105º etapa. Glaciar Jokeforden, Tromso, cascada Malselvfossen. 10/07/17.

Hoy seguimos recorriendo la costa norte de Noruega, disfrutando de la belleza del paisaje.

 

Cogimos dos ferrys para llegar a Tromso, la ciudad más grande del norte de Noruega. Después de visitar la ciudad seguimos ruta hacia el sur y dormimos al lado de una cascada, Malselvfossen. Impresionante


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Tromso

1. Carretera hacia Tromso

Casa al lado de carretera y del mar

Una de las múltiples cascadas que se van desplegando desde los glaciares. Esta, al estar más cerca de la carretera, se veía en todo su explendor

Seguimos disfrutando de los paisajes que se van desplegando delante de nuestros ojos.

 

Vamos por la carretera nacional, la E6. Están haciendo obras y construyendo más túneles, como ya comentamos en la etapa anterior, hasta hace poco no existían y había pueblos a los que sólo se podía acceder por mar.

Obras en la carretera, construyendo túneles

Noruega es un país rico, el tercer exportador de petroleo del mundo, y a la vez es un país con un buen sistema de bienestar para sus ciudadanos, y por tanto tienen muy buen nivel de vida, con lo que eso significa.

 

Y ese de una de los grandes prejuicios y miedos que han caido de nuestra cabeza con este viaje.

 

Es curioso cómo nos hacemos ideas preconcebidas de lo que no conocemos que no se parece en nada la realidad. Pensábamos que al venir a Cabo Norte, al polo norte, las condiciones de vida serían extremas, que no habría pueblos, que no habría gasoil.

 

Y nada más lejos de la realidad. Los pueblos tienen cien mil tiendas y centros comerciales, hay gasolineras por todas partes, con gasoil más caro que en España, eso sí. Las casas se ven muy bien, tienen varios coches aparcados fuera, trineos para la nieve, en muchas caravanas o autocaravanas, y diferentes maquinarias y tractores equipados con diferentes maquinarias, entre ellos quitanieves.

Coche antiguo al lado de un pequeño puerto de mar

Puerto pesquero y de recreo en uno de los pueblos del camino


Vimos un pequeño pueblo, Hogeggvegen, y nos acercamos a ver la iglesia. Estaba cerrada, pero al lado tenía el cementerio, como es normal en Noruega.

 

El cementerio estaba lleno de flores, con hierba alrededor, muy agradable, incluso se podia andar descalzo por alli. Muy bonito, realmente no parecen cementerios.

Iglesia de un pueblecito de Noruega, Hogeggvegen

Flores en el cementerio

2. Ferrys

Para ir a Tromso cogemos 2 ferrys, uno en Olderdalen a Lyngseidet de 13kms y el otro en Svensby a Breivikeidet Fergekei de 7kms. Siempre es una gozada ir en ferry, es como ir en crucero. Después acabaremos hartos de viajar en ferry, pero ahora estamos emocionados.

 

Hay que pagar por longitud de la autocaravana, como pasa de 6m entra en la siguiente categoria y se paga mas, 32 € en el primero y 12€ (aprox. al cambio) en el segundo. Según el recorrido que se realice puede merecer la pena al ahorrar kilómetros en carretera.

Paisaje desde el ferry, montañas nevadas, fiordos, mar, monte

La autocaravana en el ferry

Vista del pueblo al que llegamos con el ferry

Y encima tuvimos un corazón dibujado en el cielo para nosotros

2. Cosas que hacer y ver en Tromso

Tromso es una ciudad de unos 70.000 habitantes, la más grande del Norte de Noruega. El municipio abarca una parte continental y varias islas.

 

Hay vestigios de estar habitada desde la Edad del Hierro, y de la existencia de comunidades samis cercanas. En la Edad media fue un centro religioso asociado con la iglesia católica. La primera iglesia se construyó en el s.XIII, y con la excusa de los oficios religiosos era el centro donde también se realizaban intercambios comerciales. Para poder pasar la noche los vecinos que muchas veces venían de lejos, y muchas veces por mar, se construyeron pequeñas cabañas alrededor de la iglesia.

 

A partir de 1820 se convirtió en el mayor puerto noruego del ärtico, y el comercio de pescado fue fundamental para ello. Este desarrollo potenció el desarrollo de instituciones culturales como la Universidad llegando a denominarla como la París del Norte.

Puente de entrada a Tromso

En la actualidad es una ciudad llena de vitalidad y de vida, llena de hoteles y de restaurantes y de posibilidad de ocio para el visitante. Y tiene un puerto al que llegan ferrys y cruceros.

 

Es la sede de la Universidad de Tromso, por lo que está llena de estudiantes y de vida estudiantil.

 

Está situada en el norte del círculo polar ártico por lo que se puede disfrutar del sol de medianoche, pero no tuvimos esa suerte ya que nos tocó todo el tiempo nublado.

Catedral del ärtico en Tromso

Cuando se llega a Tromso, hay un gran puente que atraviesa hasta la isla donde se encuentra la ciudad.

