54º etapa. Kosice, Presov, Levoca, Poprad (Eslovaquia), Polonia. 21/05/17

Hoy es día de conocer Eslovaquia.

 

Visitamos Kosice, Presnov, Levoca y Poprad, y cruzando las montañas llamadas Tatras pasamos a Polonia.

 

Nos ha gustado mucho, y es un país que se queda pendiente para visitar más tranquilamente: Nitra, Bratislava, etc.

 


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes: Kosice, Presov, Levoca


Qué ver en Kosice

Calle principal de Kosice con la catedral de Santa Isabel al fondo. En medio se puede observar el canal.


Es la segunda ciudad más grande de Eslovaquia después de su capital, Bratislava. Tiene 200.000 habitantes

 

Está situada en el valle de Kosice, al este de Eslovaquia, y ha sido habitada desde la prehistoria. Se encuentra en una zona de intersección de diferentes vías comerciales de Europa, con fuertes vinculaciones con Hungría y Polonia, por lo que ha gozado de una gran prosperidad desde la Edad Media.

 

Durante mucho tiempo perteneció a Hungría, siendo la segunda ciudad más importante después de la capital, Buda. Estuvo influenciada por los otomanos y posteriormente perteneció al imperio de los Habsburgo. A partir del s.XVII y XIX tiene un renacimiento dónde florece la arquitectura barroca, el neoclasicismo y romanticismo.

 

Es una ciudad joven y vital, con varias universidades, unos cuantos museos, galerías, teatros, y la sede de la filarmónica eslovaca. En 2013 fue ciudad europea de la cultura junto con Marsella, y la ciudad europea del deporte en 2016.

 

Toda esta historia se puede contemplar en la estructura del casco antiguo y en la belleza de sus edificios.

Catedral de Santa Isabel en la plaza mayor

Su casco histórico es la zona monumental más grande de Eslovaquia, tiene 556 monumentos protegidos.

 

Es un ejemplo de ciudad que se desarrolla alrededor de una plaza central donde está la catedral de Santa Isabel, que es la catedral gótica más al este de Europa. La construyeron el siglo XV sobre una iglesia de madera anterior. Lo curioso es que hicieron construyeron las paredes alrededor de la anterior que tiraron al terminar. Pero se quedaron sin dinero y le falta el ala sur, lo que hace que sea una iglesia asimétrica.

 

Está rodeada de otro montón de edificios e iglesias como la Torre urbana, la estatua de la inmaculada y un parque con una fuente musical.

Torre del reloj al lado de la catedral en Kosice

Estatua de la Inmaculada.


Fuente musical en Kosice, un buen lugar para relajarse escuchando el sonido del agua, la música clásica, y el sonido de las campanas cada hora.

A la plaza se llega por una calle principal en la que se encuentran muchos otros edificios, iglesias y casas barrocas y renacentistas. .

Una de las casas de la calle principal

Más casas de la calle principal de Kosice


Nos ha gustado muchísimo.

 

Llegamos por la noche y nos fuimos al centro para tomar un primer contacto con la ciudad y ver el ambiente nocturno en una noche de sábado.

Catedral de Santa Isabel iluminada por la noche

Nos sorprendió encontrarnos con la noche de los museos, así que nos unimos a la gran cantidad de gente que entraba y salía de los museos, entre los que había muchísimos padres y niños, y recorrimos tres de los ocho museos que estaban disponibles.

En uno de ellos nos encontramos con las iglesias de madera, muestras de tres tipos diferentes, y campanarios con campanas que tocaban los niños con sones muy bonitos.

 

Nos sorprendió el buen ritmo que llevaban y lo bien que sonaban.


Foto de alta tensión en uno de los museos de Kosice

Nos llamó la atención un proyecto muy interesante para la protección de los pájaros del choque contra los cables de alta tensión.

 

Nos invitaron a hacernos una foto sentados en los cables, rodeados por un águila preciosa


Otras cosas interesantes fueron una muestra de dibujos de decoración con diseño exclusivo eslovaca, diseños de trajes de princesa realizados por niños, muestras de minerales e insectos en el museo de ciencias naturales, historia de la tecnología, desde diferentes tipos de azada, hasta prensas y tecnología para extracción de diferentes tipos de minerales, y un pequeño robot que mostraba en su cara diferentes emociones.


