93º etapa. Helsinki, Naantali. 28/06/17

Hemos visitado Helsinki y hemos disfrutado mucho de la ciudad. Para dormir hemos ido hacia el oeste, a Naantali


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos: Helsinki


Llegamos al puerto a mediodía y encontramos un sitio para aparcar a unos 2kms del centro, era de pago, así que pagamos 5€ y tuvimos tiempo para comer y echar una siesta, y volvimos a pagar 8€ para poder estar el resto de la tarde y poder visitar Helsinki.

Con el grupo de mañicas y pamplonicas en Helsinki

Justo cuando salíamos de la autocaravana nos encontramos con un grupo de turistas que hablaban castellano, tres de Zaragoza (Belen, Pilar y Carmen) y dos de Pamplona (Laura y Txomin).

 

¡¡¡Qué ilusión y qué alegría!!!.

 

Estuvimos hablando un poco con ellos. Nos pasaron información de lo que habían visto y conocido en Helsinki y nos sacamos unas fotos. Desde aquí les mandamos muchos saludos, y hasta la próxima.


Qué ver y qué hacer en Helsinki

Fue fundada en 1550 por el rey sueco Gustavo Vasa para competir con el puerto comercial hanseático de Tallin.

 

En el s.XVIII, para intentar detener el avance ruso, construyeron una fortaleza en la isla cercana de Suomenlinna, y durante algún tiempo vivía más tiempo en la isla que en la ciudad. Sin embargo, al final cayeron bajo dominio ruso y fueron quienes la eligieron como la capital de Finlandia sustituyendo a Turku con más influencia sueca. A partir de entonces la ciudad creció rápidamente y se construyeron los majestuosos edificios del centro.

 

La isla de Suommenlinna se puede visitar. Hay dos compañías de cruceros que tienen varias salidas a la isla, y se toman en la plaza del mercado. Nosotros no fuimos.

Fuente con imagen de la sirena, es uno de los símbolos de Helsinki


El centro de la ciudad

Cogimos las bicis y nos fuimos a visitar la ciudad. Teniamos el mapa que nos había prestado Mia y Joseba y nos facilitó mucho para hacernos la primera idea de la ciudad.


Helsinki se articula alrededor de LA PLAZA DEL MERCADO, Kauppatori, que se encuentra junto al muelle de pasajeros en el casco antiguo. Allí es donde se juntan los pescadores a vender sus productos, hay puestos de diferentes tipos muchos para el turimo y puestos de venta de comidas preparadas a base de pescado.

 

Probamos un poco de pescado frito y salmón con verduras, estaba riquísimo y el precio bastante bueno 13€ por una ración.

Puestos en el mercado en la parte exterior del muelle de pasajeros en el centro de Helsinki

Edificio del mercado, al lado del puerto

La ciudad continúa por el PASEO EXPLANADI, ahí se encuentra la oficina de información y turismo. Fueron muy amables y nos dieron el mapa de la ciudad e información sobre los viajes a la fortaleza de Suomelinda y sobre saunas, hay varias en la ciudad, pero tampoco fuimos, tuvimos la suerte de que a la mañana del segundo día hizo mejor tiempo y nos bañamos en la playa.

 

El paseo es un jardín muy bonito, con alguna otra estatua, y un lugar de ocio y esparcimiento en todas las terrazas y restaurantes que hay alrededor. Vimos gente muy elegante estar tomando champán.

 

Y nos dimos de cuenta que hemos dado otro salto también, estamos en los países ricos de Europa.

Paseo Explanadi en pleno centro de Helsinki

Nos acercamos a la CATEDRAL PROTESTANTE, la tuomiokkirkko, neoclásica, de paredes blancas. Impresionante. Está en lo alto de una pequeña colina, rodeada de escaleras, lo que la hace más majestuosa todavía.

 

En el interior, sin embargo, es muy sencilla, al estilo protestante. Había un festival de conciertos de órgano, pero no nos iba bien con nuestros planes.

 

Una pena, porque leímos en algún sitio que la acústica de la catedral era muy buena.

Catedral ortodoxa, tuomiokkirkko, que se muestra orgullosa

Organo en el interior de la catedral ortodoxa

La catedral está en frente de LA PLAZA DEL SENADO, otra de los edificios emblemáticos de Helsinki.

Plaza del senado y edificio del Senado en Helsinki

Continuamos paseando por esa zona y nos sorprendió la majestuosidad de los edificios. Hay edificios grandiosos tanto de piedra como de ladrillo. Muy bonitos.

