146º, 147º y 148º etapa. Sæby, Frederikshavn, Skagen, Grenen. 20, 21 y 22/08/2017

Hoy es domingo y ha amanecido despejado, por la noche ha estado lloviendo.

 

Visitamos Sæby, una ciudad costera muy bonita, pero tambien vacia, posiblemente por ser domingo.

 

Después vamos a Frederikshavn y llegamos a Skagen, y a la puntita de Dinamarca, Grenen. Y nos quedamos 3 días disfrutando de la mágica luz entre las dunas.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Sæby, Skagen

1. Sæby

Cuando nos estabamos levantando han pegado en la puerta, era el señor del puerto para pagar el aparcamiento. Le pagamos 150 coronas y pensábamos que eso nos daba derecho a conectarnos con la electricidad pero había que comprar otra tarjeta en la oficina, así que no lo hicimos. Sí utilizamos las duchas y los servicios, que como en todos estos sitios están genial, limpísismos, con papel, agua caliente. Una gozada.

 

Después de desayunar fuimos a dar un paseo con las bicis por el pueblo. No es muy grande y la parte más turística y con más vida está al lado del puerto, y precisamente eso significa su nombre, la ciudad al lado del mar.

 

Tuvo mucha importancia en la Edad Media debido a que los monjes carmelitas fundaron un gran monasterio en 1475, del que sólo queda la iglesia de Santa Maria, con sus paredes blancas. No pudimos verla por dentro porque estaban en una celebración religiosa.

 

Ha sido el lugar escogido para sus vacaciones de muchos artistas, y hoy sigue siendo un gran destino turístico para los daneses. Según la guía hay muchas tiendas y restaurantes alrededor de la plaza del pueblo, y muchos músicos tocando en las calles. Nosotros no vimos nada ni a nadie. Era domingo por la mañana, no hacia buen tiempo y ya se han acabado el tiempo de vacaciones. En la zona del puerto sí vimos restaurantes con muy buena pinta.

 

Hay algunas casas de madera muy bonitas y también muy antiguas. Y nos gustó, una ciudad tranquila, un poco demasiado.

 

Al lado del puerto también hay varios paseos por las dunas y la playa, para poder hacer deporte y pasear. Muy interesantes

La figura de la mujer del mar en el puerto, el símbolo de Saeby

Una de las calles del pueblo  con la iglesia al fondo

La iglesia mas de cerca

Una figura en la plaza formada por varios pájaros volando juntos, no sabemos que significa pero ya lo hemos visto en varios sitios en Dinamarca

Una de las plazas del pueblo, con multitud de gente, como se puede ver

La gente del pueblo, son simpáticos, no?

Una casita de madera antigua, por delante tiene la tipica flor de Dinamarca, esta en todas partes

La flor de Dinamarca, es como una malva grande

Un palacete de Saeby

Secadero de pescado delante de uno de los restaurantes del puerto

Espacio de playa al lado de los caminos de paseo. Hacen pequeñas calitas con piedras, lo que facilita muchísimo el baño.

Después de estar un rato en Saeby seguimos hacia el norte. El camino fue precioso, os dejamos una foto para que lo veáis.

Uno de los paisajes desde Sæby

2. Frederikshavn

Frederikshavn también es otra ciudad costera danesa que es un gran destino turístico pero que en la fecha en la que hemos estado, y encima domingo por la mañana y medio lloviznando, no había nadie.

 

Vimos la catedral desde fuera porque estaba cerrada, y oimos el sonido de la melodía que tocan las campanas cuando dan las horas, muy bonito. Hay un carrillón de campanas en la iglesia.

 

Dimos un pequeño paseo por la calle principal, en la que nos sorprendió ver juegos para los niños de vez en cuando, y vimos el Krudttärnet. Es la torre de defensa de Frederikschavn, construida en el s.XVII y utilizada en la Gran Guerra del Norte en el s.XVIII por su gran situación estratégica.

