114º etapa. Vestnes, Carretera del Troll, Vallnas, Talfjord, Geiranger. 19/07/2017

Nos hemos levantado con buen tiempo y hemos aprovechado para darnos un chapuzón en el mar.

 

Hemos decidido no ir a Alesund, aunque sea muy bonita, ya que nos supone muchos kilómetros de ida y vuelta.

 

Nos hemos dirigido hacia Andalnes para recorrer la famosa carretera del trol (Trollstigen).

 

Posteriormente la carreterapara llegar hasta Geiranger y visitar el fiordo Geirangerfjorden


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Trollstingen,

1. El despertar en Vestnes

Espacio de pernocta al lado del fiordo, en Vestnes

Hemos dormido en un espacio fantástico al lado del mar. Dimos un pequeño paseo y son casas residenciales muy bonitas, con jardines, y todo abierto. ¡Qué tranquilidad! Nos ha recordado a nuestra tierra cuando, hace unos cuantos años, también estaba todo abierto. Ahora es imposible, los amigos de lo ajeno lo hacen así.

 

Por la mañana ha amacecido con sol, y buena temperatura. Así que hemos aprovechado. Nos hemos dado un chapuzón en el mar. Cuando se ha bañado Josemi ha aparecido un barco, y unas vecinas han salido a la ventana. Nos hemos reído mucho. ¡Qué poder de convocatoria!

Saliendo del baño


Hemos decidido dejar Alesund, aunque sea muy bonita y adentrarnos ya en los fiordos. Por ellos nos hemos dirigido hacia el oeste, hacia Andalnes para tomar la famosa carretera del Trol, que va hacia el sur.

 

Y ya desde el principio hemos empezado a disfrutar del paisaje espectacular.

Paisaje desde Andalnes

2. La Trollstigen

La Trollstigen o escalera del Trol es una carretera que se dirige desde Andalnes, hacia el sur para llegar a Geiranger. Es una gran obra de ingeniería y ya en solo por ello es espectacular. Tiene once curvas de herradura y una pendiente de 1:12.

Vista de las vueltas de herradura en la carretera del Trol

Exige un gran nivel de conducción, sobre todo si ya eres un vehículo grande y te cruzas con otro del mismo estilo o mayor, como es el caso de los autobuses. Algunas veces, en alguna curva, es necesario cogerla al revés para que el que baja y el que sube tengan espacio para tomar la curva.

 

La carretera es muy estrecha, aunque tiene espacios para poder quedarse a un lado y dejar paso al que viene de frente.

 

Sin embargo, nos ha parecido mas fácil de lo que esperábamos, quizá es que está dentro de la atracción el exagerar, o quizá es que ya estamos duchos en carreteras similares, como las que iban de Donosti a Pamplona o algunas que hemos recorrido en el tour de Francia.

Vista de una de las curvas de herradura, dos autobuses se están cruzando en una de las rectas

Además, el paisaje es formidable. Está rodeado de montañas y es un valle estrecho, precioso. Por si fuera poco, la carretera está flanqueada por dos cataratas impresionantes a ambos lados, con un desnivel similar al de toda la carretera.

Catarata de Stigfossen, en la subida de la carretera del Trol

Vista de las montañas que rodean a la carretera del Trol

Además hay que reconocer el buen hacer noruego, que incrementa la belleza del espacio natural y el atractivo para el turismo.

 

En la parte final del recorrido han montado un centro de visitantes en cristal, acero y madera, totalmente integrado con el entorno, con una plataforma que permite asomarse a la carretera y a todo el valle. Muy bonito. Y que permite apreciar en mayor grado la belleza de todo el conjunto.

Centro de visitantes en la part superior de la carretera del Trol

Vista desde la plataforma del centro de visitantes de la carretera del Trol

Desde la cima surgen varias rutas de senderismo que permiten caminar por la zona. Seguimos una de ellas durante un corto tiempo para disfrutar de unas vistas aún un poco más espectaculares si cabe.

Vista de todo el valle desde la parte superior de la carretera del Trol

En el centro de visitantes nos encontamos con dos parejas españolas que viajaban en moto, Toñi y Alfredo de Zaragoza y Trini y Juan Ramón, de Murcia.

 

Desde aquí os mandamos muchos saludos. Apuntamos el email para mandaros las fotos pero no sabemos qué hemmos hecho con él. Así que si leeis este espacio nos encantará´que os pongáis en contacto.