Nos tomamos una cerveza muy rica en una terraza de la calle principal, tapados por una de las mantas que estaba disponible.

 

Había grupos de jóvenes cenando y tomando algo en las diferentes terrazas y bares de la calle, incluso vimos a varios españoles.

 

En el bar estaban poniendo una música que nos recordaba a la música tradicional vasca.


Niños y niñas de primera Comunión esperando a entrar en la catedral de Kosice

Por la mañana salimos temprano, hacia las 8.30 de la mañana pensando en encontrar una ciudad desierta, y nos sorprendió todo lo contrario.

 

Mucha gente acudía a las diferentes iglesias que hay, y en puerta de la catedral se iba juntando gente muy elegante, celebraban las primeras comuniones de un grupo muy numeroso de niños y niñas.

 

Luego, en otra iglesia vimos cómo habían celebrado la comunión grande o la confirmación de otro grupo de jóvenes.


Disfrutamos mucho. Nos gustó convertirnos en un lugareño más. 

 

Estuvimos un rato sentados en el parque con la fuente musical, desayunamos en una de las terrazas, viendo a la gente elegante entrar en la catedral, escuchamos a un grupo de música clásica que tocaba en la calle.

Grupo de música clásica. Tocaban como los ángeles y nos regalaron unas piezas muy bonitas

Dimos una vuelta por las diferentes calles, dejándonos sorprender por diferentes edificios, el parque de la ciudad, un monumento al comunismo, el mercado de antiguedades que había en una calle paralela, las sinagogas, etc, etc.

Uno de los teatros de Kosice, al lado de uno de los parques de la ciudad

Recorrimos uno de los parques, con muchos espacios para relajarse, pasear, juegos para los niños, fuentes, monumentos y homenajes a diferentes personajes.

Y por último nos encontramos con Sandor Marai, un gran escritor en lengua húngara, con un gran éxito de ventas actualmente en España. Nos estaba esperando para contarnos alguno de los txaskarrillos de la historia de esta su ciudad.

Monumento a Sandor Marai, famoso escritor nacido en Kosice.


Qué ver en Presov

Después de comer nos acercamos a Presov.

 

Es la capital de la región del mismo nombre, y la tercera ciudad del país. Tiene 100.000 habitantes.

 

Nos venía de paso por la autopista dirección a Polonia, y vimos unas fotos muy interesantes de casas de arquitectura barroca, rococó y gótica y decidimos entrar.

 

Al igual que Kosice, es una ciudad cuyo casco histórico se articula alrededor de la plaza, del s.XIII, donde se encuentra la iglesia de S. Nicolás, que es la más importante de la ciudad, y una calle principal que desemboca en ella.

Calle principal de Presov

Iglesia de S. Nicolás al final de la calle principal en Presov. Es día de fiesta y hay un escenario con diferentes grupos de música

Tuvimos la suerte de encontrar que estaban celebrando un festival de música, con varias bandas tocando en la plaza, grupos de majorets.

 

Muy interesante.

Una de las bandas tocando en la plaza de Presov

Grupo de majorets actuando en la plaza de Presov


En Presov se mantiene parte de las murallas medievales de la ciudad, y se puede visitar una de las puertas.

Entrada a la ciudad de Presov por la puerta medieval

Monumento comunista en Presov

Fuera del centro, en el resto de la ciudad de Presov se nota mucho la influencia de la época comunista, con muchos bloques cuadrados. También hay, en este estilo, muchos edificios gubernamentales. Y vimos un gran monumento comunista, que en Kosice, no vimos.


Qué ver en Levoca

Ayuntamiento de Levoca

Después de disfrutar un rato en Presvo con la música y su ambiente, seguimos viaje y paramos en Levoca.

 

Está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es uno de los pueblos fortificados mejor conservados de Eslovaquia.

 

En el s.XIII esta ciudad fue muy importante debido a estar en la ruta comercial con Polonia y Alemania, y la siguió manteniendo hasta los s.XVIII y XIX en que fue dejada de mano de los Habsburgo. Gracias a perder su importancia, le permitió mantener su estructura y aire medieval.

