Bolivia imprescindible. Qué hacer y qué ver

Hemos estado en Bolivia, y ha sido un gran descubrimiento para nosotros.

 

Pensamos estar un mes y hemos pasado casi dos y lo recomendamos ampliamente. Hay una gran variedad de regiones, climas y culturas.

Es un país muy rico y muy interesante.


1. Descripción

Antes de contaros nada deciros que Bolivia nos ha sorpendido y gustado mucho. Nos ha llamado la atención que la cultura originaria todavía impregna los rincones y cada detalle de la vida, y no solo la aymara (la del altiplano, sino en cada zona de Bolivia) desde las vestimentas y tejidos, los mercados, las ofrendas y bendiciones, la música. Y esto ya está siendo difícil en este mundo en el que la "coca cola" y la cultura globalizada lo está homogeneizando todo.

 

Llegamos en tiempo de carnaval y en todos los rincones estaban con preparativos y ensayos. Y la variedad de músicas, de trajes, de bailes, es inmenso. Y no solo para esta época sino para cada momento del año.

 

El Estado Plurinacional de Bolivia, que es su verdadero nombre, tiene 36 etnias reconocidas aunque nos dijeron que en realidad son 52. Se encuentra en el interior de sudamérica, y es frontera con Chile y Perú al oeste, con Argentina y Paraguay hacia el sur, y Brasil al Norte. No tiene salida al mar, y esa es una de sus grandes reivindicaciones actualmente.

 

Es una tierra peculiar. Está llena de contrastes a todos los niveles, desde geográficos, con alturas desde nivel del mar a ciudades por encima de los 4000 m de altitud; climáticos, desde selva a altiplano; culturales con etnias muy diferentes como los collas y los cambas, guaranís, etc. También a nivel político. Nos encontramos con mucha división interna en relación a la política de Evo Morales y también una gran crispación con a su intención de modificar la constitución para poder presentarse a una reelección. Vivimos un par de huelgas generales, una a favor de Evo, y al día siguiente en contra. Y se nos ha quedado la idea de que la gente todavía cree en su propio poder y en la capacidad de las movilizaciones, y también en la justicia por su cuenta.

 

Hay mucha herencia cultural, tanto de los incas como de culturas anteriores como los tihawanacos. Nos sorprendió la gran oferta de turismo de aventura y la multitud de parques naturales que poseen. También vimos mucha riqueza y mucha pobreza, y todavía una gran falta de facilidades para el turismo, lo que por otro lado tiene la ventaja de que puedes conocer la realidad del país.

 

 

CLIMA, CUANDO VIAJAR

 

Estábamos totalmente equivocados con el clima. Pensábamos que al ser hemisferio sur las estaciones estaban invertidas al hemisferio norte, pero de octubre a mayo es temporada de lluvias, y de mayo a octubre temporada seca y fría. Cuando leímos esto atrasamos la entrada a enero, pero las lluvias se habían retrasado y llegaron con nosotros. Hemos tenido suerte porque no hemos tenido ningún problema y nos ha acompañado el buen tiempo pero sí ha habido zonas de inundaciones y de cierre de carreteras. La ventaja, es que estaba todo verde y la temperatura era agradable.

 

Por ello, recomiendan venir en mayo o junio para que no haga tanto frío y tampoco llueva.

 

 

COMUNICACIONES

 

En los últimos años la infraestructura de carreteras ha mejorado muchísimo, y gran parte de las mismas están asfaltadas. Se nota que hay más entrada de dinero en el país gracias a la política de Evo de obligar a las multinacionales a pagar un 60% de impuestos sobre los beneficios. Sin embargo, todavía moverse en carretera ocupa mucho más tiempo del que estamos acostumbrados en nuestra mentalidad europea, por tanto, hemos utilizado muchas veces el avión. La flota de autobuses, en general, es buena, con coches cama y semicama pero no todos disponen de baños en el interior, y las paradas se realizan en medio de la nada, en baños "al natural".

