Reflexión sobre los cambios

¿Cómo vives los cambios?

Has de decidir si quieres actuar o reaccionar. Si no resuelves cómo jugarás en la vida, ella siempre lo hará contigo (Merle Shain).

 

 


Hay veces, que cuando hemos construido toda nuestra estructura, pasa algo que se lleva parte de la tierra que nos sostiene y nos deja las raices en el aire. Como en el árbol de la foto.

 

Y, entonces tenemos el riesgo de caernos. Tenemos el peligro de que nuestras raices se sequen. Pero también es la posibilidad de buscar tierra nueva, otras oportunidades, de permitir que aparezcan nuevas circunstancias y algo se renueve y crezca algo nuevo.

 

 

Y esta es nuestra decisión.

 

Cómo elegimos vivir el cambio.

 

 


Quizá debamos dejar un espacio al duelo, a despedirnos y agradecer aquello que fue, pero sin quedarnos demasiado porque lo nuevo necesita cuidados y energía y entusiasmo para poder crecer.

Esta reflexión viene de Sarmizegetusa Regia. Aquí podemos ver los restos de una civilización, de una sabiduría y conocimiento que se perdió con la invasión romana.

 

¿a dónde habríamos llegado si no hubiera sido así? ¿Se podría haber hecho de otra manera?

 

Unos pueblos cuando han invadido han mantenido las estructuras anteriores y han ido sumando, y eso ahora se puede ver en las ciudades. Otros han destruído lo anterior para usarlo como base para construir lo suyo.

¿Es esto la evolución? ¿Se podría hacer de otra forma?

 

En Sarmizegetusa Regia hemos vivido el dolor de tanto conocimiento y sabiduría destruida. Y también la conciencia profunda de que tenía que ser así, por alguna razón que nos supera.

Quizá el aprendizaje esté en ser jardineros, cortar y desprendernos de lo que ya no sirve y reforzar lo que sí.

 

Sin mirar atrás ni quejarnos por ello, ya que siempre podrá quedar la duda de cómo habría sido si lo hubiera hecho diferente

Escribir comentario

Comentarios: 0