7. Nazca e Ica y canoping en Lunahuaná

Desde Lima hicimos una excursión de dos días a Nazca e Ica. Nos quedamos un poco cortos, habría sido interesante estar al menos un día más en Nazca.

 

Hemos sobrevolado las líneas de Nazca y hemos visto los dibujos. Hemos entendido muchas cosas y hemos descubierto muchas otras.

 

Después subimos a Ica, visitamos las bodegas de Pisco, y el oasis de Huacachina. La oferta también incluía Paracas, pero nos las saltamos.

 

Otro día salimos desde Lima y nos acercamos a Lunahuaná, donde tuvimos una gran experiencia de rafting


1. Nazca

Para terminar nuestro recorrido por Perú nos dirigimos al sur, hasta Nazca e Ica. Contratamos la excursión en Lima, y hablando con la dueña de la agencia nos la fue adaptando a lo que queríamos. Fue muy divertido. La agencia era muy particular, la llevaba una chica Hatiana, por tanto de color, cosa que no es habitual en Perú. Nos encantó.

 

Nos ilusionó viajar con la compañía La Cruz del Sur, habíamos oído hablar tanto de ella. Los autobuses son excepcionales, y el servicio también. Nos ofrecieron café y te y unas galletas. El problema fue que pensamos que también nos daban algo para comer y no fue así, el autobús se retrasó y llegamos a Nazca justo para montarnos en la avioneta con la que íbamos a sobrevolar las líneas de Nazca. Y quizá fue lo mejor, porque si hubiéramos comido, igual.... el mareo habría sido peor.

Con la dueña de la agencia en la que contratamos la excursión a Nazca e Ica

Estructura curiosa que vimos desde el autobús en el camino a Nazca


En el aeropuerto tuvimos que pesarnos y firmar un documento para la seguridad. Nos estaban esperando, así que casi directamente nos montamos en la avioneta. Viajamos con otros dos chicos americanos. En la avioneta nos dieron cascos para evitar el ruido y para poder oir las explicaciones del guía.

 

No nos dio mucho tiempo a pensar, pero la avioneta impresiona un poco. Y el piloto nos avisó de que había un poco de viento. Más vale que no habíamos comido porque me mareé un poco, tenía un día un poco raro ya que venía un poco mareada del autobús.

La avioneta en la que nos montamos

Dentro de la avioneta, a punto de despegar


El guía nos fue explicando las figuras que teníamos que ver, y el piloto iba dando vueltas por encima, para que las viéramos desde un lado y también desde el otro. Era bastante fácil ver las figuras, lo difícil era hacer fotos lo suficientemente buenas en las que se viera algo.

 

Fue increíble ver las líneas desde el aire, el mono, el colibrí, la araña, etc.  Sorprendente. Son dibujos que se ven mejor desde el aire debido a su gran tamaño, por ejemplo el mono mide 135m, el pájaro 300m, la araña 47m.

 

Pero lo que no sabíamos es que no solo hay figuras, además hay dibujos geométricos y miles de líneas rectas en toda la zona. Incluso algunas tienen hasta 250km de longitud. Abarcan un área de 500 km2 e incluso algunas llegan hasta 800km2

Rectángulo grande y otras líneas geométricas

A la tarde, en la ciudad, estuvimos visitando una exposición en el planetario Maria Richie en el Hotel Nasca. María dedicó buena parte de su vida, más de 50 años, a estudiar y recuperar las líneas de Nazca. Muchas veces lo hizo gracias a sus propios medios y pasando miles de horas de campo, lo que la llevó a quedarse ciega al final de su vida.

 

Gracias a su dedicación y a sus esfuerzos fueron declarados por la Unesco, en 1994, Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

Las líneas están hechas a base de eliminar la capa de superficie que es de color rojo cobrizo, y profundizar de unos 5 a 10cm, siempre menos de 30, dejando a la vista la capa inferior de un color más amarillento. Tenían una gran técnica para dibujarlas, para que fueran rectas, las marcaban a base de poner unas estacas en el suelo, y los dibujos los hacían a escala de unas plantillas más pequeñas. La preservación de las mismas se debe al clima, es muy seco y también con poco viento.

