86º etapa. Salacgriva (Letonia), Pärnu, isla Saaremaa (Estonia) 21/06/17

Hoy, nos hemos levantado y nos hemos dado un baño en la playa. Después hemos dado una vuelta rápida por Salacgriva, y hemos seguido ruta.

 

Hemos dejado Letonia y pasamos a Estonia, y vamos a Parnu, una ciudad costera. Después de celebrar el solsticio de verano hemos continuado y hemos ido a dormir a la isla de Saaremaa


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos: Parnu


1. Salacgriva (Letonia)

Nos levantamos por la mañana y como verdaderos reyes nos damos un baño en el mar que lo tenemos a 50 m.

 

Está frío pero es una gozada, y el día no es excesivamente caluroso, pero no importa, un baño en el mar es un baño en el mar.

 

El espacio donde hemos aparcado para pasar la noche es un verdadero paraíso, al lado de un centro de deportes y a 20m de una playa preciosa. No hay servicios, pero no nos importa mucho. Tiene poca playa y anda bastante aire, pero es el mar.

 

Cuando estábamos desayunando, hacia las 9 de la mañana, ha aparecido una furgoneta con 2 parejas y unos niños y se han sentado en una de las mesas del merendero y han estado comiendo PIZZA con coca-colas.

 

Hemos alucinado. ¿Era su desayuno, o estaban ya comiendo a esa hora?

Paseo marítimo en Salacgriva

Después visitamos el pueblo dando una pequeña vuelta pero no tiene nada especial, una iglesia, un pequeño faro, algunas casas de madera muy bonitas.

 

Después de verlo seguimos camino hacia el Norte. Dejamos Letonia y pasamos a Estonia. Como en todos estos países no hay que presentar documentación ni hacer ningún trámite en la frontera. Tampoco comprar viñeta, solo para los camiones.

Una de las casas de madera de Salacgriva


2. Qué ver y hacer en Parnu (Estonia)

Casa en el casco antiguo de Pärnu

2.1. Las playas

Y llegamos a Parnu a media mañana. Aparcamos en un espacio en la calle en el que no hay que pagar, cerca del centro y nos vamos con las bicis.

 

Pärnu es una pequeña ciudad en el sureste de Estonia, con unos 50.000 habitantes. Está situada en la costa del mar báltico, al norte del golfo de Riga y es famosa por tener playas amplias y buenas instalaciones de vacaciones al lado del mar.

En la playa de Pärnu, era un día bastante frío y estaba nublado y lloviendo a ratos, así que no era día de playa.

Nos acercamos hasta la playa. Era un día nublado y con bastante frío, incluso llovió en algunos momentos. Sin embargo, en la playa todo estaba preparado para recibir a los turistas.

 

Tiene varios kilómetros de playa. Ha sido el lugar de todos los que hemos visitado hasta ahora en el mar báltico con más instalaciones preparadas para el turismo y el baño. Es el destino de playa y balneario más famoso de Estonia.

 

Nos sorprendió encontrar una playa para las mujeres. En el cartel, en inglés, pone que es un lugar en el que, tradicionalmente, las mujeres se han bañado desnudas, por lo que pide que siga respetando ese lugar para ellas.

Playa para las mujeres en Pärnu

Su historia como destino turístico comenzó en 1838 cuando se inauguró el primer establecimiento para disfrutar de sus playas.

 

Hay varias instalaciones y hoteles de vacaciones, alguno de ellos, como el Pärnu Mudavilla, que es uno de los símbolos de Pärnu. Está situado en un edificio neoclásico construido en 1927 en sustitución a uno anterior que se destruyó por un fuego. En sus instalaciones hay un hotel-balneario-spa de cuatro estrellas.

 

Además hay otros hoteles-spa en los alrededores, todos con mucho gusto.

Pärnu Mudarvilla, resort de vacaciones más conocido y famoso de Pärnu

Nos sorprendió mucho encontrarnos un edificio que se llama Kuursaal, y nos recordó a Donosti.

 

Fue construido en 1890 y se ha usado para diferentes actividades culturales como cine, salón de baile, etc. Actualmente es el mayor pub de Estonia y en él se realizan eventos musicales en verano.