 

En las ciudades hay transporte público a cualquier parte, tanto en servicio de taxi como colectivos. En los taxis siempre hay que preguntar el precio antes de montarse ya que no tienen taxímetro y normalmente se puede regatear y ajustarlo un poco, ya que al ser extranjeros suele ser un poco más elevado. Los colectivos son furgonetas grandes adaptadas para el transporte de 6 a 8 pasajeros. Normalmente salen cuando se llenan, y tienen un precio muy asequible y ya tarifado. E importante, vigilar el estado de las ruedas ya que algunas suelen estar más que lisas.

 

Nos montamos en un taxi que la silla del conductor era una silla de playa, y la dirección la tenía que mover cinco minutos antes para que reaccionara a tiempo. También nos sorprendió ver muchos coches sin matrícula, y nos explicaron el sistema que utilizan para pasar la ITV, cuesta menos tiempo y sólo un poco más de dinero pagar a unas agencias especializadas a las que tienes que mandar las fotos del vehículo para que gestionen el trámite. Por supuesto, también hay coches de lujo, y taxistas con coches muy buenos y muy cuidadosos de ellos. Además, los conductores que hemos conocido son prudentes y conducen bien.

 

Nos ha parecido muy interesante utilizar el transporte público. Nos ha permitido interaccionar con los lugareños y también introducirnos en la cultura del país. Cuando lo contábamos a determinada gente se les ponían los pelos como escarpias, pero creemos que son todo prejuicios, para nosotros ha sido muy interesante.

 

 

INFRAESTRUCTURAS HOTELERAS

 

Nos habían hablado muy mal de los hoteles de Bolivia, pero no ha sido así. Hemos estado en hoteles muy buenos a muy buen precio. Hemos funcionado con las páginas de internet y hemos encontrado ofertas muy buenas, a precios mucho más económicos que si lo hubiéramos reservado en el propio hotel.

 

También hemos encontrado restaurantes excelentes, en todas partes de Bolivia, y hemos entrado en muchos restaurantes vegetarianos de una gran calidad. Hay una gran variedad de frutas y verduras durante todo el año, muchas que ni siquiera conocíamos. En la calle y en los mercados se puede comer, aunque utilizan mucho frito y también carne por lo que no los usábamos. Bolivia es el único país donde no está McDonalds porque ellos ya tienen ese tipo de comida en la calle.

 

Y los precios, en general, son mucho más baratos que en Chile, y también que en Perú.

 

 

SEGURIDAD

 

Algunas personas nos estuvieron hablando de que tuviéramos mucho cuidado en Bolivia, que no era seguro. Cuidado con la policía que se encargaba de extorsionar a los turistas para sacar dinero extra. Y sin embargo no hemos tenido ningún problema, al revés, nuestra experiencia es que Bolivia es totalmente seguro. Por supuesto que nos cuidamos, pero igual que en nuestra propia ciudad. Sólo tuvimos un incidente en un colectivo en el que nos paró la policia y nos pidió la documentación, el conductor no paraba de repetir que si nos hacían pagar que llamáramos a los medios, y nos dejaron seguir sin más pegas.

 

La gente ha sido muy amable con nosotros y nos ha ayudado siempre que lo hemos necesitado. Gente muy creativa y que está acostumbrada a "sacarse las castañas del fuego" por su cuenta y a aprovechar las "rendijas del sistema", que aquí son muchas. Hemos conocido personas muy interesantes y con quienes queremos seguir manteniendo una amistad. Personas que nos han hecho sentir en casa, con las que hemos mantenido conversaciones muy interantes, con las que hemos aprendido mucho e incluso que nos han hecho reflexionar sobre nuestra vida en Europa.

 

Hemos Queremos resaltar a una familia que está desarrollando un montón de proyectos para el bien común. En concreto, Rafael Paz es el presidente de un club de fútbol de primera, Guabirá, y con su propio dinero está construyendo una escuela para los niños de la región.

 

Desde aquí queremos mandarles un cálido abrazo y nuestro más sincero agradecimiento, porque cada una de ellas ha sido importante en nuestro viaje, también aquellas personas anónimas que nos han facilitado la vida o que simplemente han puesto una sonrisa en nuestra boca.

 

También nos hace plantearnos que lo que emitimos y como vemos a los demás es lo que nos encontramos.

