112º etapa. Trondheim, Molde. 17/07/2017

Hoy estamos en Trondheim y nos dedicamos a visitar la ciudad, nos recuerda a Santiago de Compostela.

 

Por la noche vamos a dormir a Molde.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Trondheim

1. Trondheim, un poco de historia

Fachada principal de la catedral de Trondheim

Trondheim es la tercera ciudad de Noruega, con 190.000 habitantes. Es una ciudad estudiantil, con más de 30.000 estudiantes, en la universidad más grande de Noruega (NTNU). Y se considera la capital noruega de la tecnología. Por lo que es una ciudad moderna y llena de vida, además de una ciudad con mucha historia.

 

Fue fundada en 997, y fue la capital de Noruega entre los siglos XI a principios del XIII. Su historia está ligada al rey S.Olav, el primer rey noruego que se convirtió al cristianismo. Este rey murió en la batalla cerca y fue enterrado en lo que ahora es Tromdhein. Encima de su tumba se construyó la catedral y desde entonces ha sido centro de peregrinación. Y está reconocido como ruta cultural europea, al igual que Santiago de Compostela.

Monumento al pescador en el puerto de Trondheim

Trondheim es una ciudad rodeada de agua, y su desarrollo ha estado ligado a ella.

 

Se encuentra en el meandro que realiza el río Nidelva justo antes de su desembocadura, y hay varios puentes que lo cruzan, entre ellos el puente viejo que conecta la ciudad con la fortaleza que se encuentra en un monte cercano.

 

A ambos lados del río, junto al puente viejo, están los antiguos almacenes. Son casas de madera, de diferentes colores que le dan una gran belleza.

 

Hay un canal que une el río con el mar, que ha permitido que diferentes industrias se localizaran allá desde el s.XIX. Actualmente quedan los edificios de ladrillo reconvertidos en restaurantes y centros de ocio como alguna galeria de arte.

 

Y por supuesto, el mar, con su puerto pesquero y comercial, donde llegan los barcos, cruceros, ferrys, y por supuesto el Hurtigruten, el barco que recorre toda la costa noruega uniendo los diferentes pueblos.

Puerto deportivo en Trondheim, en el canal. Se ven los antiguos edificios de ladrillo a la izquierda


2. Cosas que ver y qué hacer en Tromdheim

2.1. La catedral

Lo primero que uno encuentra al llegar a Trondheim es la catedral Nidaros (Nidaros Domkirke). Es el edificio medieval más grande de Escandinavia. Está construido en piedra y empezó a levantarse en 1153 cuando Noruega se convirtió en arzobispado independiente. Como ya hemos dicho, está edificada sobre la tumba de S.Olav, el primer santo cristiano Noruego. Y es un gran centro de peregrinación, que atrae, sobre todo, a peregrinos desde Oslo.


Fachada principal de la catedral de Trondheim

La fachada principal está muy ornamentada, recubierta por estatuas de personajes bíblicos, obispos y reyes noruegos. Y en todo el alrededor también hay diferentes estatuas, gárgolas, etc que merecen su atención. Y también está al lado del cementerio, como muchas de las iglesias en Noruega.

 

El interior es impresionante. Hay que pagar para entrar, salvo cuando se ofrecen servicios religiosos. Al lado de la catedral está el centro de visitantes, donde venden las entradas y es una especie de oficina de turismo.

 

Entramos la primera vez por la puerta lateral debido a que había una misa anglicana en inglés, y la catedral estaba abierta. Nos llamó la atención que la oficiante era una mujer.

 

Se entra en el crucero central. Tiene cuatro brazos, dos cortos y otros dos mucho más largos, en uno se localiza el altar principal, y en el otro un órgano impresionante. Además, hay otro órgano encima de la puerta por la que entramos. Y tuvimos el privilegio de poder escuchar un mini concierto de órgano, de 15min, organ meditation. Nos encantó y mereció la pena. En la guía ponía que era gratis, pero tuvimos que pagar la entrada a la catedral, de 80coronas por persona (unos 8€). Nos dijeron que había dos conciertos, a las 13h, que fue al que acudimos, y a las 18h, que era gratis. Pero se nos hacía muy tarde para esperar.

