170º y 171º etapas. Ruta del champagne (Francia). 13 y 14/09/2017

Llegamos ayer a la zona de Champagne y hemos disfrutado un par de días visitando esta zona. Además hemos visitado una bodega en Mareuil sur Ay, donde nos han dado a probar los caldos que elaboran y nos han explicado con una gran amabilidad y paciencia todo el proceso de elaboración.

 

Estuvimos comiendo en el bar del pueblo y fue una experiencia mágica. Os lo contamos en el artículo


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. disfruta del viaje

La región de Champagne

La región de Champagne o la ruta turística del champán, se encuentra en la zona noreste de París, alrededor de las ciudades de Reims, Ëpernay, Troyes. Y es una zona con mucha historia para visitar y conocer.

 

Al igual que ocurre con la ruta de Alsacia hay múltiples bodegas que ofrecen catas y la posibilidad de probar el champán, y por supuesto, de comprarlo.


1. Visita a Châlons en Champagne

Châlons en Champagne es una ciudad de unos 45.000 habitantes en el Valle de la Marne de la región denominación de origen del Champagne. Es una ciudad que se recorre fácilmente caminando y tiene algunos monumentos y rincones de interés, en especial la catedral de Notre Dame en Veaux inscrita como patrimonio de la humanidad por la Unesco.

 

Es una iglesia tan alta como ancha, y supone un gran homenaje a la luz que deja entrar a raudales. Su fachada principal se refleja en el río Mau. Fue construida entre los siglos XII y XIII, en la transición entre el románico y el gótico. Además, tiene un conjunto de 54 campanas que suenan anunciando las horas.


Catedral de Notre Dame en Vaux, patrimonio de la Humanidad, reflejándose en el río Mau

Ayuntamiento de la ciudad

Casa con entramado de madera al lado del canal, actualmente está la oficina de turismo

Edificio del Ayuntamiento por detrás, con el monumento al soldado muerto

Uno de los edificios de la ciudad

Las macetas en la plaza del Ayuntamiento marcando la zona "verde". Como en todos los pueblos franceses no es fácil encontrar mucha gente en la calle

2. Visita a la bodega Guy Charbaut en Mareuil-sur-Ay

Las joyas de la corona de la bodega de Campagne Guy Charbaut

Nos apetecía mucho visitar una bodega de campán francés, y por supuesto probarlo. Teníamos muchas opciones para elegir, y pensamos que mejor en un pueblo pequeño y nos dirigimos hacia Mareuil-sur-Ay. Allí aparcamos la autocaravana en un pequeño parking al principio del pueblo y nos fuimos a conocerlo.

 

Nosotros pensábamos que las bodegas de champán, funcionaban parecido a las sidrerías en el País Vasco, en el que, para probar la sidra, se organiza una comida típica de sidreria.

 

Aquí no es así. Vimos varias bodegas en el pueblo, y preguntamos en una de ella. Nos explicaron que ellos ofrecen la posibilidad de catar el champán, pero no dan comidas a no ser que te alojes en su hotel rural en el que sí tienen un programa para disfrutar de varias comidas con champán e incluso la posibilidad de acercarse a los viñedos y de colaborar en la vendimia.

 

Como abrían una media hora más tarde, a las 14h, y no queríamos probar champán sin comer, nos recomendaron la posibilidad de comer en el restaurante del pueblo, "Le saint Joe" y volver para realizar una cata de champagne como postre. Y así lo hicimos.

 

Cuando llegamos al restaurante había varias mesas ocupadas. En una de ellas había una persona que hablaba español porque trabaja, según nos dijo luego, en la embajada francesa en Madrid. Fue muy amable porque nos ayudó a entender los menús, y a partir de ahí estuvimos hablando un rato con ellos. Estaban con un gran escritor y artista galo, el Sr. Jean Perol. Al final acabamos conversando con todos ellos y haciéndonos fotos.

 

Le hemos investigado un poco y nos hemos enterado que nació en 1932 y fue hijo de una familia humilde de Francia, un niño de la posguerra. Muy pronto empezó a interesarse por la poesía y siempre ha estado ligado a ella. Ha vivido en diferentes países que le han marcado culturalmente, como más de veinte años en Japón donde fue el responsable, entre otros, del instituto franco-japonés de Tokio; en Afganistan y Estados Unidos. Como poeta considera que la poesía es el remordimiento de la época, "el artista se vuelve cada vez más escandaloso porque el arte es una lucha contra la estupidez que cada vez es más grande en nuestra época". Tiene más de veinte libros publicados y ha recibido muchos premios y distinciones y es actualmente miembro de la Academia Mallarmé

Francisco en la fila de atrás, Fabrice, Sr. Jean Perol, Mireille, Josemi y Jean Remi y Montse en la fila delantera.