 

Nuestro recorrido por Bolivia ha sido el siguiente. LLegamos a La Paz, y de aquí volamos a la Selva, Rurrenabaque. De vuelta a La Paz, volamos hasta Santa Cruz y de aquí en colectivo fuimos a Samaipata. En autobús nos acercamos a Sucre y después en taxi privado hasta Potosí. Volamos a Cochabamba y volvimos a La Paz para seguimos en autobús hasta Copacabana, y de aquí ya pasar a Perú.

 

Se nos han quedado muchas cosas en el tintero porque en cada ciudad que visitábamos había un montón de ofertas para visitar. Y también otras ciudades como por ejemplo Tarija que es la zona vinícola por excelencia pero se nos quedaba a desmano, Oruro, que teníamos claro que queríamos conocer sus carnavales que son patrimonio de la Humanidad, pero nos asustamos con toda la cantidad de gente que acudiría y los consejos en contra, así que nos apuntamos a disfrutar de unos días tranquilos en Ecotao.

 

Os vamos a contar un pequeño resumen de lo que hemos vivido en cada lugar que hemos visitado. Nos ha gustado y hemos disfrutado mucho. Esperamos que a vosotros también os guste y os animéis a visitar este precioso país.

Una tienda en el Mercado de las Brujas en La Paz

Trajes del carnaval boliviano, muestra de la gran riqueza cultural


Está formado por tres regiones principales. El Altiplano, el oriente y la cuenca del amazonas.

2. El altiplano

Al oeste y de norte a sur, está EL ALTIPLANO atravesado por la cordillera de los Andes y con ciudades a altitudes por encima de los 3.000m, como La Paz, Oruro, Potosí, Sucre, Copacabana. Aquí también se encuentra el salar de Uyuni, el mayor desierto de sal del mundo, y zona turística por excelencia de Bolivia.

 

El salar es el mayor desierto de sal del mundo, y se utiliza para extraer sal, y también posee la mayor concentración del litio del planeta. Está a 3000 y pico metros de altitud y proviene de un antiguo mar interior. Es muy interesante su visita por la gran diversidad que hay, la extracción de sal, las lagunas y los pájaros, entre ellos los flamencos, las diferentes formas y colores que se pueden ver, los geiseres, etc. Nosotros no fuimos en esta ocasión porque ya los habíamos visitado hacía seis años en que entramos desde Atacama en Chile.

 

El altiplano era lo único que habíamos oído de Bolivia, y lo relacionábamos con dureza y mucha pobreza. Y sí es zona difícil para vivir, pero también aquí hay mucha riqueza y zonas muy interesantes para conocer, grandes nevados y parques nacionales, y también el lago Titicaca, el más alto del mundo y compartido con Perú.

 

La mayoría de la población en esta zona es de procedencia Aymara y también Quechua. Ambas culturas mantienen su lengua, y gracias a la política lingüística que se ha puesto en marcha con Evo Morales están fortaleciéndose. Coloquialmente, en Bolivia, se les llama Collas.

Ekeko, ser que se utiliza para hacer rituales para atraer la abundancia

Mujeres aymaras en un puesto del mercado


2.1. La Paz

Entramos en Bolivia en avión directamente a La Paz, el día 16 de enero de 2018 y fue un cambio muy fuerte para nuestro organismo. Nos costó adaptarnos a la altura ya que pasamos de nivel del mar hasta 3500-4000 m de altitud. Teníamos que andar a una velocidad muy lenta, porque en cuanto acelerábamos un poco nuestro corazón se ponía a mil. Nos ayudó mascar hoja de coca y también los mates de coca, aunque tenían el inconveniente de no dejarnos dormir. Después de unos días nos acostumbramos y ya hemos estado bien, sin más molestias.

 

LA PAZ nos ha gustado mucho, es una ciudad que parece construida en un crater, y hay casas en lugares aparentemente imposibles, sin ningún tipo de estudio topográfico y que según nos explicaron están expuestas a ser destruidas por algún desastre metereológico.