Calle de Helsinki

Edificio de ladrillo en Helsinki

Otra muestra de edificio de ladrillo en Helsinki

Calle de Helsinki al lado del mar, antes de llegar a la isla

De las calles al lado de la catedral ortodoxa nos volvimos a acercar al mar, paseamos por una pequeña isla y al lado del puerto llegamos a la ISLA DE KARAJANOKKA en la que se encuentra la otra catedral de Helsinki, la CATEDRAL DE USPENSKI.

 

Esta catedral es de ladrillo rojo, construida con el estilo ortodoxo ruso, con las cúpulas bizantinas, aunque ahora es utilizada por la comunidad ortodoxa finlandesa. El interior, al revés que la otra catedral, está profusamente adornada con la iconoclastia típica bizantina.

 

Es curioso la posición de ambas catedrales, ambas en una colina, como si fueran damas de un ajedrez.

Catedral de Uspenski, en la ladera se puede ver un montón de gente disfrutando del sol

Edificio de ladrillo en la isla de Karajonakka, en su interior hay locales de moda. En ese bar estuvimos tomando unas cervezas

Nos acercamos a la isla de Karajonakka, el paseo que conduce a ella sigue teniendo edificios espectaculars, uno con una veleta que era una especie de barco.

 

En el mar hay un puerto con yates y unos edificios de ladrillo que ahora tienen bares y locales de moda, con mucha gente tomando cervezas y vinos. Oimos español varias veces otra vez, pero ya no nos paramos.

 

Pero fue curioso porque iba una pareja hablando español y se pararon para hacerse una foto donde nosotros habíamos parado para ver un hidroavión. Comenzamos a hablar y fue una gran coincidencia, Francisco y Amarumayu.

 

Están durante tres meses en Europa trabajando con medicina chamánica.  Nos encantó conversar con ellos. Nos tomamos unas cañas en uno de los bares y estuvimos tres horas hablando sin enterarnos.

 

Comprobamos otra vez que estamos en un país de la Europa rica, cada cerveza nos costó 6,5€. Estamos acostumbrados a otros precios.

Amarumayu y Francisco en Helsinki

Dimos una vuelta por la isla, y vimos rincones muy bonitos. Es una zona residencial, con muchos jardines y mucha tranquilidad.

 

Es una gozada pasear por Helsinki, hay un montón de flores y las lilas y las rosas están en su explendor y todo huele de maravilla.

 

Nos sorprendió ver en varios lugares la bandera del arcoiris. Pensamos que se debía a la celebración del día del orgullo gay, el 28 de junio.

Estatua rodeada de lilas en flor


La parte más moderna

Una vez conocido el corazón de Helsinki nos alejamos un poco y nos dirigimos a la ESTACION DE FERROCARRIL.

 

Nos impactó, es otro gran centro de la ciudad. Está rodeado de un montón de edificios modernos que son centros comerciales, en sus paredes aparecen las marcas de los edificios que hay en su interior. También, en los alrededores hay muchas cafeterías y restaurantes repletas de gente.

Edificio de la estación de tren en Helsinki

En esta zona sigue habiendo edficicios impresionantes. De algunos de ellos nos nos enteramos los nombres, de otros no. Vimos el museo de arte contemporaneo Kiasma, el museo de Bellas Artes Ateneum, rodeado de unos jardines preciosos al lado de otra entrada del mar, el casino, la ópera, etc.

 

Nos fascinó.

Enfrente de la estación de tren

Museo de arte Contemporaneo Kiasma

Edificio de la ópera

Otro edificio del que no sabemos el nombre, delante de unos jardines preciosos

Edificio del casino

Edificio de Bellas Artes con los jardines

La libreria Académica, obra del famoso arquitecto finlandés Alvaar Alto


La ruta de las olimpiadas

Tanto el día 27 como el 28, aparcamos la autocaravana en la ruta de las olimpiadas, un paseo muy bonito que hay alrededor del mar y que permite darse cuenta de la relación que tienen. Helsinki está totalmente fusionada con el mar, el mar se va adentrando en la ciudad y la ciudad en el mar.

 

Aparecen bahías y ensenadas, pequeñas islas que se pueden visitar a través de los puentes que las unen, otras islas que quedan más lejos, puertos deportivos con yates de todo tipo y bastante lujo, incluso vimos un hidroavión aparcado en uno.

 

LLega un momento que se pierde la noción del espacio y la perspectiva. ¿se ha acabado la ciudad, estamos en una isla?

