Europa, ¿unión de religiones?

Figura de una brújula en el parque Vigeland en Oslo

Seguro que os sorprende el título del artículo. Esa es la intención.

 

A nosotros nos ha sorprendido la cantidad de religiones que nos hemos encontrado en Europa.

 

Y ciudades en las que, en menos de 500m, hay edificios de varias de las religiones principales.


Vivimos en un país en el que la religión predominante es la católica, por mucho que nos presentemos como laicos. El paisaje que se dibuja en los pueblos y ciudades son iglesias, catedrales, ermitas, y es el sonido de las campanas las que marcan el ritmo. Y nuestra gran sorpresa ha sido encontrarnos con una gran mezcla de religiones en toda Europa.

Hay muchas ciudades en las que coexisten varias religiones. Nos ha sorprendido que, incluso en la misma plaza, se encuentran iglesias católicas, cristiano-ortodoxas, de la iglesia rusa, griego-ortodoxo, protestantes, sinagogas y/o mezquitas.

 

Y nos viene a la cabeza una pregunta inevitable. ¿Ha sido posible la convivencia entre diferentes religiones? ¿Cómo lo han hecho en estas ciudades, en estos pueblos?

Figura del parque Vigeland en Oslo

¿Qué supone la religión? ¿Cómo la vivimos?

¿nos ayuda a vivir y nos eleva? ¿supone una carga y nos comprime?

 

Hay mucha controversia en relación a este tema y cada uno podemos tener opiniones muy diferentes. En nombre de la religión se han hecho, y se siguen haciendo, muchas guerras y hay mucha destrucción, y creemos, que ésto no es religión sino manipulación.


Nos gustaría que la religión fuera ese camino que nos conecta con la divinidad, con ese algo, llámale como quieras, que hace que todo esté conectado, que el Universo funcione como un todo, desde las estrellas, los planetas, hasta las células y los elementos subatómicos.

 

Un camino que nos permita conectar con nosotros mismos, con nuestra fuerza y poder interno y, a través de él, con los otros, con las demás personas y seres que comparten nuestra existencia. Una vía a través de la cual encontramos nuestra esencia, que es un reflejo de la luz del Universo o de Dios, y nos ayuda a mostrarlo al mundo.

Figura del parque Vigeland en Oslo

Queremos y pedimos que las religiones nos permitan encontrarnos y vernos como seres humanos y seres perfectos que somos.

 

Y anhelamos religiones que tiendan manos, que se conecten con el corazón, con la esencia y dejen de fijarse en las diferencias que separan y dividen.


En nuestro recorrido por Europa hemos ido entrando en muchos de los edificios religiosos que nos hemos encontrado abiertos. Unos nos han gustado más que otros, pero en todos hemos encontrado un espacio para el recogimiento, para encontrarnos con nosotros mismos, para poder parar y salirnos un poco de las prisas externas.

 

Y nos ha gustado ver los diferentes edificios religiosos en la misma ciudad, en la misma plaza, en convivencia. Y hemos pensado que la convivencia es posible, que podemos sumar en las diferencias. Y nos lleva a recordar esa experiencia de compartir entre religiones en el Foro espiritual que se celebra cada dos años en Estella, Navarra.

Foro espiritulal de Estella 2018

Y nos acordamos de un pequeño cuento que leímos hace mucho tiempo y que siempre nos ha hecho reflexionar:

 

"Un nieto preguntó a su abuelo sobre cuál era la religión verdadera. El abuelo le explicó que para llevar el algodón hasta el almacén había varios caminos. Uno era más largo, pero más cómodo. El otro era más corto pero había que subir la montaña. El otro tenía más piedras. Pero, realmente, el camino no tenía ninguna importancia, lo que realmente se valoraba era la cantidad y calidad del algodón que se entregaba en el almacén"


Ojalá cada el camino que sigamos nos haga ir mejorando la calidad y cantidad de nuestro algodón. Ojalá tendamos la mano a la persona que está a nuestro lado, independientemente de la religión y de cualquier cosa que nos diferencie. Ojalá entre todos construyamos el cielo en la tierra. Ojalá las religiones nos ayuden a ello.


Escribir comentario

Comentarios: 0