 

Es una ciudad organizada totalmente desde el caos y de las más peculiares y diferentes que hemos conocido, por ello totalmente recomendable. Las calles están abarrotadas de taxis, colectivos, y múltiples servicios de transporte público. Todo el mundo toca la bocina pero nadie se enfada, es la ley de si me salvo nos salvamos todos. Cuando ocurre algún golpe se paraliza el tráfico, pero en unos momentos se ha resuelto, nadie sabe cómo, pero uno ha empujado un poco el coche, el otro ha pasado por lugares imposibles, y zas, la circulación, otra vez, en marcha. El caos aparece hasta en el lío de cables que se ve en las calles.

 

En la parte más baja están los barrios más ricos, y conforme se asciende en altitud va disminuyendo la calidad de las casas y aparentemente el nivel económico de la población. En la parte media está la parte más antigua y colonial, con la plaza San Francisco y la plaza Murillo donde se encuentra el poder legislativo.

 

En la parte alta se encuentra la ciudad de "El alto", principalmente de población indígena y actualmente motor económico.También es uno de los lugares más reivindicativos de Bolivia. Coincidió que consiguieron paralizar una propuesta de ley del Gobierno de Evo y que éste la anulara mientras estábamos nosotros allí. Sorprende mucho ya que es una zona totalmente llana, a 4000 y pico metros de altitud.

 

Entre las casas aparecen "los cholets". Son casas de varios pisos, lujosamente decorados, con diferentes colores, incluso fluorescentes, cristales ahumados. Las plantas bajas son locales comerciales o salones que se alquilan para diferentes eventos. En el último piso está el chalet a todo lujo del propietario. También se ven casas sin terminar que algunas personas nos dijeron que son las segundas y terceras casas de burguesía aymara, en construcción para sus hijos, y pobreza.

 

En La Paz nos empapamos de su ambiente paseando por el centro, realizamos un city tour por la ciudad que nos llevó a varios miradores y también al valle de la Luna, zona de formaciones geológicas extrañas debidas a la erosión. Nos acercamos a El Alto al mercado y nos sorpendimos de la amplitud, casi podemos decir que ocupaba varios kilómetros y se podía encontrar DE TODO, desde un coche entero hasta otro en piezas. Nos dijeron que lo más raro que habían encontrado era un pinguino. Y también nos sorprendimos de nuestros prejuicios. Muchos de los puestos están llevados por mujeres indígenas y pensábamos que era una forma de sacarse la vida, vender cualquier cosa, por ejemplo piezas de coche, pero cuando llegó una persona buscando una pieza en concreto, la mujer era totalmente entendida de coches, marcas, años y tenía la pieza exacta que buscaba el comprador. Nos quedamos alucinados.

 

En otra visita nos acercamos hasta las ruinas de la antigua ciudad de Tihawanacu, donde pudimos observar la fabulosa capacidad de construcción de estos pueblos con piedras enormes, así como la estela ponce y la puerta del sol. Todavía quedan muchas cosas por explorar y por tanto por conocer, mucho alimento para el misterio.

 

Además había la posibilidad de descender la carretera de la muerte en bicicleta, un recorrido precioso desde el altiplano hasta la zona subtropical pasando por zonas de vértigo y paisajes alucinantes, pero lo dejamos, ya estábamos con el efecto de la altura y el tour comenzaba a 5000 y pico metros de altitud. También había más ofertas de turismo de aventura, como treking en alguno de los nevados de más de 6000 m de altitud que rodean la ciudad, como el Illimani, el Illampu, el Ancohuma, el Mururata o el Huayna Potosí.

Catedral en la plaza Murillo con todas las casas de la ciudad al fondo

Cholet en la ciudad de El Alto


2.2. Sucre

Sucre es la capital constitucional del país. Aquí se encuentra el poder judicial y en La Paz la sede de los órganos ejecutivo, legislativo y electoral  desde 1898.

 

El centro histórico, de un kilómetro cuadrado aproximadamente, es todo un museo. Mantiene su estructura colonial de calles en tablero de ajedrez partiendo de la plaza central dónde también está la Catedral. Es muy bonito con todas las casas pintadas de blanco. Recorriendo sus calles y plazas se puede seguir toda la historia de Bolivia y de sudamérica. En la Casa de la Libertad en la plaza de armas se firmó la independencia de Bolivia. Fue impresionante visitarla, y también comprobar la importancia de una mujer, Juana Azurduy de Padilla, en todo el proceso. Está la Universidad más antigua de sudamérica fundada por los jesuitas, la Universidad S.Franciso Javier.