 

Parece que se hicieron entre 200 a 600 años a.C. durante la época de la cultura Nazca. Muchas de ellas habrían sido utilizadas muchas veces, y otras se habrían realizado en diferentes épocas.

Figura del mono dentro de la línea azul. Al lado hay otras figuras, una de ellas con muchas líneas en zig-zag

Nos contaron que la explicación más aceptada actualmente es que muchas de las líneas están dirigidas hacia planetas y estrellas importantes del cielo, como un gran calendario, y que los animales podían estar relacionados con rituales religiosos.

 

También otra de las explicaciones las relaciona con rituales relacionados con el agua. Se han encontrado ofrendas en algunas líneas, y parece que tienen conexión con un sistema de canales de agua subterráneos. Esta cultura, la Nazca, vive en un lugar muy desértico y ha sido capaz de traer agua desde las montañas y conseguir convertirla en un lugar habitable y donde se puede cultivar.

 

Por tanto, el agua ha sido fundamental para ellos.

 

En un tiempo se relacionó con pistas de aterrizaje para extraterrestres, pero parece que esta teoría está rechazada porque no parece probable que una nave espacial necesite una espiral o líneas en zig-zag para aterrizar, ni formas de animales.

Figura denominada astronauta, en la ladera de una pequeña montaña

Nos encontrarnos con que hay muchas más cosas para visitar además de las líneas, relacionadas con la cultura Nazca que se desarrolló hasta el año 500 d.C., pero como sólo íbamos a estar un día nos quedamos con las ganas. Dentro de estos atractivos están:

 

- Sitio arqueológico DE CAHUACHI, capital de la cultura Nazca y uno de los más grandes en pirámides y plazas de la época prehispánica.

 

- Acueductos de Cantalloc, canalizaciones de agua que permitieron traerla desde las montañas para irrigar toda esta zona desértica, muchos de ellos todavía siguen en uso. Tienen unos pozos de ventilación en forma de espiral para poder acceder y así coger agua y limpiarlos. Y parece que estos pozos consiguen una forma muy original de impulsar el agua, gracias al viento que se cuela por él.

 

- Paredones de Cantalloc, donde se pueden observar restos de casas y edificaciones antiguas

 

- Cementerio de Chauchilla, donde se pueden observar momias en un excelente estado de conservación

Plaza de armas de Nazca, vista desde el aire

Parte del valle donde se encuentra Nazca y las líneas


La ciudad de Nazca se encuentra en la carretera Panamericana, siendo un nudo importante en las comunicaciones. De hecho la construcción de dicha carretera destrozó algunas líneas y dibujos.

 

Actualmente consta con unos 41.000 habitantes. Fue una ciudad muy próspera aunque en cierta decadencia debido al poco apoyo al turismo y a que ha sido destruida en varias ocasiones debido a seísmos de gran intensidad, el último de 8,8 en 1996. Como ya hemos comentado se encuentra en un área desértica, pero tiene gran auge en la agricultura debido a las canalizaciones de agua desde tiempos de la cultura nazca, que permiten que llegue el agua a la zona. Nos sorprendió ver muchas empresas con capital chileno.

 

Estuvimos alojados en un hotel a las afueras del pueblo, a unos 15min caminando de la plaza de armas. Estaba bien, pero no lo recomendamos, así que no ponemos su nombre, ya que no nos gustó el trato que nos dieron.

 

Tienen una avenida peatonal, la avenida Bolognesi que conecta la entrada a la ciudad, donde se encuentra la estación de autobuses, el hotel Nazca y el planetario Maria Rieche, con la plaza de armas. Esta calle está llena de restaurantes, tiendas con objetos para turistas y también algunos supermercados. En las calles paralelas hay mucha actividad comercial, con el mercado y muchas tiendas y puestos callejeros.

 

La plaza de armas, muy agradable, tiene representados en el suelo, los dibujos de las líneas Nazca.