 

Además hay mas cosas para ver, como una playa de palmeras, un jardín botánico en una fortaleza cercana Bangsbo, un barco vikingo, etc. Pero decidimos seguir adelante y llegar a nuestro destino, a Skagen.

Catedral de Frederikshavn con un ancla delante

Cartel del puerto de Frederikshavn

Calle principal de Frederikshavn

Un mosaico de la calle principal: "Si nunca lo intentas nunca sabes", así que buen lema para hoy, probar, intentar, experimentar

Krudttarnet, la torre fortaleza de Frederikshavn

3. Skagen

Y por fin llegamos a Skagen. Es la ciudad más septentrional de Dinamarca y sobre todo una ciudad portuaria y una ciudad muy turística.

 

Es famosa, sobre todo, por estar a 2kms de la punta de Grenen, el lugar donde se cruzan los dos mares, el Skagerrak y el Kattegat.

 

Es una zona arenosa, de dunas recubiertas de hierba, con una luz especial, y donde los artistas han venido a inspirarse para sus poesias, canciones, pinturas, fotografías, etc. creando el estilo conocido internacionalmente como la Escuela de Skagen.


En la playa está la tumba de uno de los artistas más famosos
de esta zona, a quien inmortalizó en su poesía la luz de skagen y a quien se debe que en el solsticio de verano vengan muchas personas a Skagen.

 

Además ha sido destino turístico desde antiguo para la nobleza y personas adineradas, que acudían al hotel que había en la zona.


Torre a la salida de Skagen hacia la punta de Grenen

Faro de Skagen en medio de las dunas y con el color morado de los brezos en flor

Dimos un paseo por el pueblo, por la mañana estaba super animado por turistas, aunque la edad media era bastante alta.

 

Las tiendas, como en todos las ciudades danesas, sacan sus productos a la calle dándoles un ambiente de mercadillo, además en esta época están el final de las rebajas, lo que acentúa más esta sensación.

 

Hemos tenido muy buena suerte con el tiempo, y hemos disfrutado del sol, y como todos los turistas aprovechábamos cada rayo.

Monumento a la entrada de Skagen y turistas sentados al sol en la terraza del fondo

Otra de las calles de Skagen

Una casa de Skagen, en la que está la farmacia

En la iglesia vimos que había un concierto de piano y soprano (Serio Kaltoft y Digne Asmussen, respectivamente) y nos animamos a ir. Para este había que pagar 150 coronas por persona, pero mereció muchísimo la pena, ambos, cantante y pianista eran buenísimos.

 

El concierto tuvo unas canciones en español, de Joaquin Turina, un gran representante de la música española de la primera mitad del siglo XX. Nos gustó la coincidencia.

Iglesia de Skagen

Organo de la iglesia y uno de los tres barcos que tiene colgados


Los otros dos barcos que hay en la iglesia de Skagen

En la zona del puerto, además de trabajo típico del puerto, también había mucho para los turistas, desde múltiples restaurantes hasta tiendas que vendían pescado fresco, ahumado y ensaladas preparadas.

 

Comimos en uno que ofrecían bufet libre por unos 20€ al cambiio, bebidas aparte. Una cerveza media costaba 57 coronas y un vaso de vino 60 coronas (unos 8 euros). Lo disfrutamos un montón y nos permitió probar diferentes tipos de pescado marinados que llevábamos tiempo viendo. Nos sorprendieron porque muchos de ellos estaban marinados en dulce.

Puerto de Skagen con todo el trabajo de los pescadores, con las redes, aparejos, etc


Barcos del puerto de Skagen en proceso de reparación y preparacion

Restaurantes en el puerto de Skagen

Como os podéis imaginar nos bañamos en el agua del mar. El agua estaba fresca al principio pero después riquísima, y super limpia. Y además, pudimos disfrutar un montón de estar un rato tumbados al sol, en la playa, de vacaciones.

