56º etapa. Cracovia (Krakov), minas de sal de Wiedliczka.a23/05/17

Hoy hemos estado en las minas de sal que hay al lado de Cracovia, en Wielicka y nos hemos acercado a cerca del campo de concentración de Auschich, que visitaremos mañana.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en el apartado fotos organizado por álbunes, en concreto en minas de sal.

Merece la pena la visita. Nos sorprendió y nos gustó.

 

También nos hizo pensar en la mina de carbón de Cesc que vimos en Cataluña en las primeras etapas del viaje, y que puedes ver en curiosidades.


Se visitan con un guía, y había la disponibilidad en español. Así que fue doblemente interesante. Aquí en Polonia estamos encontrando muchos guías en español, que hasta ahora, en los países anteriores no estaban disponibles.

 

Están funcionando desde la Edad Media, hace 700 años. La sal ha sido un elemento muy importante para la vida.  Era imprescindible para conservar alimentos. Y se pagaba en sal, y de ahí viene el salario.

 

Disponer de esta gran mina de sal ha traído mucha riqueza a la región desde la Edad Media. En la actualidad sigue funcionando aunque ahora toda la producción es para el turismo.

 

Sigue siendo una empresa muy rentable. Siguen produciendo sal, pero de los niveles inferiores a base de evaporar el agua de filtración. La sal la utilizan para venta al turismo. Tienen cinco tipos de visitas diferentes, turísitico, para niños, para peregrinos, de oración, via crucis. Y además tienen salas y espacios disponibles para actos sociales, desde conciertos, fiestas, bodas, etc.  Y, por lo que insinuó la guía, para poder utilizarlo hace falta bastante dinero. ¡Será por dinero!

 

Han trabajado hasta 3.000 personas dentro de la mina, actualmente toda la estructura son sólo 500. Los guías son autónomos y les llaman según la necesidad, en verano puede haber hasta 9000 personas visitándola cada día, por lo que las colas y tiempos de espera son impresionantes. En invierno el turismo prácticamente se paraliza ya que las temperaturas son muy bajas, hasta 25° bajo cero.


Bajamos en un primer tramo trescientos y pico escaleras, hasta el piso 54 para entrar en el pozo del primer nivel. Durante la visita descenderíamos hasta el nivel tres.

Pudimos ver la estructura de troncos de madera construida para sostener cada galería.

 

Algunos de ellos están desde el siglo XVII, petrificados. La sal conserva la madera, aunque las montañas hacen tanta presión que muchas veces se rompen, y hay que reemplazarlos.


Durante la visita se puede ver cómo han ido evolucionando las condiciones de extracción.

 

Primero era a mano, en unas condiciones pésimas. Con luz a base de antorchas de grasa vegetal, con el riesgo de explosión por el gas grisú que se genera en las minas. Teniendo que cargar con los pesados toneles de sal en los hombros, subiendo por escalones resbaladizos de la roca.

Figura de un caballo dentro de la mina cargando de un carro con sal

Posteriormente utilizaron caballos, pero los bajaban a la mina y se quedaban allí durante toda su vida, que solía ser de unos 10 años.

 

Durante la visita hay paneles y figuras que lo van explicando


Y en el nivel más bajo se puede observar cómo cuando han utilizado tecnología más moderna se han abierto galerías más grandes que ha habido que sostener de otra forma.

 

En la figura se puede ver una de las galerías más grandes, sostenida con una estructura de vigas de madera con una gran belleza.

 

En el centro hay unas escaleras, y esta sala se utiliza como entrada para las recepciones importantes y las bodas.


Pero lo más importante y sorprendente de la mina son las capillas y las figuras de sal que hay esculpidas en ellas.

 

Los mineros fabricaban las capillas para poder rezar en ellas, y así tener la protección de sus santos, de la Virgen y de Dios.

 

Es curioso la diferente forma de vivir las cosas. En unos sitios montan la revolución, como en Berga (Cataluña), y aquí se dedican a rezar.

Capilla de Santa Kinga

La capilla de Santa Kinga es la primera capilla que visitamos, es la más antigua de todas. Representa la leyenda de que la santa que era una princesa húngara tiró su anillo de bodas en un agujero en la tierra. Su amado encontró el anillo junto con esta mina de sal. Así que es la patrona y protectora de la mina, junto con Santa Bárbara.

Capilla en el interior de la mina de sal. Las columnas, las estatuas, todo está labrado en la sal.

Otra capilla, más moderna, se utiliza actualmente y se celebra misa los domingos. Como se puede ver en la foto, todo está labrado en la sal.

 

El color se ve grisaceo porque la sal tiene impurezas de arcilla. La sal cuanto más pura es más blanca y transparente.

Los enanitos de Blanca Nieves también se han metido en la mina para trabajar.


Bajo relieve de la huida a Egipcio.

Por último visitamos una sala que está labrada por completo con diferentes esculturas y bajo relieves de la Biblia. Lo han realizado dos mineros durante sus ratos libres, ahora hay otras dos personas que continúan su labor.

 

Es impresionante. Hay unos trabajos muy bonitos: La última cena, el nacimiento de Jesús, la virgen, etc.


Después de la mina, hemos cogido la autocaravana y nos hemos ido hasta Oswiecim para dormir y así acercarnos temprano al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau que se encuentra en esta localidad. Hemos encontrado un espacio para dormir muy bueno gracias a park4night.

 

Queríamos haber visitado el complejo de 42 capillas del siglo XVI que se encuentran en Kalwaria Zebrzydowska escondidas entre el bosque y que conforman un vía crucis y además están cerca de Wadowice que es el lugar dónde nació Juan Pablo II. Sin embargo entre una cosa y otra se nos hizo tarde y lo dejamos pendiente para otro viaje.


Coordenadas,

Wiedliczka. N49º59'12.2"/E020º03'04.4". parking de pago al inicio del pueblo, informal, aparece un hombre con el coche para cobrarnos 30pln (7,5€)

 

Oswiecim (pernocta) N50º01'25.67"/E019º12'43.2". Parking de parking4night, al lado de unas casas, muy tranquilo. Una zona para aparcar unas 4-5 autocaravanas. No hay servicios, gratuito,. Muchos, muchos mosquitos a la noche.

 

Hemos conducido 114kms


Escribir comentario

Comentarios: 0