162º etapa. Selva Negra (Freudenstadt, Schiltach, Hausach, Gengenbach, Triberg). 5/09/2017

Hoy por la mañana nos vamos a Freudenstadt y conocemos la ciudad de la alegría.

 

Por la tarde, nos dedicamos a visitar diferentes ciudades de la selva negra y a disfrutar de sus paisajes. Pasamos por Schiltach, muy bonito, donde conocemos a Julen y Ana. Por Hausach que no tiene nada. Vamos a Gengenbach, que también nos gusta mucho. Y para dormir llegamos a Triberg.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. Freudenstadt, Schiltach, Gengenbach,

1. Qué hacer y ver en Freudenstadt

Freudenstadt es una ciudad de la Selva Negra de unos 47.000 habitantes, famosa porque tiene la plaza del Mercado más grande de Alemania.

 

Para nosotros Freudenstad nos suena a Freud, como si fuera la ciudad de Freud, pero lo miramos y no tiene nada que ver con el famoso psicólogo. Aunque quizá sí tenga que algo que ver en la capacidad de superar los diferentes procesos de destrucción que ha sufrido y recomponerse y seguir adelante. La última fue en la II Guerra Mundial, que fue brutalmente bombardeada, una vez que se habia dado la rendición de Alemania.

 

Nos ha sorprendido leer esto, siempre parece que en las guerras, en los bandos, hay buenos y malos. Pero, lamentablemente en las guerras todos son partícipes de la destrucción, y el que se lleva la peor parte son los menos responsables, la población civil.

 

Freudenstadt, tiene que ver con la alegría (Freude, en alemán), la ciudad de la alegría, que también es un bonito nombre para una ciudad, y también dice mucho de ella.

 

Fue fundada en 1599 por el duque Friedrich I. Y según dicen las guías, se diseñó según la estructura urbana italiana, en diferentes cuadrados concéntricos, y ésto les permitió salvar del fuego y la destrucción varias calles del centro.

Uno de los lados de la plaza del mercado

El duque mandó edificó la iglesia Evangelista en una esquina de la plaza, que es muy curiosa, porque tiene dos lados simétricos desde el exterior, y en el interior tiene el altar en el centro permitiendo que desde ambos lados se pueda ver.

 

Estaba previsto que fuera la iglesia del castillo, pero se murió y nunca se construyó el castillo. Gracias a ésto, y a posteriores alcaldes y mandatarios de la ciudad, la plaza del marcado (Markplazt) ha quedado como la mayor de Alemania.

 

Tiene casi cinco hectareas de extensión y en ella se cruzan varias calles que la dividen en tres partes. En una de ellas se celebran los mercados locales.

Iglesia evangelista, con sus dos lados simétricos

Techo y órgano del interior de la iglesia

En la plaza está el ayuntamiento de la ciudad, que con su torre de 43m de altura domina toda la ciudad. Los bajos están rodeados de soportales, donde se encuentran comercios y restaurantes que sacan sus terrazas al sol.

Ayuntamiento de la ciudad

La plaza también está adornada por diferentes fuentes y esculturas.

 

Una de ellas son 50 chorros de agua, con una estatua de la venus presidiéndola. Se construyó como homenaje a la reconstrucción de la ciudad después de la destruccion de 1945.

 

La estatua mira a la lejania, donde está escrito el futuro de la ciudad, y con la mano aleja el daño del pasado.

Fuente de os 50 chorros de agua, con la imagen de la venus al fondo

Schwarzwald brunnen, escultura al lado de una fuente en un pequeño rincón, de rico colorido con una filigrana de tubos de agua con símbolos de la selva negra y diez pájaros estilizados

Schwarzes Wasser, escultura moderna que se encuentra en la plaza del mercado, cerca de la iglesia

Dimos una vuelta por el mercado. Era pequeño y tenía solo unos 4 ó 5 puestos. Uno de ellos nos llamó la atencion porque tenía todo PIKANTE.

 

Vimos otro puesto en el que una pareja de abuelos estaban vendiendo algunas hortalizas y frutas de su propia cosecha. Tenían las manos curtidas de trabajar, y las cuentas las seguían haciendo con un lápiz en un trozo de papel.

 

Les compramos ciruelas y manzanas. Están riquísimas, tienen más carne y son más densas que las que habíamos estado comiendo estos días. ¡Qué diferencia!

Un puesto del mercado dedicado al picante: Pikante

Vista del mercado en la plaza. Tenía pocos puestos.

Otro rincón de la plaza con una torre de la iglesia al fondo

Esta ciudad, y en concreto el Dr. Bürttner, ha sido la primera que ha dado importancia a la calidad del aire como fuente importante de salud, y desde ahí se ha convetido en una importante ciudad spa desde finales del s.XIX.

 

La casa, la Búrttnerhhaus, es, actualmente, la sede e la Asociación Central de Doctores de Métodos de Curación Natural (ZAEN, en alemán) y se reune dos veces al año en el Kongresszentrum que está al lado.

La Büttnerhaus, sede de la Asociación de Doctores de Métodos de Curación Natural de Alemania (ZAEN)

Además del centro del pueblo y su plaza, Freudenstadt está rodeada de montaña y allí parten muchos caminos ideales para hacer senderismo.

 

Hay un pequeño tren turístico que hace el recorrido por la parte cercana y permite hacerse una idea muy buena de toda la parte que rodea a la ciudad.

 

Nosotros lo tomamos y realmente mereció la pena. Tuvimos una explicacion en francés, así que nos pudimos enterar de algo, ya que lo entendemos algo más que el alemán.

