelta por completo a la ropa, y a la autocaravana.

 

Y encima el precio es fantástico, al cambio 10 €/noche, y admiten la tarjeta de ACSI.

 

TOTALMENTE RECOMENDABLE


Coordenadas,

Camping Casa Ana. N47º56'52.3"/E023º41'54.9"

campingpoieni@gmail.com


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Axun (domingo, 21 mayo 2017 11:22)

    Maravilloso todo! lo leo y también yo me estoy sintiendo con vosotros en ese camping tan sereno....Disfrutatu eta bizi!!!