134º etapa. Lysekil, Gotenborg. 08/08/2017

El recorrido de esta etapa no es exacto porque no hemos dormido en Lysekil, sino en un lugar de la carretera cercano a una tienda de autocaravanas.

 

Esta mañana hemos conseguido arreglar el problema del enganche de la cama en un taller, que nos lo han solucionado en media hora y no nos han querido cobrar nada.

 

Con la emoción en la piel y el agradecimiento en el corazón hemos ido a Gothenburg.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Gothenburg

1. Gothenburg, un poco de historia

Edificios de Gothenburg

Gothemburg es la segunda ciudad de Suecia, con medio millón de habitantes, aprox. Es el puerto más importante del país y de toda Escandinavia. Está situado en la costa occidental, en el mar del norte, y su puerto no se congela en el invierno.

 

Fue fundada en el s.XVII como una colonia danesa de gran importancia para el comercio de la zona, debido a su localización estratégica, y poblada originalmente por daneses y escoceses.

 

Actualmente es la mayor ciudad universitaria de toda Escandinavia, con la Universidad de Gothemburg y la Universidad Tecnológica Volvo, creada en 1927.

Algunas de las casas de Gothemburg

2. Qué ver y hacer en Gothenburg

Edificio del teatro en Gothenburg

Gothenburg es una ciudad muy manejable para visitarla como turista. Recuerda un poco a Estocolmo, con su corazón en medio de los canales y la ciudad vieja, un barrio con casas de madera y de obra, representada sobre todo en la calle Haga Nygata, una calle peatonal llena de tiendas, restaurantes y cafeterías y por supuesto de turistas, pero también de habitantes locales.

 

A partir de ahí te puedes extender todo lo que quieras, y hay cosas para ver en cada rincón.

 

Nosotros estuvimos en la oficina de información y turismo donde nos dieron un pequeño folleto en español con una propuesta de recorrido que seguimos, casi, a pies juntillas.

 

Y se nos quedó pendiente preguntar por la oferta cultural que es muy variada en el mes de agosto porque no teníamos idea de quedarnos.

Parque de atracciones de Liseberg

Cuando llegamos a Gotemburgo, nuestra idea era ir al camping de Liserbert. Allí nos empezaron a poner pegas, eran las 11 am y no podíamos entrar hasta las 13h. Eran 450 coronas, más una tarjeta que teníamos que comprar, la salida era al día siguiente a las 11 de la mañana. Así que con ese panorama nos fuimos y encontramos sitio en un parking cercano, en el que por 24 coronas podíamos estar hasta el día siguiente.

 

En el camping nos habían dado mapas e información así que con las bicis nos dirigimos por carril bici, todo derecho hasta el centro. Aún así fuimos a información y turismo.

 

En el camino encontramos EL PARQUE DE ATRACCIONES LISEBERG, uno de los reclamos turísiticos de la ciudad. Y un poco más adelante, en una gran campa, estaban montando gradas para carreras y espectáculos con caballos

En el camino hay edificios majestuosos, y un montón de hoteles. En uno de ellos tenían el reloj de Gaudí.

 

Cuando llegamos al canal, lo primero que encontramos fue el TEATRO, y una escultura japonesa Bambu, a su derecha.

Algunas de las atracciones del parque, la noria, el ascensor...


Escultura japonesa al lado del teatro

Al lado del teatro, junto al canal, vimos una escultura creada por un artista japonés Kawana. Se colocó el año 2016 dentro de la celebración de ciudad verde y tienen el objetivo de seguir potenciando todos los espacios verdes para la celebración en 2021 el 400 aniversario de la ciudad.

 

La escultura está hecha con troncos muertos y tallos verdes de bambú queriendo representar la renovación y la nueva vida, teniendo en cuenta las raices y las nuevas aportaciones.


Puesto de artesanía en la calle Haga Nygata

Nos dirigimos a la avenida Vasagatan y recorrimos las calles de la CIUDAD UNIVERSITARIA.

 

De allí pasamos a la ciudad vieja, a HAGA.

 

Primero visitamos la iglesia, que nos sorprendió encontrar una bandera del arcoiris de la comunidad de gays y lesbianas en el cartel de la iglesia.

 

Después paseamos por la calle HAGA NYGATA y fuimos muy buenos turistas haciendo caso de las indicaciones de comprar un bollo de canela gigante en una de las pastelerías.