Plaza de armas de Nazca

Plaza de armas con los dibujos de las líneas de Nazca


2. Ica y las bodegas de Pisco

Después de pasar el día en Nazca y dormir allí fuimos a Ica, otra vez con los autobuses Cruz del Sur. En el camino se puede observar grandes contrastes climáticos y geográficos. Están los espacios desérticos, y también las tierras fértiles de los valles, gracias a las canalizaciones de agua. 

Fértiles valles

Montañas desérticas llenas de curvas


Al llegar nos vino a recoger otro guía, muy agradable, que nos llevó a visitar una bodega tradicional de Pisco, el aguardiente típico peruano obtenido a partir del vino. Como era la hora de la comida y en la bodega tenían un buen restaurante aprovechamos para disfrutar también de unos buenos platos de comida peruanos.

Tienda-recepción de la bodega de Pisco, El catador.

La bodega El catador, fue fundada en 1856, y mantiene las Instalaciones que reflejan la historia del Pisco y cómo es la tradición artesanal de la elaboración del mismo desde sus inicios en el siglo XVl, gracias a las viñas introducidas por los españoles. Nos enseñaron las instalaciones y nos contaron su proceso de elaboración.

 

Primero se recolecta la uva muy madura, incluso pasa y se pisa, todavía en muchos lugares de forma tradicional. Se deja fermentar con los hollejos después de despalillar. Pasados unos 8 a 10 días se realiza la destilación en alambiques de cobre. El líquido obtenido, después de eliminar la cabeza y la cola, se guarda en unas vasijas de barro cocido de forma cónica, como se puede ver en la foto, durante unos 3 meses antes de ser embotellado.

Alambique de destilación del vino para preparar el pisco

Cubas de barro donde se envejece el pisco


Pudimos degustar algunos de los vinos que elaboran, además de los piscos. Uno de ellos nos llamó mucho la atención, se llama "Perfecto amor" y tiene su nombre porque es muy dulce al principio y deja un cierto regusto amargo al final. Curioso, no coincidimos mucho con esta definición del amor, quizá para nosotros le falta un poco de picante y le sobra amargor.

 

Y por si no lo sabéis, el pisco es una de las bebidas típicas de Perú, pero más en su versión coctail, el pisco sour. Además, ahora se hace también a partir de piscos mezclados con otras frutas como maracuyá o mango, etc.

Plaza de armas de Ica

Municipalidad de Ica


Ica es una ciudad más grande que Nazca y también más ruidosa. Estábamos alojados en un hotel muy agradable en las afueras y con un motocarro-taxi nos acercamos hasta la plaza de armas.

 

En la plaza nos encontramos que estaban los mostradores de una pequeña feria del libro, así que cotilleamos y seguimos camino por las calles de alrededor.

 

Queríamos probar más vino y pisco y entramos en una bodega que encontramos en una de las calles laterales. Pedimos vino blanco, pero era tan tan dulce, que sólo pudimos beber un poco y nos llevamos la botella, nos vino bien más tarde.

Hotel y edificio de Ica

Puestos callejeros en Ica


También visitamos el oasis y la duna de la Huacachina, que se encuentra en los alrededores de Ica. Allí ofrecen la opción de pasear en buggy por el desierto, pero no nos apetecía y aprovechamos a dar un agradable paseo alrededor de la laguna de color verde.

Laguna del oasis de Huacachina

Buggies para andar por el desierto


En el hotel, a la hora del desayuno, nos encontramos unas tacitas con mensajes muy interesantes, os dejamos una foto con una que nos da muchos ánimos para seguir viajando: "Viajar es añadir vida a la vida".

Después de estos dos días tan agradables en Nazca e Ica, volvimos a Lima y de allí ya empezamos a cerrar nuestro viaje en Sudamérica. Antes de ello quedamos con unos amigos, Aitor y Marlene, y nos llevaron a Lunahaná para pasar el día y hacer deporte de aventura. 

