133º etapa. Hornborgasjon, Trollhättan, Lysekil. 07/08/2017

Hemos amanecido en el lago Hornborga y hemos estado observando gansos, después hemos ido a Lysekil en la costa. En el camino hemos parado en Trollhätan para ver los canales.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Trollhätan, Lysekil

1. Trollhätan

Sistema de canales en Trollhätan

En Trollhätan se han construido una serie de canales que han permitido por un lado la navegación y la comunicación, y por otro, aprovechando los grandes desniveles y saltos de agua, una central hidroeléctrica, todavía en uso. Ambos permitieron el desarrollo económico de la zona.

Iglesia en Trollhätan

La iglesia se encuentra en medio de una de las islas de los canales porque fue regalada por la compañía propietaria del canal como compensación al pueblo de las molestias causadas por el canal. Fue construida en 1857, y todavía hoy recibe una compensación económica.

Torre en Trolhättan que nos llamó la atención


2. Lysekil

Iglesia en Lysekil

Lysekil es una pequeña ciudad costera en Suecia, con unos 8.000 habitantes y uno de los destinos turísticos sueco. Además hay una refinería de petróleo unas cuantas millas mar adentro.

 

Nos apetecía conocer cómo es la costa en esta zona de Suecia, y nos vinimos para aquí. Y creo que también ya estábamos necesitados de mar porque llevamos unos cuantos días en el interior, y en Estocolmo, aunque está rodeado de mar, no hemos tenido la sensación de estar en contacto con él.

Casas de madera antiguas en Lysekil

La ciudad está localizada en una zona de pequeñas colinas de granito, por lo que hay bastantes cuestas. La iglesia está en la parte superior. Estaba cerrada y no la pudimos visitar, y a su alrededor hay diferentes casas de madera, muy bonitas. Algunas, en la parte del puerto, son más antiguas y están protegidas.

Vista general del pueblo

Vista del puerto de Lysekil

La costa está llena de islas y de diferentes entrantes en el mar, muy bonita.

 

Existe un área protegida, ya que según ponía en un cartel, esta zona la estuvieron explotando como cantera para obtener piedra hasta que una mujer relacionada con el pueblo consiguió que la declararan zona de especial protección medioambiental.

Zona de granito protegida, con un monolito a la mujer que lo consiguió

Otro pequeño puerto en otra de las calas que rodean a Lysekil

Cuando llegamos había un escenario en el que había un grupo ensayando y había diferentes puestos relacionados con la vela. En la oficina de información nos contaron que ese día empezaba una competición de vela femenina, que iba a tener lugar en la costa durante toda la semana, y que había diferentes actos programados incluida la actuación de una banda musical, con mucha marcha.

 

Nos quedamos dudando de si quedarnos o no, pero al final ganó el ser formales y nos fuimos.

Grupo musical ensayando para las celebraciones de inicio de la competición


Cogimos el ferry, unos kilómetros más al norte, gratuito. Sí, lo has leido, GRATUITO, y nadie controlando, todo automático.

 

Menuda diferencia con Noruega, en la que como mínimo son 10€ en cada ferry, y hay un montón de gente trabajando, incluídos jóvenes de más de 15 años.

Costa de Lysekil, con un pequeño puerto y un puente al fondo

En vez de coger la autopista para dirigirnos al sur, en Suecia es GRATIS, seguimos por carreteras comarcales para conocer un poco más la zona y la costa.

 

Pasamos por costa como la que ya habíamos visto, con muchas islas y algún puente que las conecta y por zonas rurales con bosques y campos verdes y también cereal.

Otra vista de la costa sueca en esta zona de Lysekil

Y tuvimos mala suerte, o buena, quién sabe.

 

No vimos uno de los resaltes de la carretera para controlar la velocidad del tráfico y la autocaravana saltó como si estuviéramos en una cama elástica, de las miles que hemos visto al lado de las casas noruegas. No nos pasó nada, pero la cama supletoria que está encima del comedor se soltó y se rompió el enganche.

 

Menudo disgusto.

 

Así no podíamos seguir. Se nos ocurrió una solución provisional, que era poner unos palos como andamios para sujetarla, y vimos en una orilla de la carretera una tienda de autocaravanas, así que nos quedamos a dormir allí para ver si nos la podían arreglar al día siguiente.

 

Por la mañana, a las 7 ya estábamos en la puerta, pero nos dijeron que no podían ayudarnos porque tenían mucho trabajo y sobre todo porque la persona responsable estaba de vacaciones. Nos mandaron a otro sitio. Y empezó nuestro miedo de que fuera un baile para quitarnos de encima.

 

Después de unos 25kms llegamos a otro taller, Backamo Husvang Center. Cuando se lo explicamos, vino un chico, lo vio y nos dijo que podía poner una chapa de aluminio. Le dijimos que sí, y en una media hora la colocó y la fijó con tornillos y pegamento.

 

Cuando fuimos a pagar no nos quisieron cobrar nada. Intentamos darles algo de propina, y casi ni nos la cogió.

 

Nos emocionamos.

 

La cama ha quedado genial, quizá mejor que antes. y nosotros estamos super agradecidos a este chico, al taller, y a la vida que nos sigue cuidando y dando mensajes de ello.


Coordenadas:

Lysekil, N58º16'36.6"/E011º26'50.4", parking para autocaravanas al inicio del pueblo. Hay electricidad y servicios. Posibilidad de pernoctar

 

Dormimos al lado de una tienda de autocaravanas en la carretera hacia Gotemburg. No ponemos coordenadas. La dirección de la tienda que nos solucionó el problema es Backamo Husvang Center, en tradgardsgatan,6. Jankopingslan.

 

Hemos conducido hasta Lysekil 189kms


Escribir comentario

Comentarios: 0