 

Vimos el hospital que se dedica al cuidado de la salud a través de la alimentación, la terraza de las águilas con vista al castillo de los osos (Bärnschlössle), la entrada a a mina y refugio antiaéreo, y el Rosenweg, el camino de rosas más alto de Alemania.

 

El Rosenweg es un sendero y un área de descanso donde los habitantes de la ciudad han plantado y cuidan, más de 1000 tipos de rosas. Además hay diferentes esculturas de artistas modernos.

Una de las esculturas de parque y la torre de Friedrichsturm


2. Schiltach

Es una pequeña ciudad de unos 4.000 habitantes que parece salida de una postal. Tiene casas de entramado de madera muy bonitas, adornadas con flores. Algunas de ellas tienen también con dibujos muy bonitos.

 

Se encuentra al lado de un río y encontramos un área para autocaravanas justo al lado. Un lugar ideal para comer, que es lo que hicimos. También pasan las vías del tren, por lo que no será tan bueno para dormir.

 

All lado de la carretera hay casas con soportales. Llama la atención la plaza medieval, que está inclinada.

 

Nos encontramos con una antigua farmacia que ahora es un museo. Un sitio muy curioso, con todas las botes con hierbas, un montón de antiguas herramientas para elaborar diferentes fórmulas farmaceúticas, y por lo que ponía posíblemente el origen de la crema nivea.

Casas con entramado de madera

Otra casa de madera que llama la atanción por su mezcla de colores

Pequeña fuente en la plaza

Ayuntamiento de la ciudad en la plaza inclinada, rodeada de casas con entramado de madera

En la puerta del museo de la farmacia

Delante del río que pasa por la ciudad

Después de comer, cuando volvíamos a salir a terminar de ver la ciudad, entraba una autocaravana con matrícula española, y de la misma marca que la nuestra BENIMAR. Nos hizo mucha ilusión. Eran Julen y Ana, de origen de Bilbao pero que ahora viven en Cambrills, Tarragona.

 

Nos gustó mucho compartir con ellos. Nos dieron coordenadas que tenían de las áreas de autocaravanas en las que habían estado que nos sirven de gran ayuda, y por lo que les estamos muy agradecidos. Y tuvimos una conversación muy rica y muy interesante.

 

Les mandamos muchos saludos desde aquí.

Ana y Julen con su autocaravana Benimar


3. Gengenbach

Después de pasear un rato por Schiltach, seguimos ruta hacia Hausach, pero no vimos nada de interés y seguimos adelante hasta Gengenbach.

 

Aparcamos al lado del pueblo, en un parking para autobuses en un parque. Un lugar ideal para ver la ciudad, pero demasiado cerca de las líneas del tren.

 

La ciudad antigua, fundada en el s.XII, está en el interior de las murallas, que tienen dos puertas de entrada coronadas por sendas torres, y también es muy bonita, llena de las típicas casas con entramados de madera. En el s.XIV se construyó una abadía benidictina, y la basílica de Sta María, es ahora la iglesia parroquial.

 

Esta ciudad nos pareció más viva y con más gente joven que la anterior. Y nos sentimos muy bien en ella. Había mucha gente en las terrazas, y los platos que veíamos tenían una pinta muy apetecible.

 

Nos apeteció quedarnos pero al final decidimos seguir adelante y llegar al siguiente pueblo, a Triberg.

Torre de la iglesia de la abadía benidictina

Conjuramos a los locos y nos libramos del mal de ojo, al darnos un beso y sacarnos la foto agarrados de la mano delante de la fuente del tuerto

Casas del pueblo

Mas casas con entramado de madera, y una de las puertas de la ciudad

La otra puerta de la ciudad

Ayuntamiento de la ciudad

Rincón con gran encanto en Gengenbach


Vacas decoradas en Gengenbach


Explicación del camino de Santiago en Gengenbach y foto con unas peregrinas, con la concha y todo

Antes de irnos decidimos merendar y probar una de los postres típicos de la Selva Negra, la tarta de cerezas. Estaba riquísima, tanto que nos la comimos y luego nos acordamos de que le teníamos que haber hecho una foto, así que os presentamos la foto del menú.

 

La tarta es bizocho emborrachado con licor de cerezas, con cerezas y con nata. Muy bueno

La hoja del menú donde aparece la Scharzwalder Kirschorte. La tarta de cerezas ya nos la hemos comido.

Gengenbach también está rodeado de viñedos, como toda esta zona de la selva negra que estamos visitando. Es uno de los ingresos económicos de la zona.

Viñedos que rodean a Gengenbach, en las zonas más altas


Coordenadas:

 

Freundestadt (pernocta). N48º28'18.6"/E008º24'56.7",

area para autocaravanas gratuita, sin servicios. A 1kms del centro cerca de un parque y centro deportivo. Muy tranquilo

 

Schiltach, N48º17'28.5"/E008º20'33.3",

Area de autocaravanas al lado de un rio, en pleno centro. Sitio muy bonito y tranquilo. Gratuito. Sin servicios


Hauschad, no nos ha parecido interesante, hemos hecho alguna foto a la iglesia y nos hemos ido


Gengenbach, N48º24'11.1"/E008º01'08.3",

Area de autocaravanas al lado de un jardín y en las puertas del pueblo antiguo. Sin servicios, gratuito


Triberg, (pernocta). N48º0'54.11"/E008º13'42.9", Area de autocaravana cubierto, en pleno centro de la ciudad, sin servicios, gratuito. Se oye el ruido del rio de fondo. Muy tranquilo

 

Nos hemos desplazado 117 kms en total


Escribir comentario

Comentarios: 0