Toñi, Alfredo, Trini y Juan Carlos. Un saludo muy especial para vosotros

Y por supuesto, la carretera tiene el aliciente de estar llena de Trols. Son personajes mitológicos escandinavos, que en Noruega están por todos los lados, aunque no siempre se les ve.

 

Por una lado parecen temibles y asustan, aunque por otro son graciosos y parecen divertidos, sobre todo si tienen hielo de trol.

Trols controlando la carretera y a todo el que pasa por ella



3. Carretera a Geiranger

Después de la carretera del Trol continuamos ruta disfrutando mucho del paisaje y de las muchas montañas, lagos, cascadas que se pueden observar. Además con la suerte del buen tiempo que nos acompañaba.

Lago entre montañas en la carretera después de la carretera del Trol

Otra vista espectacular

Cascadas vistas desde la carretera

En un espacio en la carretera vimos un cartel que anunciaba unas cascadas, con el símbolo de monumento para visitar. Paramos la autocaravana y nos acercamos, encontramos unas cascadas espectaculares, como se pueden ver en la foto. No apuntamos el nombre.



En el camino encontramos muchos campos con fresas y varios puestos en la carretera que las vendía. Paramos y compramos un par de cajitas de medio kilo a unos 4€ el kilo (mas o menos al cambio).

 

Estaban riquísimas. Han sido dos desayunos espectaculares, fresas muy sabrosas y dulces y que se han conservado muy bien. Este año estamos disfrutando de una larga temporada de fresas, ya que empezamos en Bosnia y ahora las estamos comiendo en Noruega.


Campos de fresas en el camino a Geiranger


LLegamos a Valldal y preguntamos en la oficina de turismo. Nos informó que el ferry que teníamos que coger para pasar a Eiosdal y seguir hacia Geiranger, se había estropeado y había muchísima fila de gente esperando a poder montarse en él.

 

Así que decidimos hacer un poco de turismo, y coger una alternativa. Nos acercamos a Tafjord, al final del fiordo, otro de los brazos del Gerainderfjord. Son solo 15kms y la carretera es muy bonita, aunque la mayor parte transcurre bajo túneles. Hay una cascada de unos 97m de desnivel.

Vista del fiordo desde Talfjord

Otra panorámica desde Talfjord

Sin embargo, lo que más mereció la pena fue que encontramos un espacio al lado de un río para comer y disfrutar del sol y de una tarde preciosa. Fue un gran placer dentro de tanto viaje en carretera y una gran suerte.

 

En Valldal también encontramos una marca en la roca, como de una serpiente. En el cartel explicaba que era la marca que había dejado una serpiente que el rey noruego S.Olav había arrojado contra la roca en la dura batalla que había librado contra ella.

Marca en la montaña de la serpiente que lanzó S.Olav


Después de pasar la tarde en Talfjord, cuando volvimos a Valldal para tomar el ferry, ya no había cola y lo cogimos directamente. Allí nos midieron la autocaravana para ver cual era la longitud que tenía, 6,80m para pagar según la clase a la que le toca.

 

Después del ferry todavía teníamos una carretera espectacular, la carretera del águila. Es otra carretera que realiza varias curvas en horquilla para bajar hasta Geiranger. Nos explicaron su nombre al día siguiente, y realmente se aprecia más desde abajo.

 

Las vistas del glaciar son impresionantes, y hay varios miradores para poder parar y apreciar toda la belleza del mismo.

Vista del pueblo Gerainger desde la carretera del águila

En Gerainger había muchísimas autocaravanas, tanto en los dos campings como en algún espacio cercano al pueblo. Tuvimos muchísima suerte de encontrar un espacio al lado del fiordo, como a un kilómetro pasado el pueblo hacia el camping donde se organizan las excursiones de kayak.

 

Un espacio tranquilo, con unas vistas espectaculares. Dormimos de maravilla.


Coordenadas:

Vestnes, (pernocta) (despues del ferry), N62º37'40.8"/E007º05'3.0",

espacio en una zona residencial, al lado del mar, muy tranquilo y muy bonita. Posibilidad de baño

Geiranger (pernocta) N62º06'007"/E007º1138.0",

espacio al lado del fiordo, una vez pasado el pueblo. Muy tranquilo. Es la carretera a otro camping y donde se contratan los kayacs. Espacio para 4 autocaravanas

 

Conducimos 169kms en total. Cogemos 1 ferry y pagamos 24€ aprox.


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Alfredo Diaz (sábado, 05 agosto 2017)

    Hola, somos Alfredo y Toñi de Zaragoza, un saludo y preciosas las fotos.