Plaza de Levoca

Tiene una plaza central, en la que se encuentra la iglesia gótica de S. Jacobo, el Ayuntamiento del s.XVI con un gran campanario anexo de mitad del s.XVII y la iglesia Evángelica en el centro.

Plaza de Levoca

Jaula donde encerraban a las personas culpables para escarnio público

Una de las casas de Levoca

Casas de Levoca en la plaza

Las casas que están en la plaza tienen una arquitectura barroca y renacentista muy bonita. Además hay varias calles paralelas, que no recorrios, y un castillo que se ve a lo lejos en una colina.

 

Dimos un pequeño paseo para disfrutar de su arquitectura que nos gustó mucho, no había casi nadie. Quizá todo el mundo estaba en Presov.

Puerta de la muralla de Levoca. La ciudad mantiene prácticamente toda su muralla en buen estado.


Qué ver en Poprad

Calle principal con la iglesia de S. Egidio en Poprad

Continuamos viaje y paramos en Poprad.

 

Por la información que habíamos visto pensamos que era un pequeño pueblo de montaña localizado en los altos Tatras, que así se llaman las montañas que están por aquí.

 

Nos sorprendimos porque es una ciudad bastante grande, sin mucho encanto, después de lo que ya habíamos visto.

 

Es el centro turístico para acceder a las montañas y a los deportes de montaña.

 

Tiene la misma estructura que las anteriores con una calle principal que desemboca a la plaza central de S.Egidio.

 

Queríamos visitar Spisska Sobota, que según ponía en la guía es uno de los conjuntos arquitectónicos más importantes del país, construído en los siglos XVII y XVIII.

 

No conseguimos entrar, nos habíamos decepcionado con la ciudad y no era el espacio que queríamos para pasar la noche, así que decidimos seguir.


Pusimos Cracovia en el GPS y seguimos adelante.

 

Hay que pasar las montañas, los Tatras, pero la carretera estaba bastante bien, salvo algunos tramos y pasamos la frontera sin ningún tipo de trámite.

 

Vimos alguna iglesia de madera en Javorina, un pueblo de la zona eslovaca, y en la zona polaza llegamos a Zakopane. Nos sorprendió muchísimo porque es un valle precioso, tiene unas vistas y paisajes de montaña preciosos, hay lagos impresionantes, hay muchísimas casas de madera muy bonitas y es un gran centro turísitico.

Pensábamos encontrarnos un país más atrasado porque habíamos leído que no hay apenas autopistas y que las carreteras están fatal, pero por ahora no es así, para nada.

Vista desde la ventana al despertar

Dormimos en un lugar paradisiaco, en un espacio bastante alejado de la carretera, al lado de un río, con unas flores amarillas que hacían la vista desde la ventana espectacular.

 

Una prueba más de que el universo nos acompaña y nos cuida.


Coordenadas:

Kosice (pernocta) N48º44'19.6"/E021º14'37.5". Calle cerca del campo de futbol, muy tranquilo, a 1,5km del centro todo recto. Excelente, muy tranquilo


Presov: N49º00'07.3"/E021º14'32.9",
en un parking un poco retirado del centro, 5min en bici


Levoca: N49º01'30.0"/E020º35'19.0", En la misma plaza del pueblo


Poprad: N49º03'16.9"/E020º18'19.1",
en un parking cerca de un jardín al lado del centro. Mal aparcado, pero solo 15min


Polonia (pernocta) N49º28'31.3"/E020º02'14.3",
lugar al lado del río, en un pueblo de la carretera. Un lugar tranquilo y paradisiaco.

Hemos realizado 72kms. Hemos llenado la autocaravana de gasoil porque hemos visto en internet que en Polonia era más caro. Luego ha resultado que no era así. Hemos pagado 28,53€ a 1,12€/litro.


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Axun (viernes, 02 junio 2017 17:13)

    ¡Qué fotos más bonitas! Vaya mundo que estáis descubriendo...maravilloso. Yo seguiré leyendoos para viajar y conocer mundo, y al despertarme y mirar por la ventana, me acordaré también de las vistas que vosotras disfrutáis.
    Muxu haundi bana eta jarrai disfrutatzen eta BIZITZEN