138º y 139° etapa. Malmö. 12 y 13/08/2017

Hemos llegado a Malmo justo para el Festival y coincide con la Semana Grande de Donosti.

 

Así que estamos haciendo otro turismo, dejamos de fijarnos en edificios, para ver y participar en la cultura, en lo que se cuece por aquí.

 


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Malmö

1. Malmö, un poco de historia

Turning Torso al fondo, rascacielos de Malmö, un edificio de Calatrava, con una plataforma para el baño en la parte frontal de la foto

Malmö es la capital de Scania, en el suroeste de Suecia. Es la tercera ciudad sueca con unos 280.000 habitantes. Además es una de las más jóvenes de Europa y la que cuenta con mayor número de inmigrantes de Suecia, tiene empadronadas más de 170 nacionalidades, según la información que aparece en wikipedia, y hemos podido var a casi todas ellas en las calles de Malmö, en el Festival.

 

Fue fundada en el s.XII, cuando la zona pertenecía a Dinamarca y ha sido enclave comercial de la liga Hanseática, lo que significa que ha sido una ciudad con un importante desarrollo ligado al comercio, así como una fuerte influencia germánica.

 

A partir de 1775 tuvo un gran desarrollo y crecimiento debido al puerto y a los astilleros navales pero la crisis de 1973 provocó que muchas de esas empresas cerraran.

 

A partir de los 90 está resugiendo a base de apostar por la investigación y desarrollo, abrir centros educativos y la construcción del puente de Oresund que la conecta con Dinamarca.

2. La ciudad

Canal que rodea la parte antigua

Como nos hemos encontrado een muchas ciudades costeras del norte, tiene un canal que rodea la parte antigua de la ciudad, lo que posiblemente favoreció el comercio y el desarrollo de industrias en esta zona.

Puente del canal

En la foto se puede ver uno de los puentes del canal con uno de los edificios característicos de Malmö, con sus dos torres gemelas pero cada una de un material, la más cercana de ladrillo, la más lejada de metal verde.

 

Al llegar a la ciudad el paisaje del festival es lo que más sobresale. Como se ve en la foto, en el paseo hay instaladas un montón de barracas de feria y de atracciones, pero así como en Pamplona o Donosti, que son las ciudades que más conocemos, se concentran las atracciones en una zona de la ciudad, aquí están por todos los lados.

 

El primer día que llegamos estaba nublado y lloviendo a ratos, por eso algunas de las fotos están un poco más oscuras. El siguiente día nos hizo un tiempo espléndido, sol y calor, ideal para la fiesta, aunque por aquí no se dejan influir por el tiempo exterior. Como nos dijeron en Noruega, no hay mal tiempo sino mala ropa

 

Hemos visto de todo lo que acostumbramos a ver, las más típicas como la noria o la casa del terror, los auticos de choque, hasta las sillas que dan vueltas y los que te ponen boca abajo, salvo los tirapichones, aunque sí había algo parecido para probar la puntería.

Imagen que habla por sí sola de la neutralidad de Suecia

Os vamos a enseñar algunas de las fotos de la ciudad para centrarnos después en el Festival.

 

Malmö nos ha parecido una ciudad muy bonita para ver y disfrutar y los monumentos de piedra, o cristal, no dejan de llamarnos la atención. Tiene una mezcla muy bonita de edificios antiguos con otros muy modernos.  Y queda pendiente para otra vez. En esta visita el festival llena todos los rincones.

Edificio verde botella, al lado de la estación central

Edificio de la Central Station, en pleno corazón de la ciudad. Se nota que es una ciudad en la que la comunicación y el transporte son  muy importantes. Es uno de los edificios que más destaca.

Faro de Malmö

Casa de la antigua farmacia con anuncios antiguos, en la Stortorget


2. El Festival

El Festival nos ha parecido alucinante. Según nos han dicho, llevan unos 25 años realizándolo. Es el festival más grande de Escandinavia, con música, cultura, deportes, arte, comida y actividades para todas las edades, durante ocho días, y todo gratis. Bueno, todo menos los chiringuitos de comida y de bebida, que los hay muchos y de casi todas las partes del mundo.

 

Impresionante. Hay 29 espacios donde se ofrecen actividades, más algunos otros privados, en menos de 1km.

 

Están concentrados en tres plazas, principalmente, la de la estación: Posthusptsen. La plaza central Stortorget, y la de Gustav Adolfstorg, y en cada una hay varios escenarios donde se ofrecen como mínimo 2 conciertos al día. Pero, además, hay otros escenarios y otros lugares diseminados por toda la ciudad, desde un espacio para juegos de los niños al lado del canal, o juegos deportivos para mayores en las orillas de la playa, o actuaciones de performans y marionetas en la iglesia, y muchas más cosas que no hemos visto.