 

Antes de cruzarlo está la catedral del Ártico, un edificio moderno que quiere representar con los triángulos que la forman las grietas del hielo y los velos de las auroras boreales. Queda un poco adesmano al aparcar en el centro por lo que no fuimos. También había que pagar, y pero no nos apetecía entrar en un edificio tan moderno. Cuestión de gustos.

Catedral de Tromso, en el interior de la ciudad

Entramos en la catedral que esta al lado del centro, una iglesia de madera del culto protestante. Muy bonita en su interior, nos asombró el órgano, y hacen conciertos todos los días, pero llegamos tarde.

Organo de la catedral de Tromso

También hay más iglesias, al menos vimos otra de culto católico un poco más alejado pero estaba cerrada.

 

La ciudad es una mezcla de casas de madera, antiguas, muy bonitas, y edificios modernos, con mucho cristal, una mezcla curiosa de edificios más tradicionales con otros modernos.

Entrada a Polaria, el centro de interpretación del ártico

Como ciudad moderna y cultural, hay varios museos y cabe destacar Polaria como uno de los grandes atractivos de la ciudad, el centro de interpretación del Ártico. Cuando llegamos había una exposición titulada snowshow, haciendo un homenaje a uno de los pioneros en el polo sur. Tal y como decían llegó a la antártida gracias al conocimiento de los samis, el pueblo originario del Ártico, ataviado con sus ropas, por ejemplo.

Calles del centro de Tromso, casas de madera y edificios de oficinas al fondo a la izquierda

Otra calle del centro de Tromso

Otro de los atractivos turísticos de Tromso es la fábrica de cerveza Mack. Está establecida aquí desde 1877 y ofrece la posibilidad de realizar visitas guiadas. Nos llamó la atención que en la fachada de la fábrica encontramos un cartel del banco Santander, curioso, no?. 

 

Las visitas eran por la mañana, y nosotros estuvimos por la tarde, así que decidimos tomarnos la cerveza en su honor en la autocaravana, mano a mano.

Troll delante de una de las tiendas

En Tromso nos encontramos con los típicos personajes noruegos. Había varios trolls en algunas de las tiendas como atrayente turístico. En otra tenían un oso polar blanco, muy bonito y que está en las fotos de todos los turistas que pasan por aquí. Y también nos echamos una amiga que llevaba tiempo esperando al autobús (y llevaba las chocolatinas escondidas en el bolso)

Señora de Tromso, lleva tanto tiempo esperando el autobús que ha engordado un poco con las chocolatinas que lleva en el bolso. Por cierto, muy buenas.


Habíamos pensado coger un ferry en Tromso hacia las islas Lofoten pero no fuimos capaces de encontrar la manera.

 

Llegamos a la oficina de información y turismo a las 17.15 y estaba cerrada desde las 17h, así que no lo pudimos preguntar y lo intentamos en un par de hoteles pero tampoco nos dieron información, incluso lo contrario, nos dijeron que no era posible. Luego nos enteramos que nuestros amigos navarros, Paula y Juanjo, lo habían hecho. En fin, nos tocaba por carretera. Así que después de dar un paseo por la ciudad nos fuimos hacia el sur.

 

Teniamos referencia por un blog de una cascada como a 150kms de Tromso y nos venia muy bien de horarios, asi que fuimos hacia alli.

4. Cascada de Malselvfossen

En el camino encontramos un área de venta de productos samis, queríammos probar la sopa de reno y podía ser una gran oportunidad.

 

Paramos y estaba cerrado pero abrió una señora y nos hablo en español y nos dejó entrar. Estuvimos hablando un poco con ella, es una señora noruega que vive a caballo entre Alicante y Noruega. Tiene un mercadillo de productos samis, aquí hasta septiembre, luego vuelve a Alicante y en Navidad lo lleva a Oslo.

 

Nos ayudó a desmitificar un poco a los samis ya que tienen un gran enganche turístico. Y no conseguimos la sopa porque tenía todo cerrado y apagado y no hubo manera de convencerla.

 

Así que seguimos ruta.

Puesto de venta de productos samis en la carretera

Llegamos hasta la cascada. Encontramos un area de autocaravanas con vistas y un camping un poco mas adelante, nos quedamos un espacio al lado de la carretera y decidimos aparcar alli.

 

Las vistas desde la ventana de la habitacion eran impresionantes, mereció la pena llegar alli y dormir allí.

Cascadas de Malselvforssen

Otra vista de la cascada


Coordenadas,

Fiordo jokelforden, (pernocta) N70º04'58.5"/E022º00'29.5",

Parking en el inicio de un paseo al glaciar de jokelforden, hay baños y basura. Gratuitos.


Cascadas Malselvfossen, (pernocta) N69º02'4.3"/E018º38'55.7",

area de autocaravanas, aparcamos un poco más lejos, en un hueco de la carretera

 

Hemos conducido 356 kms, hemos cogido dos ferry y hemos navegado 20 kms. Hemos echado gasoil, aquí está alrededor de 1,40 a 1,55€ 


Escribir comentario

Comentarios: 0