Palacio arzobispal y museo

Al lado de la catedral está el palacio Arzobispal que como su nombre indica fue la residencia del obispo. Es el edificio más antiguo de Escandinavia. Actualmente es museo y se muestran las joyas de la corona noruega. Se puede entrar dentro del patio, no nos pareció muy especial. No entramos en el museo.

 

También al lado de la catedral está el museo de arte de Trondheim, con diferentes estatuas en el exterior.


2. Munke gate y las tapas de S.Sebastian

De la catedral sale una calle, la Munke gate, que la conecta con la plaza principal, una plaza muy grande, con una rotonda en su interior y una estatua en el centro, y a su vez con el puerto.

Plaza principal de Tronheim

Uno de los restaurantes de la plaza de Trondheim

La plaza está llena de restaurantes, y encontramos uno con un nombre que nos sonó muy conocido, San Sebastian. Nos hizo muchísima ilusión.

 

Estuvimos hablando con una de las camareras y nos contó que el dueño era noruego, pero sí había un camarero de S.Sebastian. No lo pudimos saludar porque coincidía que estaba de vacaciones. El lugar está de moda porque a los noruegos les gusta la idea de las tapas, poder comer algo más sencillo que un menú. Y tienen otros dos restaurantes en la ciudad. El interior está decorado muy bonito, con fotografías del peine de los vientos, del Kursal, de diferentes escenas vascas.

El nombre lo dice todo. Estamos en Trondheim, nos trasladamos a casa, por un momento

Habíamos quedado con Paula y Juanjo para encontrarnos, y decidimos que íbamos a hacerlo allí. Estamos en contacto con ellos, ya que van por delante en el viaje y nos van ayudando un montón con lo que ellos van viendo. Aquí pensábamos adelantarnos, por una vez, pero ha sido imposible. ¡Se nos volvieron a adelantar!.

 

Nos íbamos a seguir saltando las normas de no gastar en Noruega. ¿Para qué está el dinero sino para disfrutarlo? Y esta era una ocasión que lo merecía.

En el interior del restaurante San Sebastian, en Trondheim

Pedimos unas tapas: Bacalao ajoarriero, aunque llebaba olivas, estaba muy rico, patatas bravas, mejillones en salsa de queso picante, queso con mermelada de pimiento, un guiso de cordero. Y también unas cervezas. La comida tenía precios decentes, como en Donosti, las cervezas 12€ cada una pero mereció la pena y mucho.

 

Lo pasamos muy bien, nos reimos un montón. Fue una tarde muy agradable y muy rica. Es una gozada coincidir con Paula y Juanjo.

 

En el restaurante les dejamos una frase en euskera."Mila esker denori" (muchas gracias a todos)

 

Les hizo mucha ilusión.

Nuestra huella en el restaurante San Sebatian, en Trondheim


2.3 Alrededores del puerto y de la calle Munke gata

Es una estructura de calles paralelas con casas principalmente de madera, aunque hay algunos edificios más modernos. La ciudad fue rediseñada en el s.XVII después de que se quemara en un incendio.

 

La mayor parte están dedicados a comercio, de todo tipo, muchos de moda. Nos encontramos con Zara, que hacía ya mucho tiempo que no veíamos.


Diferentes estatuas que están en la calle Munke gate, y alrededor de la plaza


Casas y calles de Trondheim

Alguna de las calles todavía mantiene su estructura más medieval, de calle estrecha, adoquinada, con casitas de madera.

 

Paseamos un rato por la ciudad, aprovechando que todavía, no se hace de noche.

Calle más antigua

A la derecha de la plaza, llegando de la catedral está la iglesia de Nuestra Señora. También es una iglesia de piedra con un interior muy bonito y un órgano que también llama la atención.

 

Sin embargo, lo que más destaca de ella es la labor que realiza. Está abierta 24h al día a todo aquel que quiera rezar o bien tomar un café o comer alguno de los pequeños piscolabis que preparan, de forma totalmente gratuita y abierto a la voluntad de quien pueda aportar algo.