 

Además de pasear por el centro, estuvimos en el Mirador de las Recoletas, que tiene una vista muy bonita de toda la ciudad. Hay varios museos con buena pinta y elegimos el museo antropológico, con una muestra muy interesante del arte del tejido en Bolivia. El cementerio y el castillo de la Glorieta a las afueras son también dos lugares curiosos.

 

También muy interesante son las huellas de dinosaurios de Cal Orcko, en las canteras de una fábrica de cemento. Es la mayor recopilación de huellas de diferentes tipos de dinosaurios en el mundo. También, como en todos los lugares de Bolivia, había ofertas de excursiones de treking a diferentes parques y montañas de los alrededores.

 

Nos acercamos a un pueblo cercano, a Tarabuco, para visitar el mercado. Fue una aventura muy interesante, fuimos en colectivo junto con los lugareños y pudimos conversar con algunos de ellos. Nos sorprendió que en el mercado la mayor parte de las personas hablan quechua y apenas entienden el castellano. Conocimos a una canadiense que estaba estudiando los instrumentos tradicionales como el charango. También cominos en un restaurante en el que ofrecían un balile típico y saludamos a un importante cantante boliviano, Roberto Saoneo de los Samay Wasi. Antiguamente hacían trueque entre los campesinos de la zona, ahora esto ya se ha perdido.


Sucre, la declaración de la capitalidad y un edificio de la ciudad

2.3. Potosí

Potosí se encuentra a 4067 m sobre el nivel del mar. Es una ciudad que fue fundada por los españoles en el s.XVI en las faldas del Cerro Rico para poder explotar las minas de plata que se encuentran en el interior, que son uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad actualmente. No fuimos, no queríamos ver más miseria y las condiciones tan duras en las que trabajan.

 

En principio se pensó como un campamento temporal, hasta que se acabara la plata, pero las minas se siguen trabajando en la actualidad, aunque ya no dedicadas a la plata. Un dato que nos sorprendió mucho ha sido leer que hacia 1650 era la ciudad más grande del mundo con 160.000 habitantes, mas que Madrid con 45.000 o París con 65.000. También es curioso que los incas ya supieran de la existencia de la plata pero no la tocaban ya que cuando fueron a extraerla se oyó una gran explosión y una voz que decía que la plata era para los que venían después. Y esta plata se la llevaron a España, y de aquí hacia el norte de Europa, financiando la conquista del mundo por los países europeos.

 

Uno de los edificios más emblemático es La casa de la Moneda, antigua fábrica donde se acuñaban las monedas. La visita es muy interesante y una de las cosas más curiosa es la cara de una especie de baco que se encuentra en uno de los arcos del patio.

 

La ciudad está repleta de conventos e iglesias, en los que se ha desarrollado el arte barroco mestizo. Todas las órdenes religiosas llegaron, en teoría para evangelizar a los indios, pero qué curioso que el dinero y la religión estén tan cerca.

 

Nos sorpendió mucho, además en cada momento nos encontrábamos con una banda de música o una procesión, o un grupo de carnaval. Una ciudad muy viva.

 

En los alrededores nos acercamos a la laguna de Tarapaya u ojo del inca. Es casi un círculo perfecto de 100m de diámetro de agua termal. Está prohibido el baño debido a que varias personas se han ahogado en ella, pero la visita merece la pena, la montaña en la que está enclavada tiene un montón de colores. También aprovechamos a bañarnos en unos baños termales que están cerca.


Dos imágenes de Potosí, en la de la derecha se ve el Cerro Rico iluminado a la noche desde la plaza, en la de la derecha una iglesia y miradores de las casas coloniales

2.4. Copacabana y Lago Titicaca

Copacabana es una pequeña ciudad en las orillas del lago Titicaca, a 3.800m sobre el nivel del mar, y por tanto la entrada para visitar las islas del sol y de la luna en el mismo. Además en ella se encuentra la catedral con la advocación de la Virgen de Copacabana, la patrona de Bolivia, y por tanto es un importante centro religioso. La gente viene a recibir las bendiciones de la virgen, y es muy curioso ver todos los coches nuevos ricamente engalanados esperando la bendición "la challa".

