155º etapa. Ruta de los cuentos de hadas (Bremen, Hamelin). 29/08/2017

Al levantarnos en Bremen lo primero que hemos hecho ha sido ir a la empresa de gas donde nos dijeron que nos podían rellenar las botellas de butano. Qué alivio cuando las hemos vuelto a colocar en la autocaravana llenas de nuevo.

 

Después hemos seguido por la ruta de los cuentos de hadas, hacia Hamelín, la ciudad del flautista.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Hamelin.

Hamelin nos ha inspirado una reflexión relacionada con el cuento. Si te apetece pincha aquí para leeerlo.

1. Progas. Rellenar las bombonas de butano

Progas. Arberger Hafendamm, 8. 28309. Bremen.N53º02'53.2"/E008º52'55.1",

Ya lo hemos comentado en el artículo de Bremen, pero ha supuesto una preocupación tan grande para nosotros cómo solucionar el tema del butano, que poder recargar las botellas ha sido una gran liberación.

 

Y saber que existen sitios donde poder recargarlas es importantísimo, para nosotros, y entendemos que para muchos autocaravanistas. Por ello volvemos a poner la información otra vez.

2. Hamelin, la ciudad del flautista

Hamelin es famoso por la leyenda del flautista, pero es una ciudad que ha tenido un gran crecimiento y un gran esplendor a lo largo de su historia debido a su situación estratégica en el río Weser, lo que la convirtió en un gran centro comercial.

 

Este florecimiento económico llevó consigo a que los ricos comerciantes construyeran grandes casas de madera decorada para mostrar su riqueza, lo que convierte a Hamelin en una joya del renacimiento.

 

La ciudad tiene 60.000 habitantes, entre los que vimos muchísima emigración.

 

La parte antigua es el pequeño espacio que se encuentra entre las antiguas murallas, principalmente la calle principal Bäckerstrabe en la que se encuentran las principales casas antiguas y la plaza del mercado donde se encuentra la iglesia.

Casas de madera en la calle Bäckerstrabe, y terrazas

En la calle Bäckerstrabe pueden admirarse las principales casas, entre ellas la del flautista (Rattenfängerhaus), de 1602 con la inscripción de la partida de los niños. La casa Demper de 1607 y la casa Leist de 1589. Pero todo el centro está lleno de casas preciosas, con frisos decorados, con maderas pintadas.

 

Al ir paseando por la ciudad la vista no alcanza para ver tanta belleza, en el suelo hay pequeñas baldosas con ratones guiándo el camino, pero los ojos se dirigen de una casa a otra, de un detalle a otro, de una fuente a una figura de la calle. Y también, como n o, a las tiendas, terrazas y heladerías que intentan atraer la atención.

Casas de Hamelin, en la calle principal

Pequeñas baldosas con los ratones que marcan el camino

Carrillón de campanas en la plaza, al lado de la iglesia

Mas casas con entramados de madera en otra de las calles

Este tipo de decoración en las casas se le llama el renacimiento del weser, y se puede observar en Hamelin y en las ciudades del entorno. Es la variante arquitectónica alemana del estilo italiano.

Detalles de la decoración y de los frisos de las casas

Otros de los detalles de la decoración de las casas

Otra casa con las maderas pintadas

Frente de una de las casas con las maderas pintadas y toda la calle de casas parecidas

Uno de los detalles a los cuentos de hadas en las figuras que hay en la calle

Hamelin está dentro de la ruta de los cuentos de hadas, que coincide con los cuentos de los hermanos Grimm que los situaron en esta zona, y ellos mismos vivieron en algunas de las regiones.

 

Nosotros encontramos información en el siguiente link que os pongo por si os viene bien

http://www.alemaniatour.com/ruta_cuentos_de_hadas_informacionturistica.htm

 

Cada pueblo está relacionado con un cuento. Nosotros elegimos solo algunos de ellos, los que habíamos leído que eran más interesantes.


Con el flautista en la calle de Hamelin

Y en Hamelin nos dimos de cuenta de que muchas veces andamos como los ratones en el cuento del flautista.  Y estos flautistas pueden ser de muy diferentes tipos. Unos más visibles que otros. Aquí os enseñamos dos de los que encontramos en el centro de la ciudad. Y os animamos a leer la reflexión que nos ha llegado en relación al cuento.

Una de las flautistas.

La otra flautista

Fue muy curioso, porque nos encontramos con la primera imagen cuando estábamos paseando por Hamelin.

 

Una chica impresionante, vestida en negro y con una botas con unos tacones de vértigo. Estaba posando para un fotógrafo que le iba haciendo fotos y filmando en video, y le iba pidiendo poses bastante, por no decir muy, eróticos. E iba jugando con los espacios, como una silla en la que estaba repantingada, una cabina de teléfono, un poste, arrimándose muy pornográfica. Y seguían al lado de la oficina de la Policía y de la Iglesia.  Aquí en un espacio medio protegido incluso se quitó la ropa. 

 

Era muy bonito ver cómo se  movía y jugaba con la capa negra que llevaba. Y era muy divertido ver las reacciones de la gente, desde los hombres que se volvían a mirarla, a la señora mayor que ponía caras raras pero tampoco despegaba la vista.

 

Después vimos la otra señora, que posiblemente llevaba unos turistas detrás, escenificando el cuento. Y nos pareció curiosa la comparación.

Río Weser a su paso por Hamelin

Y Hamelin, como hemos dicho, es mucho más que el cuento, aunque nos ha encantado esta habilidad alemana de aprovechar las oportunidades, ya que gracias al cuento hemos venido aquí y nos ha encantado.

 

Nos ha parecido una ciudad de las más bonitas que hemos visto, con todo el respeto a todas las demás, por supuesto.

 

Y hay otras imágenes, como las del río y el canal que rodean la ciudad que también nos han gustado. Vimos atardecer y las imagénes fueron preciosas.

Chavales fumando en el canal

Atardecer en Hamelin


Y en Hamelin también tuvimos otra gran aprendizaje sobre Alemania. La gente aquí es muy maja y muy amable, pero para ellos también es muy importante cumplir las normas. Y te pueden decir que estás haciendo algo mal e incluso se pueden enfadar por ello.

 

Fuimos a aparcar al area de autocaravanas de Hamelin, pero no tiene ni una sombra y hacía calor. Así que nos fuimos un poco más adelante, en un espacio cercano a una empresa y aparcamos allí, y al final, por comodidad también dormimos allí. Por la mañana un señor se enfadó muchísimo con nosotros y nos gritó bastante violéntamente, porque posiblemente le habíamos quitado el sitio para aparcar.

 

Por tanto, lección aprendida. Alemania es un país muy fácil para autocaravanas, ya que hay áreas y campings por todos los lados, y hay que usarlas y respetarlas.

 

NO se puede aparcar en otros lugares.


Coordenadas:

 

Bremen (pernocta). 

N53º03'55.5"/E008º49'14.0", gratuira al lado de la carretera, cerca del ferry y del área de autocaravanas
N53º03'52.91"/E008º49'08.0", area de AC pagando, 15€ por estacionamiento, 2€ por electricidad (según consumo), 1€ entrada a los baños, 2€ por la ducha, 1€ por 100l de agua

 

Progas. Arberger Hafendamm, 8. 28309. Bremen.N53º02'53.2"/E008º52'55.1", empresa que nos ha rellenado las botellas de butano


Hamelin, (pernocta) N52º05'45.7"/E009º21'38.4", Area para autocaravanas de pago, con electricidad y agua.

 

Nos hemos desplazado 259 kms


Escribir comentario

Comentarios: 0