77º etapa. Kaunas, Parque de los bisontes, colina de las cruces. 12/06/17

Hoy visitamos Kaunas, llegamos ayer por la tarde y dimos una vuelta para empezar a conocer la ciudad y acabamos tomando una cerveza con una pareja de Bilbao.

 

Hemos dormido en el parking de un monasterio cercano, al lado de un lago y hemos dado un paseo mañanero. Después hemos seguido conociendo Kaunas.

 

Por la tarde nos hemos ido a visitar el parque de los bisontes en Stumbrynas pero estaba cerrado. Hemos acabado el día en Siauli, en la colina de las cruces.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos: Kaunas, colina de las cruces

Cosas que hacer y ver en Kaunas

Disfrutando de una cerveza, buena conversación y mejor compañía en una terraza de la plaza de Kaunas. Koldo de Bilbao y Mamen de Haro. Un saludo para ellos.


1. Un poco de historia

Kaunas es la segunda ciudad en importancia de Lituania. Es muy diferente a Vilnius, que es mucho más turística. Es más tranquila, no tan monumental pero es una ciudad muy activa y cultural.

 

Se encuentra donde se encuentran el río Nemunas y el Neri. Hay pruebas de asentamientos humanos desde la prehistoria, y ha sido un importante centro económico ya que está en la ruta comercial que conecta el occidente de Europa con Vilnius, Moscú, y otras ciudades del este.

 

Tuvo un importante desarrollo durante el s.XV pero en la guerra de mitades del s. XVII fue destruida por completo. Volvió a recuperar importancia después de 1842 cuando llegó a ser capital provincial. Después de la I guerra mundial, pasó a ser la capital temporal de la república lituana debido a que Vilnius pertenecía a Polonia. En ese momento tuvo otro gran desarrollo. Se fundó la primera universidad donde se enseñaba lituano, y se amplió la ciudad construyendose edificios importantes como los palacios del banco de Liuania, el edificio de correos, cines, etc.

 

Durante el periodo de ocupación soviética ha sido cuna de la resistencia lituana. E, incluso, actualmente, es la ciudad más lituana, ya que es donde vive el mayor porcentaje de población lituana, más que en Vilnius, y en comparación viven más lituanos en Kaunas, que letones en Riga, y estonios en Tallín.


1. El castillo de Kaunas

En el lugar de la unión de los dos ríos se encuentra el castillo.

 

Fue construido a finales del s.XIV como defensa de los ataques de los cruzados. Fue destruido varias veces y arreglado otras, y finalmente se reconstruyó en los años 2009-2010. Actualmente se organizan espectáculos, conciertos y otras actividades.

 

No podemos poner fotos, porque al final se nos olvidó ir a verlo. En fin, cosas que pasan.


2. La ciudad nueva

Fuente en la calle de la Libertad

Kaunas de divide principalmente en dos partes, la ciudad medieval y la ciudad nueva. Esta última se articula alrededor de la avenida de la Libertad (Laives Aleja), que es una calle ancha con jardines que conecta la plaza donde se encuentra la iglesia de S. Miguel Arcangel y el edificio del teatro musical público con la ciudad medieval.

 

En esta calle se encuentran la mayor parte de cafeterías, cines y también tiendas de Kaunas. Es un lugar de encuentro y paseo y donde tienen lugar muchas actividades culturales.

Personajes ilustres de Kaunas, en la avenida de la libertad, rodeados de járdines y terrazas

Iglesia de San Miguel Arcangel

La iglesia de S. Miguel Arcangel fue construida en 1882 por el mandato del Zar Alejandro II como la iglesia ortodoxa de S. Pedro y S. Pablo, para los soldados rusos que vivían en la ciudad en aquel momento. En 1919 pasó a pertenecer a la iglesia católica pasándose a denominar con el nombre actual, aunque durante el periodo de dominación comunista fue confiscada.

 

Y es en la ciudad nueva donde se construyeron los diferentes edificios necesarios para el desarrollo de la ciudad como capital de Lituania. Entre ellos está el banco de Lituania, que sigue teniendo la misma función para la que fue construido y diferentes universidades.

Fachada delantera del edificio construido para el banco de Lituania.

Edificio de la Universidad

Cerca de aquí está el funicular de Zaliakalnis, que sube a la colina cercana desde donde se divisan unas vistas muy bonitas de la ciudad. Kaunas es la única ciudad lituana que dispone de este medio de transporte. Hay otro funicular, el de Aleksotas, con el que se llega a otra colina y desde el que se divisa otra vista de la ciudad.

Funicular de Kaunas

En esta colina se encuentra la iglesia de la Resurrección de Cristo. Esta iglesia es símbolo de la independencia lituana y fue construida gracias a los donativos de mucha gente. Se comenzó a construir en 1932, cuando Kaunas era la capital de Lituania, pero durante la ocupación soviética fue confiscada y convertida en una fábrica. 70 años más tarde del inicio de su construcción fue consagrada.

 

Cerca del funicular hay unos jardines con unas esculturas muy interesantes.