 

La ciudad fue fundada por el inca Tupac Yupanqui, antes de los españoles, y construyó un templo dedicado al sol, al relámpago y al fuego. Actualmente sólo quedan algunas ruinas, como el Intilkala, el Baño del Inca y La Horca del Inca.

 

La subida al observatorio astronómico llamado la Horca del Inca, es muy interesante y en el camino nos encontramos a unas personas que nos explicaron cómo el sol se refleja de diferentes maneras en las piedras, y cómo algunas de ellas cuando se calientan o enfrían tienen cambios de volumen modificando el espacio que dejan entre ellas hasta el punto de dejar pasar o no a una persona. Actualmente se sigue celebrando la gran fiesta del nacimiento del sol en el solsticio de invierno (21 de junio).

 

Visitamos la Isla del Sol, y fue una gran experiencia. Solo se puede acceder a la parte sur ya que la comunidad del centro y del norte están en pugna y han bloqueado el acceso a las ruinas más importantes de la isla. A pesar de ello la isla sigue teniendo un ambiente muy especial. Tuvimos la oportunidad de realizar dos meditaciones muy potentes en el centro espiritual, una con una pareja de chilenos y la otra con una chica holandesa. Fue un gran privilegio.

Coche engalanado esperando la bendición en las puertas de la catedral de la Virgen de Copacabana

Vista de la isla del sol desde el mirador en el centro de la isla


3. El oriente

Al este se encuentra el Oriente, a una altitud mucha más baja y clima subtropical. La ciudad principal es Santa Cruz. Hasta hace unos años toda la riqueza del país se encontraba en el altiplano, actualmente, sin embargo, las grandes empresas y los mayores recursos se encuentran aquí y la población se ha desplazado produciéndose un crecimiento muy rápido de la ciudad.

 

A los habitantes de esta zona se les denomina Cambas y son principalmente mestizos o descendientes de Europeos. Se consideran totalmente diferentes al altiplano y hay una gran contraposición con los collas, e incluso quieren la independencia de Bolivia.

Niñas en el carnaval de Santa Cruz

Una plaza de Santa Cruz


3.1. Santa Cruz y La Chiquitanía

Santa Cruz es la ciudad de los anillos, ya que su crecimiento arquitectónico se ha organizado en anillos concéntricos. El centro es la plaza 24 de septiembre, donde, como es habitual, está la catedral y desde donde parten las calles organizadas en tablero de ajedrez. La plaza es lugar de encuentro de los lugareños, sobre todo al atardecer, cuando la fresca hace acto de presencia. Nos llamó la atención los vendedores ambulantes de café.

 

Llegamos para un par de días porque queríamos conocer la ciudad y visitar a Xavier Azkargorta que vive aquí. Es el antiguo seleccionador que llevó a Bolivia al mundial de futbol, y por tanto, más famoso que el Papa. Y fue un placer y un privilegio estar con él y su mujer. Ha escrito un libro sobre la hazaña futbolera pero que se aplica muy bien a los bolivianos y es muy interesante para tener una buena idea de Bolivia. Se titula "Difícil de entender e imposible de olvidar".

 

El tiempo se nos pasó volando y estuvimos más de una semana. En el hotel nos hicimos amigos de Cecilia y Roberto, y con ellos realizamos varias visitas por la ciudad y alrededores. Fue una gran experiencia. Lo único complicado en Santa Cruz es el tiempo tropical, mucha humedad, encima estuvo lloviendo durante nuestra estancia, y calor, a lo que se sumaban también los mosquitos. Este tiempo hace que los nervios se exciten y estemos nerviosos.

