Viaje a sudamérica

Empieza una nueva etapa. Después del viaje en autocaravana por Europa nos vamos a Sudamérica.

 

Es un viaje diferente. Nos va a llevar a hacer muchos cambios, que os los contamos en el artículo.

 

Nuestra idea es pasar otros seis meses aquí. Empezamos por Chile, después queremos visitar Bolivia, Perú, aunque vamos a ir sobre la marcha, porque en estos países es la época de lluvias y nos han hablado de precaución. Os lo iremos contando.


Si quieres ver más fotos, están colgadas en la página de facebook disfruta del viaje, en los álbunes de fotos. disfruta del viaje

Vistas de la cordillera de los andes desde el avión

Lo primero que hemos tenido que realizar es un trabajo de DESAPEGO. Para viajar en la autocaravana tuvimos que hacer una selección de nuestras cosas, qué podíamos llevar y qué no. Ahora, hemos tenido que volver a seleccionar, tenemos que meter todo en una maleta y tiene mucho menos espacio. Tiene que pesar menos de 23 kg para el avión y tiene que ser manejable.

 

Así que es una buena ocasión de seguir soltando, aligerando. Y de darnos cuenta cómo nos apegamos a las cosas materiales, cómo nos cuesta soltarnos de ellas.

 

Y la vida es muy curiosa y quiso que experimentáramos más profundamente el desapego. Metimos nuestra vida en una maleta, y el avión la perdió.

 

Qué sensación inicial de desnudez, de pérdida, de injusticia, de vulnerabilidad.

 

Después nos dimos de cuenta que no pasaba nada, que no era tan importante, que podíamos reemplazar sin demasiado coste lo que habíamos perdido, que seguíamos siendo muy abundantes. Que lo importante está dentro de nosotros, y eso es imperdible.

 

Y entonces, apareció la maleta.

Vista de montes nevados de la cordillera de los andes desde el avión

El segundo cambio también es importante.

 

Con la autocaravana siempre estábamos en casa y siempre dormíamos en nuestra cama, estuviéramos en el país que fuera. En este viaje vamos a ir cambiando de casa, durmiendo en diferentes lugares y los tenemos que hacer nuestros, aunque sea para una sola noche.

 

Nos tenemos que acostumbrar que nosotros somos nuestra propia casa, nuestro propio hogar. Y que allí donde estemos nosotros, estamos en casa.

 

Y vamos a ver cómo lo logramos. Los primeros días de un viaje son fáciles, en cuanto van pasando los días se empieza a añorar el hogar y puede aparecer la morriña.

Posíblemente en Aconcagua desde el avión

El tercer cambio es la forma de organizar el viaje.

 

Con la autocaravana hacíamos un plan pero cada día íbamos decidiendo y adaptándonos al lugar, sin demasiado problema por encontrar un lugar para domir ni para comer. Ahora tenemos que organizar con más tiempo con idea de coordinar viajes, hoteles, restaurantes, etc.

Las nubes tapando parte de la cordillera, por debajo del avión

Y otro cambio importante es cómo organizarnos para la comida.

 

En la autocaravana puedes cocinar y comer tu comida habitual y en un viaje largo se agradece. Hemos hecho muchas compras en mercados locales y hemos comido mucha fruta y verdura. Cuando estás de viaje es más complicado comer bien y sano, es más difícil encontrar verduras y comidas con opciones más vegetarianas.

 

Estamos en una zona en la que abundan las frutas, así que también podemos disfrutar de alimentos ricos que en casa es más difícil de encontrar en su grado óptimo.

Cerezas madurando en el árbol, a punto de ser cosechadas

Y también tenemos que hacer un cambio de mentalidad.

 

Europa y Sudamérica no tienen nada que ver, los parámetros con los que nos movemos son muy diferentes. Con nuestra imagen europea la primera impresión puede ser de sucio y desorden en algunas partes, y si funcionamos así, comparando, lo vamos a pasar mal.

 

Tenemos que ampliar la mirada y abrir la mente a lo diferente. Dejar nuestros esquemas y prejuicios y así, solo así, podremos disfrutar y profundizar en esta cultura y en las personas que viven aquí. Sólo así podremos aprender y llevarnos algo más de este viaje. Sólo así dejaremos que algo profundo en nosotros se pueda transformar.

 

Os lo iremos contando


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Íñigo (martes, 12 diciembre 2017 19:36)

    Que bonito viaje estáis realizando. Eso sí. Comparando con el que hicisteis por Europa, amoldandoos a muchos cambios, por lo que estáis contando. Me esta gustando mucho. Seguir disfrutando y compartiendo. Un fuertisimo abrazo desde casa

  • #2

    Ainhoa (martes, 12 diciembre 2017 21:58)

    Disfruta mucho mi querida Lupe!! A mi, personalmente Sudamerica me encanta!!!Te adaptaras a cualquier cambio que te propongas o imprevisto que te surja!!! Buen viaje!!