113º etapa. Molde, Vestnes. 18/07/2017

Hoy estamos todo el día en Molde, es una ciudad que nos ha sorprendido mucho. No habíamos leído nada en la información turística salvo que tenía el festival de jazz y nos ha gustado mucho.

 

Realmente estaba muy animada con el festival, con actuaciones gratuitas por las calles y varios conciertos interesantes. Tiene un casco antiguo muy coqueto y varios edificios interesantes para visitar.

 

Es una ciudad muy dinámica, con un gran nivel de vida y las tiendas y escaparates con mucha clase y estilo.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Molde


Estatua de un músico en el puerto de Molde

Como ya hemos dicho, nos hemos dedicado a disfrutar de Molde y del festival de Jazz. Hemos tenido mucha suerte, porque llovía muchísimo cuando llegamos a Molde por la noche. El camping estaba practicamente lleno pero no hicieron un hueco, y hemos podido hacer colada y trabajar con la wifi, aunque en recepción. Nos sorprende cómo la gente está al aire libre aunque llueva, una pareja incluso estuvieron cenando bajo la lluvia.

 

Por la mañana ha dejado de llover y ha salido el sol a ratos y nos ha dejado disfrutar de la ciudad y del festival. Además, hemos tenido la suerte de encontrar un concierto de órgano en la iglesia, cuando hemos entrado a visitarla.

Una de las casas señoriales de Molde

Rio y cascadas que pasan por Molde y desembocan en el mar

Entrada a la calle principal con el cartel de bienvenida al festival de jazz

Calle principal, con la torre de la iglesia y la casa recubierta de hiedra. En la calle se pueden ver los puestos callejeros para la fiesta

Fuente con la muchacha con flores, dándonos la bienvenida a la calle de Molde


Desfile mañanero por las calles de Molde

Otro grupo de baile animando las calles de Molde

Banda de música de jazz por las calles de Molde

Ensayo de una de las actuaciones que van a tener lugar por la tarde

Uno de los grupos de jazz que estaban tocando en las calles de Molde


Intentamos ir a uno de los conciertos programados y estuvimos preguntando en las oficinas del festival que estaban en la misma calle, pero no había entradas. Nos quedamos con pena.

 

Seguimos paseando y nos encontramos con un bar montado en una barca al lado del mar en el que estaba tocando un grupo de jazz. Había que pagar unos 10€ por persona para entrar, pero nos animamos. Pedimos unas cervezas y nos integramos en el pueblo. Había mucha gente escuchando el concierto, bebiendo y riéndose. En algunos se iba notando el efecto de las cervezas mezcladas con algún licor.

 

Nos lo pasamos muy bien. Fue una experiencia diferente. Y la música muy buena.

Bar donde se estaba celebrando el concierto

Músicos tocando en el bar

Brindando con un vino y una cerveza. No se puede pedir vino, no se le puede llamar así. La cerveza muy buena, a precios que obligan a disfrutarla más intensamente, unos 10€.


Estuvimos en Molde hasta tarde. Después de las dos cervezas y el vino que nos tomamos, compramos unas patatas asadas en la calle en un puesto del Kurdistan, que nos supieron a gloria, y fueron nuestra cena y nos ayudaron a empapar el alcohol.

 

Nos fuimos de Molde en el ferry. Mientras nos íbamos vimos un barco del Hurtigruten y nos hizo mucha ilusión. Le sacamos la foto.

 

Encontramos un sitio para dormir fantástico en el siguiente pueblo, al lado de una pequeña playa. 

Hurtigruten, el barco que va recorriendo toda la costa Noruega, uniendo los diferentes pueblos


Coordenadas:

Molde (pernocta) N62º44'32.7"/E007º13'55.5",

camping a 4km del centro por carril bici. Unos 28€ la noche. Wifi gratis. Ducha 10 coronas, lavadora y secadora 20 coronas cada una.

Vestnes, (despues del ferry), (pernocta) N62º37'40.8"/E007º05'3.0",

Espacio en una zona residencial, al lado del mar, muy tranquilo ymuy bonita. Posibilidad de baño

 

Hemos conducido 9kms, Hemos pagado unos 40€ por el ferry y nos hemos desplazado en barco 12,6 kms


Escribir comentario

Comentarios: 0