Como aprovechar lo que nos ocurre

Piscina en la finca el camino, La Moheda de Gata, Extremadura

En este artículo os vamos a presentar una experiencia que nos ha parecido muy curiosa y que puede ser un gran ejemplo de cómo aprovechar en nuestro beneficio lo que aparentemente parece malo o desventajoso.

 

Se trata de aprovechar un cable de alta tensión para depurar el agua de una piscina. Suena raro, ¿verdad? Pues como puedes ver en la foto de la izquierda el agua está totalmente limpia y transparente, estamos en invierno y no se está filtrando ni tratando.


Estamos en la casa de unos amigos en Extremadura. Nos contaron cómo construyeron una piscina, pero los cables de alta tensión pasan justo por encima. 

 

Los que estamos un poco preocupados por la salud sabemos la influencia que pueden tener ya que crean campos electromagnéticos a su alrededor. De hecho, nuestros amigos colocaron una brújula debajo de las líneas y se descontrolaba por completo.

Piscina con la línea de alta tensión por encima

Para paliar el efecto han hecho varias cosas:

 

En primer lugar han colocado unos cables de conexión a tierra en cada una de las esquinas, lo que permite que el agua pueda tener una descarga a tierra de toda la carga eléctrica de la que se pueda cargar, tanto de los cables como de las personas u otras influencias.

 

Utilizaron unos testers y comprobaron cómo los cables tenían corriente, por lo que la medida es efectiva.


Pirámide en la esquina de la piscina con los cables de toma de tierra

También colocaron en cada esquina una pequeña pirámide de cuarzo con sus caras orientadas a los cuatro puntos cardinales.

 

Las pirámides tienen efectos positivos sobre la salud, son capaces de armonizar la energía.

 

Cuando terminaron de orientar la última pirámide observaron que la brújula volvía a orientarse al norte magnético, dejando de tener influencia de los cables de alta tensión.

 

 


Y no acaban aquí los efectos que han encontrado, resulta que en vez de tener efectos negativos ahora les está ayudando. Casi de casualidad, han descubierto que se está produciendo un efecto de electrolisis en la piscina que es la que depura el agua. Las sales provienen naturalmente del agua con el que se ha llenado la piscina, y la pequeña cantidad de cloro que añaden de vez en cuando actúa como catalizador.

 

El agua tiene un cierto toque salino, como el de otra piscina que conocemos que se depura con el efecto de la electrolisis. La cantidad de sal va disminuyendo porque posiblemente las sales también son menores ya que el agua sólo la renuevan para paliar la que se va evaporando.

 

La piscina dispone de unos filtros para limpiar el agua, pero en invierno solo funcionan puntualmente para evitar que las bombas se estropeen, y como se puede ver en las fotos, el agua está perfectamente limpia y las paredes sin algas.

 

¿Y cómo se les ocurrió? Se hicieron la pregunta y se abrieron a la respuesta. Es decir, no se quedaron bloqueados en la pregunta e hicieron caso a las respuestas que aparecieron en su mente sin juzgarlas, permitiéndose experimentarlas.

Vivimos en un momento en el que la dualidad se está potenciando a todos los niveles. Todo se está polarizando, lo bueno, lo que puedo aprovechar, lo que me ayuda, y lo malo, lo que no quiero, lo que me hace daño.

 

Pero esto no nos ayuda, si algo consideramos malo no lo podemos aprovechar, y quizá como vemos en este ejemplo, también a eso le podemos dar un uso, le podemos sacar un beneficio para nuestra vida.


Y aquí viene nuestra reflexión, ¿hay algo en tu vida que consideras malo? ¿Puedes hacer algo para que se convierta en algo favorable para ti? ¿qué puede ser? ¿cómo lo puedes hacer?


Escribir comentario

Comentarios: 0