 

Delante hay una estatua de Raimond Valgre, el compositor de canciones populares más famoso de Estonia. Está representado con su acordeón, y al acercarnos sonó una canción, especialmente para nosotros, y por qué no?

Raimond Valgre con su acordeón delante del Kuursaal


2.2. El casco antiguo, pasear por las calles

Calle Rüütli en Pärnu, una de las calles peatonales del casco antiguo

El casco antiguo de Pärnu es una calle peatonal, la calle Rüütli con varias calles que la cruzan. Hay muchas tiendas con tenderetes en la calle que animan a los posibles compradores a entrar, también restaurantes con terrazas y mucha gente por las calles.

 

Merece la pena pasear por la calle y observar las casas, hay algunas muy bonitas, muchas de ellas de madera.

Casa del casco antiguo de Pärnu

Otra de las casas del casco antiguo de Pärnu

Casa de madera en el casco antiguo de Pärnu

2.3. El casco antiguo, edificios

Pärnu fue fundada en el s.XIII y a lo largo de su historia ha pertenecido a diferentes países, Alemania, Lituania y Polonia, Suecia y Rusia, antes de ser parte de la Estonia independiente.

 

El primer edificio que se puede apreciar es el ayuntamiento. Fue construido en 1797 como residencia particular y posteriormente fue remodelado para ejercer su función actual.

Ayuntamiento de Pärnu

La iglesia de St Elisabeth.

 

Fue construida en 1747 y es uno de los edificios barrocos más destacados de Estonia.

 

Su nombre hace honor a la emperatriz rusa Elisabeth que fue quien mandó construirla.

 

Es una iglesia muy sencilla, de culto protestante, pero tiene uno de los órganos mejores de Estonia. Por ello, es un lugar donde se suelen realizar conciertos y diferentes eventos relacionados.

 

Había una energía muy bonita en el interior.


Iglesia de Santa Elisabeth

Iglesia de St. Elisabeth

La iglesia ortodoxa de la transfiguración del Señor, se construyó en 1904 en estilo ruso, ya que la iglesia de santa Catalina se había quedado pequeña.

 

El campanario tiene 34m de altura. El interior es muy bonito, con la típica decoración ortodoxa a base de iconos.

 

Tiene muy buena acústica, por lo que se suelen hacer conciertos en su interior.

Iglesia de ortodoxa de la transfiguración del señor

Interior de la iglesia ortodoxa de la transfiguración del Señor

También está la iglesia de St. Catherine, construida en 1752 por la emperatriz rusa de su mismo nombre cuando estuvo viajando por estas tierras. Estaba cerrada, no sabemos si porque ya no se usa, sustituida por la iglesia de la transfiguración del señor, o porque no se podía visitar.

 

La guía resalta algunos otros edificios, como Mary Magdalena Guild o The Almshouse pero no los encontramos, nos dedicamos a pasear por la ciudad, y saludar a Lydia Koldula que fue un importante periodista de esta ciudad.

Monumento a Lydia Kolduga

Seguimos paseando por Pärnu, alejándonos un poco del casco antiguo y nos encontramos con el río y el puente central que la atraviesa, y al lado del muelle donde están los barcos lo que queda de las murallas que tenía la ciudad para defenderse de los peligros que podían venir de tierra o mar, y alguna de las puertas que permitían atravesarla.

Puerta de la antigua muralla de Parnu


2.4. Los festivales

Ensayo general para el festival de bienvenida al verano que se celebraba ese día en Pärnu

En la oficina de turismo nos informaron de que había un festival de bienvenida al verano que se celebraba en el anfiteatro de la ciudad a las 18h. Tenía buena pinta, pero nuestra idea era seguir camino hacia el norte y quedarnos nos retrasaba mucho. Sin embargo, el destino tenía otros planes para nosotros.

 

Paseando con las bicis, sin darnos de cuenta llegamos hasta el anfiteatro y nos encontramos con que estaban en los ensayos del concierto y que ya había unos puestos de comida preparados, con un poco de adelanto, para el concierto. Lo llevaban los padres y madres del pueblo y nos imaginamos que para sacar dinero para pagar el evento.