Bollos de canela gigantes, por cierto buenísimos, sobretodo con algo para huntar como un café con leche o un chocolate caliente


Fortaleza Skansen Kronan

Nos dirigimos a la fortaleza SKANSEN KRONAN situada en una colina cercana y desde la que se puede observar toda la ciudad.

 

Fue construida en 1698 con 23 cañones, pero nunca se usó en combate. En cada farola había una pequeña figura, desde diferentes angelitos, o el sol, la luna y una estrella, etc.

Vista de la ciudad desde la fortaleza


Una de las igleias nos llamó la atención y nos dirigimos a ella para visitarla. Es la Oscar Fredriks Kyrka. Impresionante.

Oscar Fredriks Kyrka


De allí volvimos al canal, y al cruzarlo nos encontramos con EL MERCADO DE PESCADO (FESKEKÖRKA). Y como dicen las guías parece una iglesia, tanto por la forma externa, como por todas las delicias que hay en el interior, tanto pescado fresco como comidas preparadas.

Edificio del mercado de pescado, al lado del canal

Volvimos a caer en ser turistas típicos y pedimos un par de platos en el restaurante que estaba en el interior, gambas, uno de los productos típicos y salmón.

 

Estaban muy buenos, pero nos sentimos un poco estafados. Raciones pequeñas y el salmón un poco seco, y el precio demasiado alto.

Gambas y salmón, junto con una cerveza, en el mercado de pescado


Después de comer seguimos paseando por la parte vieja.

 

Nos acercamos a ver la CATEDRAL, pasamos por el barrio MAGASINSGATAN, donde hay un montón de cafeterías y puestos de comida callejera, y saludamos a la estauta de Gustalf Adolfstorg

 

LLegamos al KRONHUSET, el edificio más antiguo de Grothemburg donde ahora hay un restaurante y diferentes talleres de artesanos, entre ellos uno de chocolate, que después de probar unos cuantos compramos unos de chocolate negro con fresa y con nueces de madacamia, de uuuummmmmmmhhhh,.......

 

imagínatelo

Catedral de Gothemburg


Estatua de Gustav Adolfstorg

Terraza del restaurante del interior del Kronhuset


Seguimos visitando la ciudad.

 

Viendo LA OPERA, al lado del  puerto, que no nos gustó el edificio. Según la guía, arquitectura inspirada en el puerto, con siluetas de barcos, velas, puentes y grúas.

 

Pasamos por la ESTACION CENTRAL, con un montón de hoteles alrededor y muchísima gente, de todos tipos y colores, tanto turistas como nacionales y muchos inmigrantes.

 

Los DIFERENTES CANALES que la recorren, algunos de ellos surcados por barcas con turistas.

Estación central

Uno de los canales de Gothenburg

El canal surcado por los barcos de turistas

Otra vista de los canales


Y lo que nos encantó fue el jardín botánico, EN TRÄDGARDSFÖRENINGEN, al lado del canal. Magnífico con sus miles de plantas, con multitud de rosas y otras plantas olorosas, con cactus, plantas mediterráneas, etc.

 

Precioso para pasear y relajarse.

Parterres con estatua en la entrada al jardín botánico

Zona de las rosas, con bancos para que la gente se pueda sentar y pasar un rato


Una cosa curiosa que encontramos paseando por Gothenburg fue algunas palabras y nombres de bares en español, como café con leche, o el barco, o café normal, o de puta madre. Este último con un dibujo en el que aparecía estrito Basque.

En uno de los bares de Gothenburg: BASQUE


Para terminar la visita y seguir siendo unos grandes turistas, nos sentamos con una cerveza en una de las terrazas al lado del teatro.

 

Estuvimos un gran rato disfrutando del buen tiempo, aunque nublado y amenazaba lluvia, de los ensayos de la banda de octogenarios que daban un concierto a las 20h, de la música del bar y de ver e inventarnos las vidas de todas las personas que pasaron por delante.

 

Por fin, y antes de que lloviera, volvimos a la autocaravana y pudimos cenar en el exterior. Como buenos caravanistas.


Coordenadas:

Gothenburg (pernocta). N57º42'15.0"/E012º01'58.6"

Parking cercano al camping Lisebet, en una colina. 24 coronas/24h. Sin servicios. Al lado de unos árboles, tranquilo. Como hace buen tiempo sacamos las sillas y mesa para cenar al aire libre.

 

Hemos conducido 213 kms


Escribir comentario

Comentarios: 0