3. Lunahuaná

Es una ciudad a 3 horas al sur de Lima ideal para el deporte de aventura. Al llegar a la plaza de armas nos salieron al paso varias agencias ofreciéndonos sus ofertas entre las que se encuentran cuatrimoto, canotaje, rapel y canopy. Nosotros elegimos el canotaje, después daríamos una visita guiada por la ciudad y alrededores y para terminar el canopy.

 

Igual te has preguntado que significan estas palabras y qué es lo que íbamos a hacer. A mi me pasó algo parecido, resulta que canotaje es lo mismo que rafting o descenso de aguas bravas. Yo no soy muy acuática y siempre me ha dado respeto el rafting, pero como nadie habló de eso, cuando me vi con el casco y la embarcación, ya no había vuelta de hoja. Como se dice, directamente al agua, y lo disfruté un montón, también fui la que más grité, ¿pero no está hecho para eso?

Preparados para hacer canoping, o sea rafting

Puente sobre el río cañete en el que se hace canoping


Después, comimos de maravilla en el restaurante Los Faroles, que nos aconsejaron en la agencia, y nos fuimos a visitar Lunahuaná.

 

Entramos en la iglesia de Santiago Apostol en la plaza de armas, muy bonita. En la visita vimos imágenes muy curiosas y muy típicas peruanas.

Plaza de Santiago en la plaza de armas de Lunahuaná

Paisano con el carro de caballos en Lunahuaná


Mujer con su tenderete de productos típicos

Nos llevaron a las bodegas Viña Los Reyes y Catapallá, donde nos explicaron como se destila el pisco y nos lo dieron a probar. Ya lo habíamos probado en Ica, aquí nos lo volvieron a contar, y vimos los alambiques donde lo destilan.

 

También visitamos a un apicultor donde aprendimos un poco más sobre las abejas y finalmente nos llevaron a la casa encantada, una casa abandonada donde dicen que está habitada por fantasmas. No nos gustó mucho, no nos planteamos si era verdad o no, nos pareció una forma curiosa de encontrar entretenimiento para los turistas.

 

Además, había la opción de dar un pequeño paseo en caballo, pero estaban tan delgados que daban pena por lo que estuvimos esperando tranquilamente a que terminaran.

 

Cuando terminó el paseo nos dimos de cuenta de que se hacía tarde para volver a Lima, así que abandonamos la idea del canopy o tirolina.


Bodegas de pisco, a la izquierda los alambiques para la destilacion de los mostos para dar los pisco, que se pueden ver las botellas en la fotografía de la derecha

Pasamos un día muy agradable y así celebramos de forma solemne el 1 de mayo, día del trabajador. Muchas gracias a Marlene y a Aitor, muy buenos anfitriones, y sin ellos no habríamos venido a este lugar y ha sido espectacular

Aitor y Josemi en Lunahuaná

Atardecer en Lunahuaná


Volvimos a Lima cansados pero muy contentos, y con una buena guinda para terminar nuestro viaje por sudamérica. Pero aún nos queda por contaros todo lo que hicimos y vimos en la capital de Perú. Si quieres saber sigue leyendo:

 

Volver al artículo general de Perú: Perú imprescindible. Qué ver y qué hacer
Ir al artículo 1.Puno y alrededores. Lago Titicaca
Ir al artículo 2.Chivay, Arequipa y el valle del Colca
Ir al artículo 3.1. Cusco
Ir al artículo 3.2. Cusco y el Valle sagrado
Ir al artículo 3.3. Machu Picchu
Ir al artículo 3.4. Cusco y la montaña de siete colores
Ir al artículo 4.Trujillo, Huanchaco y las culturas de la costa norte
Ir al artículo 5.Huaraz y la cordillera blanca
Ir al artículo 6.Iquitos y la selva amazónica
Ir al artículo 7.Nazca e Ica y canoping en Lunahuaná
Ir al artículo 8.1 Lima 1: Centro histórico, barrio chino, circuito mágico del agua, distrito del Rímac
Ir al artículo 8.2. Lima 2: Distritos de San Miguel, Miraflores, Barranco


Escribir comentario

Comentarios: 0