 

Toda la información está en www.mlmofestivalen.se/program

3.1. Las calles y los puestos

Una de las calles, Hamngatan, con multitud de puestos de todo tipo, algunos de ellos eran de actividades como enseñar a coser o manualidades o pintar

Actividad de la calle para comprobar la capacidad artística de cada uno. Se dibuja sobre un papel transparente viendo a la otra persona, se hacen verdaderas obras de arte, algunas incluso tienen cierto parecido con el original.

Zona en el canal con juegos para los niños. Además también se ofrecen conciertos

Las sillas volantes

Uno de los puestos que tenía más éxito era el de Churros. Había varios, solo churros y también con nata y con nutella

Algunos de los miles de puestos de comida


Delante de un puesto de comida chilena: Victor Jara. Ofrecían hamburguesas y longanizas.

En el puesto de empanadas chilenas, con una de queso y champiñones, que estaba para rechuparse los dedos.

En el puesto de empanadas chilenas estuvimos hablando con la dueña, Linda y sus hijos, y tuvimos una conversación muy rica con ella, que nos permitió entender un poco más a Suecia.

 

Si te interesa está en curiosidades conversación con una chilena en Malmö


Linda y sus hijos, los dueños del puesto de empanadas chilenas en el festival de Malmö


En el paseo que hay cerca de la playa de casi 2kms, Ribersborgstigen, vimos diferentes juegos deportivos, muy divertidos, que habían organizado.

 

Uno de ellos era un partido de futbol, pero la gente iba dentro de unas burbujas por lo que cuando se chocaban entre ellos rebotaban, lo mismo que si se caían al suelo. En el otro se estaban "matando" con flechas tiradas por arcos.


Juegos deportivos en el paseo que hay cerca de la playa


3. Los espectáculos

Concierto del sábado en el escenario principal, la orquesta sinfónica con una cantante Katrina

Una pareja de malabares en otro de los escenarios, en la plaza Gustav Adolfstorg

En el mismo escenario que el anterior, por la noche, una dj y una bailarina haciendo acrobacias al ritmo de la música

El sábado estuvo lloviznando durante buen rato de la tarde, y estaba desagradable para estar en la calle, así que tuvimos suerte porque encontramos la Malmö JazzHouse, era una especie de caseta con mesas en el interior.

 

La entrada era libre y encontramos un hueco para sentarnos, así que allí nos quedamos. Luego descubrimos que el pago era con la consumición, pero bueno, como estábamos integrados en el ambiente tomamos una cerveza y unos cuantos vinos. El vino era envasado al vacío, pero estaba bueno. Descubrimos que era español y pensamos que de Jumilla.

 

El precio, 60 coronas, tanto la cerveza como el vino. Al cambio unos 8€.

 

Dentro había gente bastante madura, como nosotros. Y poco a poco el tono iba subiendo, al ritmo del alcohol.

 

El concierto era de música irlandesa, un grupo de cuatro músicos y tres chicas que bailaban algunas de las canciones. Menuda energía tenían, sobre todo la vioninista. Así que disfrutamos un montón.


En la casa del jazz, un concierto de música irlandesa y de baile. El grupo de llama Apagaget.

Luces de un grupo africano en el concierto del sábado a la noche en stortorget

Concierto intimista con Sophie Zelmani

Concierto de Rix-Fm, es decir de los cuarenta principales suecos

4. La gente

Nos sorprendió la cantidad de gente que vimos, posiblemente por ser fin de semana. Y sobre todo la cantidad de inmigrantes.

 

Había caras de todos los tipos y colores, familias con hijos, grupos de jóvenes, de chicos y de chicas, solos y mezclados, gente mayor. Gente por grupo racial, pero también muchísimos grupos mixtos.

 

La gente que vimos estaba muy tranquila, no nos encontramos con borrachos ni con gente pasada con drogas.




La aventura la tuvimos a la vuelta a la autocaravana, de noche y sin referencias. Estamos aparcados en un área para autocaravanas al lado de un puerto, en la playa, pero no cogimos ni el nombre ni la referencia ni la dirección.

 

Mas vale que hay algo más grande que nos protege. Y no sabemos cómo pero tenemos recursos y sabemos ponerlos en marcha cuando los necesitamos. Así que enhorabuena para nosotros.

 

LLegamos gracias a la tecnología, de descargarnos la aplicación donde encontramos el área y mandarle que nos llevara. La batería aguantó justo hasta que pudimos orientarnos.


Coordenadas:

 

Malmö, (pernocta) N55º35'44.7"/E012º55'57.6",

Parking para autocaravanas, pago de 180 coronas/24h. Todos los servicios incluso te dan una clave para la wifi.


Escribir comentario

Comentarios: 0