 

Nos tomamos un café y un crepe de mantequilla. Nos sorprendió y nos gustó mucho la idea. Por supuesto, colaboramos.


Iglesia de Our Lady en Tronheim

Iglesia y estatua de campesina con buey

En el paseo por las calles también nos encontramos con otras iglesias, tanto antiguas como más modernas y de diferentes credos.

 

Vimos alguna otra imagen que nos llamó la atención como la campesina con el buey, que se ve en la foto de la izquierda. O la estatua de una mujer, muy fina, cercana.


En el puerto está el mercado de pescado Ravnkloa.

 

Teníamos muchas ganas de comprar en un mercado, y nos defraudó porque no es un mercado, es una pescadería que tiene un restaurante al lado donde se puede comer. Pudimos comprar pescado fresco y unos pasteles a base de pescado, y los cocinamos en casita. Muy rico.

2.4. Alrededores del puente viejo y del canal

El primer puente viejo fue construido en 1681 para conectar la ciudad con la ciudadela de Kristiansten, aunque el actual es de 1861. En el puente quedan las reminiscencias de los mecanismos para elevarlo en uno de los extermos. Según dice la guía, en el otro extremo había una torre del reloj

Puente viejo, con los antiguos mecanismos para elevar el puente.

Al lado del puente viejo se encuentran los antiguos almacenes de las mercancías que llegaban a Trondheim tanto por río como por mar. Es un conjunto de casas de madera muy bonitas. Se puede pasear por el río y llegar hasta el canal, donde están los antiguos edificios industriales y el puerto deportivo. Las calles aledañas también están llenas de restaurantes y de comercios.

Los antiguos almacenes al lado del puente

Calle con casas de madera al lado del puente

Antiguos edificios industriales reconvertidos en restaurantes y zona de esparcimiento y ocio

Antiguas estructuras industriales actualmente integradas en el mobiliario urbano

Puerto deportivo en el canal


2.5. Kristiansten Fortress

Vista de la ciudad con el fortress predominando desde las alturas

Desde el puente viejo parte la calle que sube hasta el fortress. También, hay otro camino más fácil para subirlo en bici, o en coche, que es el que nosotros utilizamos.

 

El castillo predomina la ciudad desde la colina en la que se encuentra. Tuvo una misión defensiva, actualmente es un museo abierto de la historia de la ciudad y tiene unas vistas espectaculares de toda la ciudad. Además está rodeado por un parque, y había una exposición de diferentes esculturas de una artista noruega.

Kristiansten Fortress


Hemos estado en Trondheim muy a gusto. Nos ha sorprendido y ha gustado mucho. Es una ciudad llena de vida en la que además hemos disfrutado de unas tapas con unos grandes amigos, y hemos podido escuchar un pequeño gran concierto de órgano.

 

Hemos pasado casi 24h en esta ciudad. Dormimos en un parking vigilado al otro lado del río, muy tranquilo. De aquí nos fuimos a Molde. Es una ciudad a mitad de camino con Alesund o con Andalnes que todavía no sabemos cual es nuestro siguiente destino. Queremos ir a un camping y descansar un poco, y además hemos visto que hay festival de Jazz, como en Donosti, y nos hace ilusión estar allí.


Coordenadas:

Trondheim. Pernocta. N63º25'32.1/E10º22'54.8".

Parking guardado a 1 km de la catedral.

 

Molde. Pernocta. Camping N62º44'32.7"/E007º13'55.5".

Camping a 4kms del centro, con carril bici. aprox. 28€ por dormir. Hay que pagar 10 coronas para la ducha, y 20 coronas para la lavadora y otras 20 para la secadora, pero la tenemos que poner 2 veces. Hay wifi gratis, pero no nos funciona y nos dejan la clave de la wifi de administración, lo que nos obliga a trabajar en la recepción.

 

Hemos conducido 246kms. No hemos cogido ferrys


Escribir comentario

Comentarios: 0