 

Hay muchísimos turistas que van a hasta la punta de Grenen, y algunos de ellos pasean por las playas, pero muy pocos de ellos se bañan. Quizá más en verano sea diferente. Y también pocos están al sol, y de los pocos que vimos nadie hace topless y mucho menos nudismo.

 

Tuvimos tanta suerte con el tiempo que uno de los días llovió, pero lo hizo solo por la noche.

Playas de Skagen, como ya hemos visto en Saeby, construyen pequeñas calas con unas piedras, que facilitan mucho el baño y lo hacen muy agradable

Restos de bunkers de la II Guerra Mundial en las playas de Skagen

Por supuesto fuimos varias veces a ver la punta de Grenen, donde se cruzan los dos mares. Y es muy curioso ver la fuerza que tienen los dos mares allí, como chocan entre ellos.

 

Todas las veces había muchísima gente. El primer día fue el domingo, y pensamos que era por eso, pero los demás días era exactamente lo mismo. Incluso hay un tractor que actúa de autobús y lleva a gente hasta la punta.

 

Una vez fuimos por la noche, y tuvimos la gran suerte de que había una foca esperándonos. Le sacamos fotos y posaba para nosotros, se estiraba, levantaba la cabeza, separaba las patitas, las juntaba, se arrascaba el morro. Fue precioso. Nos daban muchas ganas de tocarla pero no nos atrevimos, no deja de ser un animal salvaje. Pero nos  miraba curiosa y tierna, con esa carita como de perro que tienen.

 

Fue genial, super emocionante y emotivo.

Barcos que se ven desde la playa, son filas de barcos, llegamos a contar hasta 20, que están esperando a entrar en el puerto de Skagen, bien para descargar mercancía o mientras llega la mercancía par ellos.

Centro de información en Grenen. 

En Grenen hay un centro de informacion, al lado de varios aparcamientos donde se puede dejar la autocaravana.

 

Se paga de 9 a 18h en unas máquinas y se puede pagar con tarjeta, de forma que se pone la tarjeta, te da un papel para poner en la ventana del coche, y cuando te vas vuelves a meter la tarjeta para pagar exactamente el tiempo que has estado. Muy cómodo y muy práctico .

 

A partir de las 18h es libre y se puede pernoctar. También hay un restaurante cercano y al menos un museo. Se puede realizar un paseo por la zona hasta llegar a la punta y hay diferentes paneles informativos donde dan más información de la zona, la historia, fauna y flora, etc.

Punta de Grenen, donde se cruzan los dos mares. Impresionante


La foca posando con nosotros para la foto, super magica

Hemos pasado tres días fantásticos en Skagen. Hemos disfrutado muchísimo,  del sol, de la playa, de los paseos, del concierto de piano y soprano en la iglesia, de las comidas, los helados, de ver a la gente, de estar con la foca.

 

Han sido tres días mágicos en un lugar muy especial. Y nos hemos dado de cuenta que si algo hemos aprendido en este viaje es a hacer como los escandinavos, que saben aprovechar cada rayo de sol, y adaptarse al momento. Que hace bueno, ahora es el momento, luego, quizá se ha nublado o llueve.

 

Y después de cargar pilas, y con todas estas buenas sensaciones en el cuerpo, seguimos viaje, para seguir disfrutando de lo nuevo que nos espera.


Coordenadas:

 

Sæby, (pernocta). N57º19'55.9"/E010º32'03.0",

parking para autocaravanas en el puerto, 150 coronas la noche, con servicios y duchas. La electricidad se paga aparte.


Skagen: N57º43'53.4"/E010º36'52.1",

Camping Grenen, a 2kms del centro de Skagen y de la punta de Grenen, al lado de la playa. Se paga unos 60€ por día, autocaravana, electricidad, servicios.

 

Se puede aparcar y haccer pernocta en otros campings en la punta Grenen. Se paga con tarjeta, únicamente el tiempo que se está, y de 18:00 a 9:00 es gratis.

 

Hemos conducido 68kms en total


Escribir comentario

Comentarios: 0