 

La gente aprovecha este paseo para hacer deporte, para disfrutar del sol. Las tribunas de las olimpiadas son buenos lugares para aprovechar el buen tiempo. Además hay parques, terrazas, zonas de mini-golf, etc.


Diferentes puertos en Helsinki

Paseo de las olimpiadas con una isla enfrente

Tribuna de las olimpiadas aprovechada como lugar de ocio

Espacio verde al lado del paseo de las olimpiadas

Gansos en un parque de Helsinki

Y los espacios verdes también son aprovechados por otros habitantes de la ciudad para dar un paseo, como se puede ver en la foto de la izquierda.

 

Andaban con todo el derecho del mundo, sin inmutarse ni una pluma por compartir espacio con los humanos.



El museo de las casas de madera al aire libre en la isla de Seurasaari

Vimos que había un museo de casas de madera y nos apeteció verlo. En el mapa que nos dieron en Turismo lo ponía en Seurasaari pero no sabíamos que era una de las islas de Helsinki, y que quedaba a unos cuantos kilómetros del centro.

 

Cuando conseguimos llegar eran las 17.40 y cerraban a las 19h, por lo que en la recepción no nos vendió entradas y solo pudimos pasear por el exterior, pero mereció la pena, tanto por las casas que vimos como por el paseo en la isla. Las casas de madera que se tienen que quitar de su ubicación original debido al motivo que sea van trayendo a este museo.

 

En el camino encontramos el monumento a Sibelius, el famoso compositor y violinista finlandés

 

 

Monumento a Sibelius

Nos ha sorprendido mucho toda la construcción en madera que hemos visto hasta ahora. Teníamos el concepto de que las casas de madera duran unos 80-100 años pero no más, y sin embargo, aquí son al menos del siglo XVII.


Iglesia de madera

Molino de madera

En Finlandia nos parece que la construcción es diferente a lo que habíamos visto en otros países, sobre todo Rumanía y Polonia. Las tablas son verticales. Hay una escalera al tejado por la parte de afuera, en algunos sitios las hemos visto a ventanas y nos imaginamos que son accesos directos en caso de que la nieve no deje acceder por la puerta principal.

 

Suelen aparecer pintadas de rojo, aunque también hemos visto algunas, pocas, pintadas de azul.

Casa de madera típica.

Nos explicaron que las maderas se trabajan de forma que se machi-hembran unas en otras, sin necesidad de utilizar clavos, y por eso son totalmente trasladables a otro  lugar. Se colocan encima de una base de piedras que las mantiene aisladas del suelo.

 

Enmanuel, un arquitecto que conocimos nos expicó que tienen una gran eficiencia energética y permiten una muy buena calidad del aire en su interior. Proporcionan un ambiente más sano que las casas aisladas con recubrimientos plásticos, que son los que se usan actualmente.

 

Nos parece un tema muy interesante, del que no sabemos casi nada.


La playa

Aquí también hemos sido muy afortunados. Llegamos a Helsinki con sol pero con bastante frío, y ese frío se nos metió en los huesos. Pero al día siguiente subieron las temperaturas y disfrutamos de un día precioso, con sol y calor.

 

Nos fuimos a dormir a un lugar cercano, cerca de una playa muy bonita, lo que nos permitió levantarnos y darnos un baño, un poco rápido eso sí porque el agua estaba fría, en el mar.

 

El baño nos ayudó a conectar con una energía de calidad para disfrutar de Helsinki y de Finlandia.

Cartel indicador de la playa, al lado de donde habíamos aparcado para pernoctar

Playa en Helsinki


Para dormir nos dirigimos hacia el oeste, para visitar Torku, la antigua capital de Finlandia. Para dormir fuimos a un pueblecito cercano, a Naantali.


Coordenadas,

Helsinki,

Aparcamiento para ver la ciudad

N60º09'33.12"/E024º57'42.11", zona de pago 9-21h


N60º08'53.52"/024º55'22.8", zona industrial a 5kms del centro, cerca de playas y zonas verdes de recreo muy bonitas, tambén había carteles para pagar pero no encontramos cómo. Nadie nos dijo nada.


pernocta, N60º12'02.51"/E025º07'55.92", espacio al lado de una playa muy bonita, cerca de una pista de tenis

Naantali

Pernocta: N60º28'23.7"/E022º01'45.0"

Parking muy tranquilo al lado del spa de Naantali, sin servicios, cerca de la playa.

 

Conducimos 202 kms en total


Escribir comentario

Comentarios: 0