 

Era la hora de comer, así que decidimos aprovechar la coyuntura y colaborar. Pedimos carne a la brasa, patatas fritas, una bebida hecha a base de pan fermentado que ya habíamos probado en Polonia, que nos gustó mucho, y luego de postre unos dulces caseros que habían llevado las madres. Riquísimos. Por todo pagamos 28€. Mientras tanto estuvimos escuchando las canciones y riéndonos con los chavales encargados de los helados que insistían en que les compráramos, a pesar del frío y la lluvia.

 

Algunos de los chicos y chicas que estaban responsables de vender los helados

Vimos un par de chicos que se habían sentado también en el anfiteatro y les saludamos. Nos dijeron que eran argentinos, Alejandro y José María, así que estuvimos un rato muy agradable conversando con ellos. Iban a comprar unas bicis para seguir camino hacia Polonia. Desde aquí les mandamos muchos saludos y mucha suerte. Seguiremos en contacto.

Con Jose María y Alejandro, argentinos viajando por los países bálticos

Después de comer seguimos dando un paseo por la ciudad y volvimos a la autocaravana, nos pusimos más ropa, porque hacía mucho frío, y volvimos al festival. Era una oportunidad para nosotros de conocer un poco más la cultura de la ciudad.

 

En el camino nos encontramos con unos grupos de danzas tradicionales. Nos gustaron mucho, muy animadas.

 

En un momento cogieron gente del público para bailar y nos quedamos con un poco de pena de no entender la lengua y no atrevernos a participar.


Momentos de los grupos de danzas en Pärnu

El festival de bienvenida al verano, estaba organizado desde la escuela. Había diferentes grupos de niñas que cantaban y bailaban. Y decimos niñas porque no vimos a ningún niño en ninguno de los grupos.

 

Después actuó un grupo de trikitilaris, y nos volvió a trasladar a casa, a otras melodías conocidas y nos alegramos.

 

Celebraron también un acto oficial. Aparecieron los alcaldes de Tallín y de Pärnu, y los primeros hicieron entrega a los segundos de la condecoración de ciudad del verano. Después actuó la orquesta junto con los cantantes que ya habíamos visto.

 

La gente que estaba viendo el concierto eran los padres y madres y abuelas de los niños que actuaban, gente muy normal, muy de andar por casa. Ellos también con los polares y abrigos.

 

Pasamos un rato muy divertido.


Grupos de niñas en el escenario del Festival de Bienvenida al verano

Trikitilaris en el Festival de Pärnu

Público del Festival de Pärnu


3. A la isla de Saaremaa

Después del concierto volvimos otra vez a ponernos en camino. Dejamos Parnu y fuimos a Virtsu para coger el ferry para la isla de Saaremaa.

 

Tuvimos suerte y llegamos cuando salía el ferry. Tarda media hora y nos costó 14,25€. En el ferry había comedores con comida preparada y tiendas para comprar más comida. Lo vimos y nos bajamos otra vez a la autocaravana.

Nos dejó en la isla de Mahu, que está unida a la de Saaremaa, más grande, por un dique.

 

Fuimos a dormir a un espacio al lado del mar en el norte de la isla de Saaremaa. Un lugar espectacular. Nos hemos sentido privilegiados de poder dormir allí, solos.

 

Hemos llegado a tiempo de ver atardecer en el mar, a las 11.40, a las 12 de la noche sigue sin sin oscurecer y continúan los colores del atardecer en el mar.

Primer atardecer del verano 2017. Solsticio de verano en la isla de Saaremaa


Coordenadas,

 

Salacgriva, pernocta: N57º46'10.2"/E024º21'06.0".

Al lado de la playa, un espacio deportivo a la salida del pueblo. Muy tranquilo, baños cerca y merendero.

Parnu, N58º23'11.3"/E024º30'38.5".

Parking en la calle de no pago, justo al lado del centro. Muy bien situado para ir andando

Isla Saarema (pernocta) N58º36'15.83"/E022º58'44.75",

Lugar al lado de la playa, en el norte de la isla. Aislado de todo, rodeado de naturaleza y mar. Espectacular.

 

Hoy conducimos 190ms en total

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Jose (jueves, 06 julio 2017 01:34)

    Hola Lupe!
    Compramos las bicis y ya estamos en Gdansk!
    Cariños