 

Una de las excursiones nos llevó a la la zona de la Chiquitanía. Son antiguas misiones donde los jesuitas potenciaron a los indígenas, enseñándoles, además, artesanía, sobre todo en madera y música. Se puede realizar dos recorridos, uno hacia el norte para visitar las iglesias de madera de S.Javier, Concepción, etc. Y otro hacia el oeste para visitar S. José de Chiquitos, la única iglesia construida en piedra. En esta ruta se completa con la visita al río termal de Roboré, la piedra de Chochís y el montasterio que está en la base, construido en honor a la Virgen por los que se salvaron milagrosamente en una inundación del río. Está decorado con maravillosas esculturas de madera realizadas por artistas de la zona. Tuvimos el gran privilegio de tener como guía a uno de los más importantes. Una gran persona, con gran sabiduría y muchísima humildad, Cesar.

 

Nos gustó mucho la agencia que nos llevó porque además de turismo, potencia la economía de la zona y nos transmitió toda su pasión por todo lo que visitamos, nos hizo sentirnos especiales llevándonos a hoteles muy exquisitos, llevó a un artista local para tocar el violín para nosotros... alucinante. La agencia se llama Natura Tours y el gerente Nelson Pacheco (+591 72158590)

Edificio en la plaza de armas de Santa Cruz

Iglesia de San José de Chiquitos


3.2. Samaipata

Samaipata es una ciudad a 120kms de Santa Cruz, unas 4horas en colectivo, a 1600m de altitud, por lo que el clima es bastante más agradable que en Santa Cruz. Entre los lugareños le han cambiado el nombre a "Sam-atrapa" porque muchos de los que vienen a visitarla acaban quedándose a vivir en ella, y casi también nos pasa a nosotros.

 

Llegamos la víspera de la Candelaria y tuvimos la oportunidad de participar en la fiesta, muy parecida a las fiestas de pueblos españoles con la misa, la procesión de la virgen, los altares, las canciones y encima ofrecían chocolate gratis a todos los asistentes.

 

Es un pueblo pequeño, muy curioso, también alrededor de la plaza central. Hay una zona con viñedos y bodegas donde degustar los caldos que se elaboran allí. Hay un refugio de fauna salvaje que lo ha puesto en marcha una familia suiza que se vino a vivir aquí (http://jachainti.com/es/).

 

Samaipata es famoso por el fuerte. Es una inmensa roca tallada que la atribuyen a los incas, pero posiblemente es muy anterior. Se sabe que tuvo fines ceremoniales pero está rodeado de misterio. Hay figuras grabadas que representan serpientes y pumas que son los animales sagrados en la cosmovisión andina, también hornacinas y gradas que parecen asientos y diferentes canalizaciones de agua. Su localización tampoco es accidental ya que está conectado con otras montañas cercanas. También han encontrado en una zona cercana un tunel, la Chincana, que se adentra en el interior de la tierra, está sin explorar y por tanto alimenta el misterio. El guía con el que fuimos nos contó que antes se podía andar por encima de la piedra, actualmente, sin embargo, han construido un recorrido para observarlo desde la distancia y así protegerlo de la erosión.

 

Desde Samaipata hay mucha oferta de turismo, desde el Parque Nacional Amboró, los Volcanes, treking varios por la zona, cascadas, etc.

 

Nosotros nos fuimos a visitar LA RUTA DEL CHE. Alquilamos un taxi en la plaza que nos llevó hasta La Higuera, el pueblecito de montaña donde mataron al Che Guevara el 9 de octubre de 1967, y posteriormente a Vallegrande, ciudad dónde está la lavandería del hospital donde lavaron su cuerpo y le hicieron la autopsia para certificar su identidad y también el Mausoleo que han construido en el lugar donde encontraron su tumba treinta años más tarde, junto con la de los guerrilleros que mataron con él. Aquí hay un pequeño museo y reportaje fotográfico en su memoria.

 

Fue un viaje muy emocionante y también duro. El recorrido dura varias horas por carreteras de montaña sin asfaltar, pero por la que también circulan autobuses de línea y vacas. Nos pudimos hacer una idea de cómo y por dónde anduvieron el Ché y sus compañeros los últimos días de su vida. En La Higuera, sobretodo, conectamos con ese espíritu revolucionario, de querer salvar el mundo, de dejar la vida en ello. Se nos removieron muchas emociones por dentro.

 

Y también en Samaipata fuimos a Ecotao, el centro de medicina integral de Juan Carlos Martinez. Fuimos a conocerlos y estuvimos veinte días con ellos. Una gran experiencia. Lo contamos en otro artículo del blog, si te interesa pincha aquí.