Una de las esculturas en Kaunas

Paseando por las calles de la ciudad nueva, también descubrimos un monumento a los héroes relacionados con la historia del pueblo lituano. Había un monumento con un fuego perpetuo y varios grupos de imágenes, unos soldados, una madre con su hijo, etc.

Conjunto de madre con la rueca enseñando al niño a leer, del monumento a los heroes nacionales

Jardines de Kaunas, y monumento a la bici

En Kaunas hay varios museos interesantes para visitar, pero el que más nos llamó la atención fue el museo del diablo: devil museum, en el que se encuentran más de 3000 obras dedicadas al demonio. No pudimos verlo porque los lunes están todos los museos cerrados. Nos quedamos con la pena.


3. La ciudad medieval

Edificio del Ayuntamiento en la plaza medieval en Kaunas

El edificio del Ayuntamiento se encuentra en pleno centro de la plaza del mismo nombre, que durante mucho tiempo fue la plaza del mercado y centro de las rutas comerciales.

 

Está pintado en blanco y tiene la torre más alta de toda la ciudad, con 53m de altura, por este motivo se le llama el cisne blanco.

Vista del ayuntamiento de frente, a la izquierda está la iglesia de S. Francisco Javier

En la parte sur de la plaza se encuentra la iglesia barroca de los jesuitas, contigua al monasterio y al colegio, que se instalaron en esta zona en 1642. Y uno de los edificios más valiosos es la iglesia de S. Francisco Javier cuya fachada da a la plaza.

 

Nos hizo mucha ilusión ver a S. Francisco de Javier aquí, el patrón de los navarros. Curioso. El mundo es más pequeño de lo que pensamos.

Interior de la catedral de Kaunas

La catedral está dedicada a San Pedro y San Pablo y se encuentra en la entrada en la plaza cuando se llega desde la calle Vilnius. Está construida en varios estilos ya que ha tenido que ser reconstruida en varias ocasiones. En el interior hay altares barrocos y queda algo de la decoración original. Tiene uno de los órganos más grandes de Lituania

Otra vista de la plaza, con más casas y las terrazas a la derecha, detrás de los coches

Iglesia de Vytautas

Caminando hacia el río, nos encontramos con la iglesia de la Asunción de la Virgen María que tomó el nombre de Vytautas en honor al gran duque lituano, y que según dice la leyenda fue él quién mandó construirla en 1400. La iglesia ha sufrido muchas vicisitudes, como toda la ciudad. Perteneció a los franciscanos, fue destruida varias veces por guerras e inundaciones, y también pasó a ser iglesia ortodoxa de S. Nicolás en tiempos del zar ruso.


Fachada de la casa del trueno

En la parte antigua hay muchas casas interesantes, con fachadas muy curiosas. Una de las más famosas es la casa del trueno. Es un edificio de la época gótica, construido en el s. XVI como casa de comerciantes. Está construído en ladrillo y dicen las guías que se utilizaron 17 tipos de ladrillo para la decoración de la fachada.

 

Se le denomina así porque durante unas reformas se encontró en su interior una estatua del dios pagano del trueno. Actualmente, el edificio pertenece a los jesuitas y está ubicado el museo de Adomas Mickeviciaus.

Fachada de una de las tiendas de souvenirs de la calle

Estuvimos paseando y disfrutando de la tranquilidad de Kaunas. LLovía y hacía frío, por lo que no había demasiada gente. hay muchos más edificios y lugares que visitar, pero decidimos dejarlos y dedicarnos más a disfrutar y dejarnos empapar del ambiente de la ciudad.

 

En la calle Vilnius, que es la que conecta con la avenida de la Libertad nos sentamos en una cafetería que tenía unos sillones con cojines, y que vimos que servían cafés en taza, y no en vasos para llevar.

 

Era un restaurante italiano. Nos tomamos unos cafés y estuvimos un rato sentados. Los dueños nos saludaron, muy amables y se interesaron por nuestra opinión del lugar. Nos gustó mucho, estaba decorado con mucho detalle y delicadeza.

Flores en una de las jardineras de las terrazas de los restaurantes en la calle


4. Otras cosas

Con el roble Taikos Kalno Azuolas, de 5,5m de diámetro

Fuimos a dormir al lado de un monasterio, como a unos 10kms del centro.  Y fue otro gran descubrimiento.

 

Cuando llegamos nos asustamos un poco porque había habido una prueba en el lago cercano y quedaban muchos coches y gente, y había carteles de prohibido aparcar de 23h a 6h. Decidimos quedarnos porque ya era tarde y no teníamos muchos recursos a esas horas. Hubo un grupo de jóvenes hablando y riéndose y fue curioso que cuando decidimos que no nos íbamos a enfadar por ello ni a poner nerviosos, justo entonces se fueron. ¿Casualidad?

El monasterio desde el bosque cercano y la autocaravana aparcada

Cuando nos levantamos dimos un pequeño paseo por los alrededores del monasterio de la paz. Es un parque al lado de un río con un montón de robles, pinos y abedules. Encontramos un cartel nombrando a uno de ellos Taikos Kalno Azuolas, un roble de 5,5m de diámetro, 20m de alto y 600 años de vida. En el cartel decía que no es fácil que un roble llegue a tener tanto diámetro en esta región.

