175 a 180º etapa. París y vuelta a casa 17 al 23/09/2017

Después de disfrutar del fin de semana en el parque de Asterix, hemos estado unos días en Rueil Malmaison y por fin, VOLVEMOS A CASA.

 

Hemos cumplido nuestro sueño de estar SEIS MESES recorriendo Europa en autocaravana, y llegamos justo el día 180.

 

Para celebrarlo, la mañana que hemos llegado nos vamos al balneario de Elgorriaga, en Navarra. Un balneario con el agua más salina de toda Europa.

 

Nos hemos dado un premio, y un homenaje.

 

¡¡¡¡¡¡¡¡LO HEMOS CONSEGUIDO!!!!!!


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. disfruta del viaje

Hemos estado unos días en Rueil Malmaison con la familia. Nos ha venido muy bien para descansar y volver a conectar con los nuestros y cargar pilas de cariño y amor. Los niños son un gran regalo.

 

Después de unos días allí nos despedimos con mucha pena y empezamos la vuelta a casa con mucha ilusión, con la satisfacción de objetivo conseguido.

 

La salida de Rueil Malmaison fue un poco complicada, es como si no quisiéramos volver, como si nos costara dejar el viaje y volver.

 

El GPS nos manda entrar en la autopista por una entrada con limitación de altura, por lo que nos tenemos que desviar y empezamos a dar vueltas. El TOM-TOM ya nos lo hacía y pensábamos que el GARMIN sería diferente, pero nos equivocamos.

 

Al final salimos del entorno de París por carreteras secundarias y pasamos por el bosque de Rambouillet, un entorno muy bonito. Ahí hacemos la primera parada para dormir, en el estanque de la tour

Estanque de la Tour, primera parada en la vuelta a casa

A la mañana siguiente, después de desayunar y darnos un pequeño paseo por el estanque volvemos a ponernos en marcha. Conseguimos llegar a Orleans sin entrar en la autoroute y de ahí en adelante seguimos en la autopista. Nos vamos turnando en conducir y paramos lo justo para estirar un poco las piernas y comer alguna fruta.

 

Al llegar, decidimos alargar un poco la vuelta y tomarnos un pequeño tiempo para nosotros y darnos un baño en el Balneario de Elorriaga. Un balneario que nos gusta mucho porque es agua muy salada, en la que flotas, y no tiene nada de cloro. Un pequeño homenaje para nosotros.

Entrada al hotel balneario de Elgorriaga en el norte de Navarra


Interior del balenario, la piscina y el pasillo de entrada

Estamos en el día 180, justo 6 meses desde que salimos el 28 de marzo para recorrer Europa en autocaravana. Hemos llegado sanos y salvos. El viaje ha sido muy profundo, lleno de evolución y autoaprendizaje, de superación de retos, de descubrimientos, de disfrute.

 

Nos han dicho varias veces que somos muy valientes para hacer este viaje. Al principio no estábamos de acuerdo, es algo que ha ocurrido. La vida, a veces, pone delante las oportunidades de una forma tan fácil que es imposible no agarrarlas y ponerse a ello. Este viaje estaba encima de la mesa desde hace mucho tiempo pero siempre había otras cosas, otras prioridades, otras situaciones que lo seguían dejando en el mundo de las fantasías, hasta que este año ha cuadrado todo. Josemi se ha jubilado y yo estaba en un tiempo sabático en el trabajo. Así que sólo fue necesario mirarnos, agarrarnos de la mano, permitir que pesara más las ganas de vivir la vida, decir sí y empezar a caminar.

 

Ahora sí vemos que hemos sido valientes, y mucho. Dejar todo atrás, trabajo, familia, amigos, seguridad, comodidad y viajar a la aventura, no unas vacaciones, sino 6 meses. Cuando lo escribo sigue habiendo una parte mía que piensa que ha sido fácil, que hemos tenido todo, la casita con nosotros, nuestras cosas, disponibilidad de dinero, nos han cuidado en todos los sitios donde hemos estado. Pero también hemos superado muchos retos, estar 24h juntos, en 24 m2, y siempre nos hemos seguido mirando a los ojos y cuando ha sido necesario hemos parado y nos hemos escuchado. A veces no ha sido fácil moverse con la autocaravana en carreteras estrechas y ciudades turísticas, encontrar espacios para pasar la noche, decidir seguir a pesar de que se nos rompió el frigorífico o se cayó la cama de encima del salón. Y a la vez todas las dificultades nos han hecho más conscientes, nos han hecho vernos y a veces reconocernos y otras veces querer olvidarnos de ese que vemos porque hemos vuelto a repetir comportamientos que no nos gustaban nada.

 

Así que estos 180 días han sido un gran viaje exterior, alrededor de Europa, donde hemos alcanzado grandes retos y objetivos como la desembocadura del Danubio en el Mar Negro, y estar también en su nacimiento, llegar al punto más septentrional de Europa en el Nordkapp en Noruega, etc. Y, a la vez, un gran viaje interior, en el que nos hemos descubierto a nosotros mismos.

 

Estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido, de haberlo soñado, de habernos atrevido a empezar y seguir dando pasitos, y de estar ahora visualizando todo el resultado y nuevas metas adelante como un nuevo viaje a Sudamérica que empezamos en Noviembre. Y esta vez sin la autocaravana, sin nuestra casita. Otro reto más allá, otra nueva forma de viajar, otro paso hacia el desapego, otra vez mariposas en el estómago.

 

También queremos expresar nuestro más profundo agradecimiento a todas y cada una de las personas que han hecho posible este viaje.

 

A nuestra familia por confiar en nosotros y empujarnos, a pesar de que para ellos también suponía renuncias, a nuestros amigos y amigas por animarnos, a las miles de personas que habéis leído el blog, y los que habéis recibido nuestros mensajes y whasaps cuando la emoción nos ha desbordado y hemos necesitado compartirlo, porque os hemos sentido con nosotros. A cada persona que nos ha ayudado en el viaje, desde los que nos han indicado un camino, los que han escrito otros blogs que hemos seguido y nos han dado ideas de donde ir, los que nos han abierto su corazón y su casa, con los que hemos compartido conversación o viaje, o una cerveza o un vino, a los que nos han ayudado a arreglar la bici o la autocaravana, o han cuidado con cariño los alimentos que les hemos comprado.

 

A todos los que no somos conscientes de su presencia ni de cómo han colaborado pero también han sido imprescindibles porque sin ellos tampoco habría sido posible. Y a la VIDA, al Universo, a eso superior a nosotros mismos, que nos ha cuidado en cada momento.

Paisaje en el norte de Navarra, cerca del balneario


Coordenadas:

Estanque de la tour, (pernocta). N48º39'17.27"/E001º53'05.96"

parking en un estanque, (estanque de la tour) rodeado de naturaleza, sin servicios, tranquilo para dormir


Balneario de Elgorriaga, N43º08'01.7"/O001º41'28.7",

Parking del balneario, sin servicios, al lado de la carretera

 

Nos hemos desplazado 45 kms hasta el estanque de la Tour, y 859kms hasta el balneario. Hemos gastado 95,4€ en peajes.


Escribir comentario

Comentarios: 0