Fuerte de Samaipata, hornacinas talladas

En la escuelita donde mataron al Ché Guevara, actualmente museo


Hemos hecho un pequeño vídeo con las fotos de la excursión de la ruta del Ché. Si te apetece verlo, pincha aquí

3.3. Cochabamba

Cochabamba es la ciudad nexo entre el oriente y el altiplano, ubicada en un valle y a 2500 m de altitud, goza de eterna primavera. La guía no la ponía como una ciudad especialmente bonita pero a nosotros nos encantó. Nos pareció una ciudad moderna, con muchos espacios abiertos y jardines, con mucha vida. Es uno de los motores económicos de Bolivia.

 

Un lugar clave para visitar es el Cristo de La Concordia, el más alto del mundo, en el cerro de S. Pedro, desde donde se ven unas panorámicas impresionantes de la ciudad y de todo el valle. Hay un telesférico para subir al cerro pero estaba en obras cuando llegamos y fuimos en taxi. Otro cerro es el de San Sebastian, que nos llamó la atención por la cercanía del nombre, pero estaban en obras y no era recomendable subir.

 

Nos encantó la plaza 14 de septiembre en dónde está la catedral y los edificios del ayuntamiento y gobierno de la ciudad, y también el jardín botánico, los jardines de la familia alrededor del río. Además nos acercamos al palacio portales, mandado construir por el "rey del Estaño" Simón Iturri Patiño, con todo lujo de detalles y que no consiguió estrenar. En una de las salas había una exposición sobre Warisata, una escuela creada por y para los indígenas, pionera y diferente a todo lo anterior, con programas de estudios muy cercanos a las necesidades de las comunidades. Fue la clave para la revolución cultural que se dio en Bolivia y para abandonar el sistema feudal de servidumbre por parte de los indígenas.

 

También fue curioso encontrar en Cochabamba un centro de terapias alternativas, Luna Mandala, en el que participamos en varias meditaciones y celebramos la luna llena en un círculo mixto, compartiendo con personas muy interesantes y que parecía que conociéramos de toda la vida. También encontramos un restaurante vegetariano, Copal, en el que nos sentimos en casa.

Catedral en la plaza 14 de septiembre

Uno de los jardines con la representación del Cristo de la Concordia


4. Cuenca del Amazonas

La tercera parte, que también entraría dentro del Oriente es la zona amazónica, compartida con Brasil y Perú. Abarca el 66% de la superficie del país con las cuencas del río Beni y del Marmoré como más importantes.

 

Un destino turístico muy popular es Rurrenabaque. Se puso de moda hace unos años, sobre todo entre el turismo israelí, debido al libro autobiográfico que cuenta la aventura de un paisano que se perdió en la selva en 1981. Las ofertas turísticas te llevan unos días a la selva y/o a la pampa. Nosotros estuvimos tres días y dos noches en ésta última.

Cuenca del río Yacuma en Rurrenabaque

Pasamos unos días alucinantes, nos acompañó hasta el tiempo. Tuvimos la gran suerte de tener tres días de sol cuando hasta entonces había estado lloviendo y después hubo inundaciones.

 

Hemos hecho un pequeño vídeo con nuestra visita, te animamos a verlo. Pincha aquí


Los animales parecía que estaban donde tocaba porque pudimos ver de todo, desde Boas y serpientes, una tarántula, pájaros de todo tipo, caimanes y cocodrilos, e incluso nadamos con los delfines rosados (bufeos) y uno de ellos se acercó a mi pie. Fue sorprendente porque pensé que había tocado una piedra con musgo, y muy emocionante. Los monos amarillos (chichilos) nos observaron curiosos y los aulladores nos despertaron por la mañana.

En barco por las pampas del rio Yacuma

Mama Chichilo con su bebe observándonos curiosos


Bueno, y este ha sido parte de nuestro viaje por este espectacular y sorprendente país. Esperamos que con este artículo podáis también disfrutar tanto como nosotros lo hemos hecho. Gracias por acompañarnos, gracias por vuestra energía, gracias.


Escribir comentario

Comentarios: 0