En la mesa de al lado estaba comiendo Jean Remi Lemercier, represenante comercial de Abrideal, una empresa de recubrimiento de piscinas, que también entró en la conversación. Y estuvimos hablando sobre las bodegas ecológicas y biodinámicas, y sobre el diferente caracter de bodegas de vino o de campagne. Muy majo. Un gran conversador. Con él también nos hicimos fotos.

 

Y todo esto fue posible gracias a las tres mujeres que llevan el restaurante, las dos camareras y la cocinera. Nuestra gran admiración hacia ellas, consiguen que la gente que viene a comer cambie su estado de ánimo, y además de alimentar el cuerpo con la comida que preparan y sirven, alimentan el alma gracias a las risas y buen humor que provocan a raudales.

 

Que grandes profesionales, qué gran aportación a la salud del mundo. Qué arte para transformar, conseguir que la gente salga más féliz de lo que llega. GRACIAS.

 

Fue magia lo que vivimos en ese restaurante. Y un gran aprendizaje de cómo ir por el mundo. Disfrutamos de la comida, nos reimos mucho, hablamos, conversamos, compartimos. GRACIAS A TODOS


Jean Remi, Patricia, Jöelle y Caroline con nosotros (creo que no he liado los nombres)

Después de esta gran experiencia en el restaurante, nos acercamos a la bodega para catar el champán. Allí nos recibió una de las empleadas para ofrecernos una cata con sus productos. Nos emocionó la paciencia con la que nos trató y nos explicó todo el proceso de elaboración del champán y de cada uno de sus productos.

 

Nos explicó que la cosecha de este año no es buena porque ha llovido mucho a partir de julio, así que algunos de los tipos de champagne de mayor categoría no los van a fabricar porque la uva no tiene la calida suficiente. Y es el primer año que ocurre eso.

 

Por supuesto, compramos unas botellas. Nos explicó que en España no venden porque está el cava. Decidimos que la vida es para vivirla en cada momento y celebrar las buenas cosas y momentos con buenas cosas, y entre ellas con buen champán.

También dimos un pequeño paseo por el pueblo, e hicimos una foto a la iglesia por decir que habíamos estado allí. Después de la cata no dábamos para mucho más y después de descansar un poco en la autocaravana nos volvimos al lugar donde habíamos dormido la noche anterior. Un lugar muy tranquilo y en medio de la naturaleza, al lado de un estanque. En el camino cruzamos el canal que aparece en la foto.

 

Esta noche estuvo lloviendo toda la noche. Mas vale que habíamos aparcado un poco más alejados del agua que el día anterior.

Iglesia de Mreuil sur Ay

Canal en la región de La Marne, cerca de donde aparcamos para pernoctar

3. Épernay

A la mañana siguiente, antes de ir para París, paramos en Épernay para conocerla. La mayor parte de su historia y de su economía está vinculada al champán. La primera firma de champán se fundó a principios del s. XVIII en esta ciudad. A partir de entonces el champán empiezó a cobrar importancia internacional. Épernay tiene unos 24.000 habitantes. Está situada en la orilla izquierda del río Marne, y en el centro de los viñedos de Champaña.

 

Es famosa la torre de las Cavas castellane, de 63 m de altura y con unas vistas espectaculares de todo el valle y la avenida del champán, una de las avenidas más famosas del mundo, en la que en sus 1500 m de longitud están las sedes de las principales firmas de champán. 

Entrada a Épernay

Torre de las bodegas Castellane

Parte de la avenida del champán

Estuvimos visitando la Abadía de Saint Pierre d'Orbais, construida en el s.XII y XIII, y fue el prototipo para la construcción de la catedral de Reims. Se pueden contemplar las vidrieras del s.XIII.

 

Nos hubiera gustado tener más tiempo y visitar la Abadía d'Hautvillers, hoy propiedad de Moët Chandon. Fue fundada en el año 650 por el obispo de Reims. Debe su fama a que el monje Dom Perignon vivió en ella y fue quien mejoró el proceso de elaboración del champán.

 

Antes de este monje el champán era un vino titilum, pero con el que tenían problemas porque explotaban las botellas en la segunda fermentación. Este monje utilizó botellas con un vidrio más gordo y los tapones típicos de champán sujeto por una grapa de metal, además de introducir otras mejoras en el proceso.


Abadía de Saint Pierre d'Orbais

Jardines en Épernay


Coordenadas:

 

ruta del champagne (pernocta) N49º00'57.7"/E004º13'04.7",

rodeado de naturaleza, al lado de 2 estanques naturales, gruatuito, sin servicios


Escribir comentario

Comentarios: 0