 

Realmente impresionante. Nos abrazamos a él y nos cargamos con su energía.

 

El monasterio no se podía visitar. Los lunes hacen día de silencio.

Paseo al lado del monasterio, cerca del río. En este lugar el río se ensancha y parece un lago.


2. Parque de los bisontes. Stumbrynas

Cartel explicativo en el parque de los bisontes

Después de visitar Kaunas seguimos viaje hacia el norte para ver una reserva donde también hay bisontes.

 

Cuando llegamos lo encontramos cerrado y nos dimos de cuenta que era lunes, y cierran todos los museos, y esto también entraba en esa categoría.

 

Nos quedamos con mucha pena porque nos encantaron los bisontes en Polonia, pero lo compensamos con una buena siesta, además estaba lloviendo, así que puso el ambiente para dormir mejor.

Torre de la iglesia con uno de los tejados de las casas de pueblo

De camino al parque pasamos por un pueblo, Ramingala, en el que nos sorprendió ver una iglesia muy grande al pasar por la carretera y entramos a verla.

 

Estaba cerrada, así que no pudimos entrar, pero el pueblo nos gustó. Tenía pintados carteles muy curiosos pintados delante de cada tienda.

Carteles delante de la tienda de flores en un pueblo del camino

Vimos una señora vendiendo tomates y fresones y le compramos. ¡¡¡Qué ricos!!! Para chuparse los dedos.

 

Los fresones como nunca habíamos comido, dulces y con carne prieta, casi como si fuera un melocotón.

Los dos últimos fresones, se quedaron un poco rezagados y pudieron salir en la foto. El resto ya quedan reflejados en nuestra sonrisa.


3. De camino a la colina de las cruces. Krekeneba

Puerta curiosa con piedras de molino y piedras gigantes

Después de la siesta hemos seguido viaje hacia el norte, vamos hacia la colina de las cruces.

 

En el camino nos hemos vuelto a sorprender con un pueblo por los que pasamos. Se llama Krekeneba. Vimos una puerta rodeada de piedras de molino y otras piedras grandes y varias otras estructuras simalares.

 

Paramos y descubrimos que era un cementerio. Tiene piedras circulares por todos los lados, en el pequeño murete que separa el cementerio, en unas cruces grandes que hay por medio. Hay piedras enormes como esquelas, y además está en medio del bosque, con muchas flores. Muy curioso y muy bonito.

 

Llegó una chica y le preguntamos qué significado tenía pero no nos lo pudo explicar. Más adelante, en el pueblo también vimos alguna otra casa con piedras similares.

Puerta del cementerio


4. La colina de las cruces

Imagen de la colina de las cruces

Seguimos viaje hacia el norte para visitar Siauli la colina de las cruces.

 

Es una pequeña colina llena de miles y miles de cruces.

 

La historia empezó porque no pudieron recuperar unos cuerpos en una represión soviética y colocaron unas cruces, y el acto se convirtió en una forma de protesta contra el régimen comunista.

 

En 1993 fue visitado por el papa Juan Pablo II quien dió las gracias a los lituanos por demostrar y defender su fe.

Más imágenes de las cruces de la colina de las cruces

Había cruces de todas formas y colores.

 

Cruces grandes, pequeñas y muy pequeñas. Algunas con nombres, otras anónimas.

 

Algunas decoradas y otras muy simples.

 

Nos sorprendió encontrar una estrella de David. 

 

Y sobre todo nos gustó encontrar una concha con la cruz de Santiago.

 

Otra señal de la conexión del universo. Otra señal de que el mundo es mucho más pequeño de lo que pensamos y que todos estamos conectados con todos.

 

Y agradecemos a la persona que dejó esa concha ahí.


Nos gustó mucho pero esperábamos más porque pensábamos que sería parecido al monte sagrado de Polonia al que fuimos con Aneta cerca de Bialystok.

 

Echamos en falta parte de la energía y mimo que había en Polonia.

 

Así que otra vez agradecemos a Aneta que nos llevara allí, fue muy importante para nosotros.


Dormimos en un pequeño aparcamiento que hay siguiendo la carretera, al lado de un pequeño monasterio de los franciscanos. Aquí es gratuito, y sin embargo en el parking del área de visitantes que está antes de la colina, hay que pagar por aparcar.

 

Dormimos muy bien, al lado de los árboles y de un nido de cigueñas y viendo la colina de las cruces desde la casita.


Coordenadas:

 

Parque de los bisontes: N55º33'26.0"/E024º13'03.5".

Parking en la entrada del parque

 

Colina de las cruces (pernocta): N56º01'03.7"/E023º25'10.8"

 

Parking gratuito cerca del convento de los franciscanos, a 500 m de la colina de las cruces. Antes de llegar hay un parking en el centro de informacion de visitantes, en el que había muchas autocaravanas. Aquí estamos solos. Se ve la colina desde aquí.

 

Hemos conducido 203 kms

Escribir comentario

Comentarios: 0